Turistas en el aeropuerto de Arrecife de Lanzarote esperan para recoger un coche de alquiler. / Carrasco

La Semana Santa ocupa todos los coches de alquiler de Canarias pese a crecer la flota un 127% desde mínimos

El sector advierte de que los turistas que lleguen a partir de mañana van a tener problemas para encontrar un vehículo. Las empresas han conseguido aumentar flota y el archipiélago cuenta ya con 50.000 unidades frente a los 22.000 que hubo al irrumpir la covid

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La buena marcha del sector turístico esta Semana Santa, con ocupaciones próximas al 90% e incluso superiores dependiendo de la zona, ha llevado al sector del 'rent a car' de Canarias a poner el cartel de 'no hay coches disponibles' durante casi todo el período vacacional. Hasta ayer había aún cierta disponibilidad pero a partir de mañana aquellos turistas que lleguen a las islas sin reserva se van a encontrar con «problemas» para lograr coche de alquiler, según indica Roberto Dávila, secretario general de la Asociación de Empresas Canarias de Alquiler de Vehículos (Aecav, que integra a las grandes emprsas) y también CEO de la empresa Avis.

Las islas de Lanzarote y Fuerteventura fueron las primeras que colgaron el cartel de «lleno» pero los 'rent a car' apenas han movido este año vehículos entre islas por el elevado coste del transporte marítimo. Como indica Dávila, llevar un coche de una isla a otra para cubrir un pico de demada puede tener un coste de 300 euros, el doble que hace un año. «Se espera además una mayor subida del precio de los billetes por el alza del petróleo», apunta.

Los problemas de disponibilidad de vehículos se producen a pesar de que las cerca de 300 empresas que operan en las islas han hecho un gran esfuerzo en los últimos meses por aumentar flota para atender la demanda creciente de turismo tras la sexta ola de la pandemia. Los 'rent a car' han aumentado en los últimos meses un 40% la oferta de vehículos disponibles, que hoy asciende a a 50.000 unidades frente a las 35.000 que había a finales del año pasado. Frente a las 22.000 unidades que quedaron tras el adelgazamiento al que se vio obligado el sector tras irrumpir la covid el alza es de un 127%. «La Semana Santa ha sido el despertar del sector turístico de Canarias. Esperábamos buenas cifras aunque no un crecimiento tan bueno», indica Dávila, que asegura que las empresas de alquiler han hecho todo lo posible por aumentar sus flotas pero la situación sigue siendo díficil.

«Antes de la guerra la situación ya era complicada por la falta de componentes que estaba retrasando la fabricación de vehículos, con la guerra todo se ha recrudecido», advierte Dávila. Según apunta, las empresas «están comprando lo que pueden y lo que hay por ahí». «Es como el caramelo a la puerta de un colegio, todos lo queremos y nos peleamos por ello», indica el secretario general de Aecav para apuntar gráficamente cómo está la situación.

Pese al alza del 127% de la flota disponible aún falta para alcanzar los niveles óptimos en las islas para atender toda la demanda. Según apunta Dávil, sería necesario que los vehículos de 'rent a car' aumentaran de los 50.000 actuales a 65.000. Mientras tanto, el 'gap' entre oferta y demanda será de un 30% en los períodos de mayor pico.

En esta situación, para el verano si se cumplen las previsiones turísticas actuales se prevé un «verdadero problema» con los coches de alquiler. De hecho, las empresas de 'rent a car' están aconsejando a los turoperadores que sus clientes vengan con las reservas de coche hechas con antelación. «Si no lo hacen se van a encontrar con el problema de que no van a tener coche», indica Dávila.

Los precios suben en Canarias y ya no bajarán

El 'gap' o desajuste entre oferta y demanda provoca que los precios suban. Esta Semana Santa los precios de alquiler de coches están un 20% por encima de igual período de 2019 aunque están por debajo de las pasadas Navidades. Según apunta Dávila, el incremento que se ha producido en los 'rent a car' de Canarias ha venido para quedarse debido al aumento de costes generalizado y que provoca que hoy la adquisición de un vehículo sea un 13% superior a hace un año. « El alquiler de un coche en Canarias para una semana a 200-220 euros es un precio razonable y aquí se quedará de media aunque pueda subir en momentos puntuales», indica Dávila, que asegura que atrás queda el precio de 125-135 euros a la semana de antes de la covid.