La 'gran dimisión' apenas se deja sentir en Canarias por el alto paro: la rotación laboral es del 13,6%

La dificultad para dejar un trabajo y encontrar otro con facilidad y mejorar las condiciones son las razones del menor número de bajas voluntarias en el archipiélago. El desempleo en las islas roza el 20% frente al 3,7% de EE. UU, donde la 'gran renuncia' es un problema

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El fenómeno que se está produciendo en el mercado laboral de todo el mundo a raíz de la pandemia y que se conoce bajo la denominación de la 'gran renuncia' o la 'gran dimisión', por el que numerosos trabajadores deciden abandonar su empleo para buscar otro con mejores condiciones apenas tiene incidencia en el archipiélago. Así lo recoge un informe sobre la rotación laboral en el mercado de trabajo publicado ayer por la empresa Randstad y que viene a confirmar las impresiones que tenían las organizaciones patronales de las islas que apuntaban que la gran renuncia apenas estaba teniendo impacto en el archipiélago debido a la alta tasa de paro, próxima al 20%.

«Con un porcentaje de desempleo tan elevado poca gente abandona un trabajo con la idea de encontrar otro mejor», indica el vicepresidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), José Cristóbal García. Señala que que el mercado laboral de las islas no tiene nada que ver con el de Estados Unidos, donde el fenómeno es creciente. «Allí apenas hay paro, la movilidad laboral es mucho mayor. En las islas es testimonial», asegura.

El informe de Randstad recoge que Canarias es la tercera comunidad autónoma con el nivel de rotación laboral más bajo del Estado, con un 13,6% de media anual. La rotación se calcula teniendo en cuenta la proporción de trabajadores que dejan la empresa por su propia voluntad y el número de empleados que tiene la empresa. A nivel nacional, la media es de un 17%, con las comunidades de Andalucía, Navarra y Murcia, con un 23,7%, 23,2% y 22,7%, respectivamente. A la cola están País Vasco, con un 9,1%; la Comunidad Valenciana (11,7%) y Canarias (13,6%).

La secretaria de Salud Laboral y Sostenibilidad de CC OO en Canarias, María del Carmen Marrero, considera que aunque no se dé en cifras elevadas en Canarias este fenómeno, también se está produciendo debido a las condiciones laborales que muchos trabajadores tienen en las islas. Según apunta, el 54% de los trabajadores está desmotivado en su puesto de trabajo «porque no se dan los medios, los salarios no son dignos o no pueden conciliar su empleo con la vida familiar».

En su opinión, no hay más dimisiones porque las posibilidades de encontrar un empleo mejor no son elevadas. El sector servicios es el que tiene más peso en la economía, con lo que es difícil, encontrar trabajo en otro sector con facilidad y las condiciones son similares entre una empresa y otra. El margen de mejora en las islas es más reducido.

Al contrario de lo que ocurre en Canarias, son precisamente las mejores condiciones laborales y salariales de los trabajadores del País Vasco lo que explica que esta comunidad tenga los niveles más bajos de rotación laboral. «No tienen esa necesidad de buscarse algo mejor», indica.

En el último año, en el 38,5% de las 4.800 empresas que han formado parte del estudio aumentó la rotación laboral, en un 6,5% de los casos bajó y en un 55% se mantuvo estable. De cara a 2023, una de cada cuatro empresas prevé que aumente la rotación laboral. En la hostelería, que es donde más ha crecido en el último año, es donde más se prevé que se incremente en 2023.