Condenados tras reconocer que captaban y prostituían a mujeres

Los dos acusados, de nacionalidad cubana, cumplirán 11 y ocho años de cárcel tras el acuerdo alcanzado con la Fiscalía Provincial de Las Palmas

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

Una pareja de acusados de nacionalidad cubana reconoció ayer que captaron y obligaron en Gran Canaria a prostituirse a mujeres procedentes de Venezuela durante el año 2018 y fueron condenados en firme por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas. Según el acuerdo de conformidad alcanzado con el fiscal Mario Hernanz, cumplirán ocho y 11 años de cárcel en vez de los 20 y 27 que interesaba en primera instancia en su escrito de acusación.

Según los hechos reconocidos, esta pareja captaba a las mujeres a través de las redes sociales, les pagaba el billete hasta Gran Canaria y una vez en Telde, les obligaba a ejercer la prostitución hasta saldar la deuda que involuntariamente habían contraído con ellos. Así lo aseguraron cuatro venezolanas, quienes, en algunos casos, no sabían hasta llegar a la vivienda que los acusados tenían alquilada en el municipio que iban a tener que practicar relaciones sexuales con los clientes porque si se negaban recibirían un disparo en las piernas.

U.S.M. prometía a las denunciantes trabajos de otra índole o grandes sumas de dinero por prostituirse en Gran Canaria y, debido a la delicada situación económica en la que se encontraban en sus residencias por aquel entonces (Colombia, Venezuela y Madrid), estas aceptaban la propuesta y accedían a viajar a la isla.

Sin embargo, una vez en Telde, la pareja les quitaba el pasaporte para que no pudiesen escapar y les obligaba a aceptar unas condiciones que consistían en que la mitad de lo recaudado iría para ellos. Además, ese trabajo serviría para saldar la deuda contraída en los gastos del viaje y si se negaban, U.S.M. las amenazaba con un tiro en las piernas con un arma que era falsa.

La obligó a practicar sexo con él bajo amenaza de picarla y tirarla al mar

En los hechos reconocidos ayer por los dos acusados se detalla que, incluso, una de las supuestas víctimas aseguraba que el varón, de 34 años, la obligó a mantener relaciones sexuales completas con él en su vivienda, y amenazó con picarla y tirarla al mar si llegaba a decirle algo a su pareja, la también procesada M.C.Q.

U. S. M. está en prisión provisional por este procedimiento desde el 28 de septiembre de 2018, mientras que su pareja, aunque también estuvo en la cárcel desde ese mismo día, salió el 1 de abril de 2020.

Ambos han sido condenados por cuatro delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, todo ello ante el Tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas.