En la imagen, Ayoze del Cristo Bordón junto a su letrado Eduardo López Mendoza. / C7

El Supremo rebaja a tres años la condena por atropellar a un vecino

La Sala Segunda estima que hubo dilaciones indebidas muy cualificadas en el procedimiento y, además, el acusado reparó el daño

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

La Sala Segunda de Tribunal Supremo estimó parcialmente el recurso interpuesto por la defensa de Ayoze del Cristo Bordón, condenado por haber atropellado a conciencia a un vecino, y rebajó la condena impuesta en su día de cinco a tres años de cárcel.

El fundamento de la decisión adoptada por la Sala, que tuvo como ponente al magistrado Javier Hernández García, radica en una cuestión técnica planteada por el letrado de la defensa, Eduardo Carlos López Mendoza, que alegaba en su escrito una defectuosa individualización y graduación de la condena inicialmente impuesta por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas.

El fallo hace algunas reflexiones en cuanto a la aplicación de penas en procedimientos de larga duración -la instrucción se extendió durante ocho años en primera instancia y dos más en la casación del Supremo-. Indica que se deben de tener en consideración las circunstancias personales que han concurrido, no solo por la dilación indebida y no justificada que implica en este caso una atenuante muy cualificada, sino también el cambio en las circunstancias personales del condenado tras más de 10 años de los hechos.

El condenado arrolló al denunciante en dos ocasiones tras una discusión de tráfico en el barrio de Las Huesas

«Apreciamos no solo dilación extraordinaria sino también elementos de especial desmesura pues, como apuntábamos, la mitad del tiempo transcurrido entre la incoación del proceso y la sentencia definitiva se explica por graves disfunciones de ordenación procedimental», destaca el fallo del Supremo.

También hace mención la sentencia que el acusado estuvo cuatro meses en prisión preventiva y, además, reparó el daño abonando el total de la responsabilidad civil.

Los hechos

Hay que recordar que el condenado el 20 de junio de 2011, sobre las 13.50 horas en Las Huesas (Telde), conducía un Volkswagen Polo cuando se encontró con el denunciante, al que conocía del barrio y con el que inició una acalorada discusión por motivo de la circulación.

La víctima se encontraba junto a su vehículo y fue embestido por el vehículo conducido por el condenado cuando éste maniobraba al marcharse del lugar.

Posteriormente, Ayoze del Cristo Bordón condujo por la calle César Vallejo e hizo un irregular cambio de sentido, dirigiéndose de nuevo donde se encontraba el afectado. En ese momento, aceleró el vehículo y lo embistió lanzando a la víctima por los aires hasta caer contra la calzada.

Tras el atropello, el condenado huyó a pie del lugar de lo hechos, según reza la sentencia que ha sido ahora revisada en cuanto a la imposición de penas por la Sala Segunda del Tribunal Supremo.