Borrar
El artista Pepe Dámaso habla a los manifestantes en la protesta de los isleteros. C7

«Nos están dejando en La Isleta como en una cuevita»

Vecinos se manifiestan para reclamar que la calle Doctor José Guerra Navarro recupere el doble sentido de circulación | La MetroGuagua les obliga a llegar a la Base Naval para poder volver al barrio

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 14 de marzo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Al final el taxi se pone las botas, ¿por qué hay que dar la vuelta en Santa Catalina?», se queja María del Pino Niebla. Ella ya no coge el coche para hacer la compra en el supermercado de la calle Doctor José Guerra Navarro. Su marido la espera en Juan Rejón hasta que sale con las bolsas. Desde que se cerró una de las salidas naturales del barrio portuario de Las Palmas de Gran Canaria hacia la autovía, los usuarios del ambulatorio o del centro de mayores y los clientes del supermercado ya no pueden volver a entrar en La Isleta. Si va en coche, hay que hacer un cambio de sentido kilométrico y dar la vuelta en la Base Naval o en Santa Catalina (vía Eduardo Benot) para poder entrar de nuevo en La Isleta.

Para reclamar que la calle recupere los dos sentidos de circulación (conexiones con Juan Rejón y la GC-1), decenas de isleteros se manifestaron en la mañana de este jueves en esta calle de Las Palmas de Gran Canaria, que está viendo cómo su disposición tradicional se altera debido al paso de la obra de la MetroGuagua.

Hasta que la MetroGuagua extendió su red de carriles junto al castillo de La Luz, la calle Doctor José Guerra Navarro tenía dos carriles de circulación (entrada y salida de La Isleta) y una zona azul de aparcamiento para los usuarios de los centros de mayores y de salud. Era, sobre todo, una alternativa de salida de La Isleta a las de la calle Gran Canaria y Belén María.

Sin embargo, con las obras de la MetroGuagua, a fines de noviembre llegó el primer cambio. En ese momento se prohibió el giro desde Juan Rejón hacia la autovía y la calle Doctor José Guerra Navarro quedaba solo de entrada a La Isleta.

En pleno carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, tras los atascos que se generaron en el barrio con el constreñimiento de Belén María, el Ayuntamiento decidió cambiar el sentido y dejar solo la calle Doctor José Guerra Navarro como salida.

Y desde el lunes, la obra cerró de manera temporal toda conexión con Juan Rejón, con lo que se dificulta aún más el regreso a La Isleta. «La enfermera del centro de salud encargada de acompañar a los mayores a su casa nos dijo que este miércoles una persona tuvo que pagar once euros de taxi», explica Araceli Martín, una de las manifestantes que reclamaba con más energía que Doctor José Guerra Navarro vuelva a tener doble vía. Antes, el trayecto desde el centro de salud la zona alta de La Isleta solo salía por tres o cuatro euros.

Protesta y obras en la calle Doctor José Guerra Navarro. Juan Carlos Alonso
Imagen principal - Protesta y obras en la calle Doctor José Guerra Navarro.
Imagen secundaria 1 - Protesta y obras en la calle Doctor José Guerra Navarro.
Imagen secundaria 2 - Protesta y obras en la calle Doctor José Guerra Navarro.

El sentir de los isleteros es de aislamiento. «Nos están dejando como en una cuevita aquí en La Isleta», lamenta María del Pino Niebla, «no tenemos salida para ningún lado porque para entrar en La Isleta hay que ir primero a Santa Catalina o la Base Naval».

«¿Por qué hay que dar la vuelta allá abajo», pregunta, «necesitamos ida y venida, o si no, entrada por Belén María y salida hacia Juan Rejón».

La reinstauración de la doble vía obligaría a destrozar parte de la ampliación de aceras que se ha hecho en Doctor José Guerra Navarro junto a Juan Rejón. La obra ha estrangulado los dos carriles que había en el arranque de la calle, de modo que ahora solo hay espacio para una vía.

Los conductores que entran en la calle se ven obligados a salir hacia la autovía.
Los conductores que entran en la calle se ven obligados a salir hacia la autovía. Juan Carlos Alonso

El presidente del Foro por La Isleta, Félix Alonso, aseguró que ni la Concejalía de Movilidad ni la del Distrito se oponen a devolver la calle a su situación anterior. «Hemos perdido una dirección, lo que produce un problema gravísimo, es insólito tener que ir a la Base Naval para poder volver al barrio», expuso, «hemos consultado con el Ayuntamiento y la información que tenemos es que Urbanismo es el que se opone a cambiar esto y no explica tampoco la razón».

El principal problema de la bidireccionalidad de esta calle es el cruce que se genera con el paso de la MetroGuagua por Juan Rejón. Pero los vecinos demandan información concreta y participación. «Lo que no puede ser es que por la MetroGuagua vayamos a perder movilidad en el barrio», añadió el representante vecinal.

El Foro por La Isleta criticó que ya se modificara el proyecto de la MetroGuagua para no pasar por el Puerto y ocupar Eduardo Benot; y que ahora se recorte otro acceso al barrio. «Entrar y salir del barrio es imposible, por tanto exigimos una solución inmediata», prosiguió el representante vecinal.

La reivindicación vecinal contó con el apoyo del artista Pepe Dámaso. «No hace falta ser un buen político para saber que una calle, cuando se viene al médico, tiene que estar libre», arengó ante el aplauso cariñoso de todos los asistentes.

Los vecinos estuvieron pasando por el paso de peatones de Juan Rejón para que su protesta se visibilizara en forma de afección al tráfico. Mientras cruzaban iban gritando frases como «doble vía ya» y «Ayuntamiento, escucha, La Isleta está en la lucha».

El Foro por La Isleta no descarta organizar nuevas movilizaciones hasta que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria atienda sus reivindicaciones.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios