Canarias7
Teresa Artiles

Lalla solo puede ver tres veces a la semana a su recién nacida

Tres veces a la semana, hora y media cada día y en un punto de encuentro familiar en Telde. Éste el régimen de visitas que Lalla Ely, la joven sin recursos separada de su recién nacida, tiene para poder ver a su hija después de que la Dirección General del Menor se hiciera cargo de la pequeña desde el viernes, cuando salió del Materno Infantil. El drama de esta joven, que ni siquiera puede amamantar a su pequeña y se declara desesperada, es ser pobre y no tener apoyo familiar. Ni los servicios sociales del Gobierno canario ni los del Ayuntamiento capitalino han sido capaces de encontrar algún recurso para que esta familia pueda permanecer unida.

La madre vive en el centro municipal de El Lasso para personas sin recursos ni techo, donde solo pueden estar adultos. La pasada semana, el 3 de septiembre, dio a luz a Ioana. A pesar de que le habían prometido que encontrarían un lugar para que pudiera estar junto a su hija, el mismo día que parió le comunicaron que no había ninguna plaza disponible. E

Este martes la joven mauritana, que reside desde hace 16 años en las islas, tenía cita en la Dirección General del Menor del Gobierno canario, donde le comunicaron que su hija estaba con una familia de acogida –no sabía nada de ella desde el viernes– y que podría verla tres veces a la semana. Por la tarde la vio hora y media.