Canarias7
Carlos S. Beltrán

Hasta 6 grados menos en las máximas del día

Entre cuatro y seis grados menos en las temperaturas máximas. Este es el descenso previsto para hoy en comparación con los datos registrados ayer en las horas centrales del día en el sur, este y oeste de Gran Canaria. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que no mantiene para hoy ningún aviso en vigor por altas temperaturas, prevé un descenso moderado en las máximas, que será algo más acusado de cara a mañana. De hecho, la previsión de la Aemet apunta a un descenso para mañana de las máximas de hasta ocho grados en las cumbres de Gran Canaria en comparación con los registros previstos hoy.

La caída de las temperaturas no será tan acusada en la costa y en medianías del norte, donde el efecto de la inversión térmica y las nubes bajas traídas por los alisios mantuvieron a raya las máximas durante esta primera ola de calor, aunque no la sensación de bochorno, al rondar el 80% de humedad relativa. Así, si ayer descendieron una media de un grado, hoy no está previsto que sigan cayendo.

Con todo, la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias desactivó ayer la alerta por altas temperaturas vigente desde la medianoche del lunes en Gran Canaria. Así, las máximas se situarán hoy en las zonas del interior de Gran Canaria en valores de entre 30 y 32 grados, sobre todo en las medianías del sureste, registros dentro de la media prevista para un mes de agosto. De cara al jueves las máximas no superarán los 30 grados, según las previsiones. Se trata de una caída de las temperaturas que pone punto y final a la primera, y de momento única, ola de calor de este verano.

Este cambio se debe a la entrada de aire fresco y húmedo en capas altas de la atmósfera en sustitución del aire cálido y seco que ha dominado durante las últimas jornadas, aupado por el viento del noreste con intervalos de fuerte en zonas del interior de Lanzarote y Fuerteventura, y vertientes noroeste y sureste de las islas de mayor relieve, con rachas que serán puntualmente muy fuertes.

Este cambio de tendencia ya se dejó notar durante la madrugada de ayer en varios puntos del interior de Gran Canaria, la isla más afectada por la ola de calor. De hecho, si Agüimes registró la máxima más alta el lunes con 38,9 grados y un 26 % de humedad relativa, la situación comenzó a virarse de madrugada. A las 01.00 horas la misma estación marcaba 31 grados y un 20% de humedad, a medida que avanzó la noche la temperatura fue descendiendo a medida que subía la humedad relativa. A las 09.00 horas la misma estación, en El Milano, marcó 23 grados y un 75% de humedad. En las horas centrales el aire seco volvió a ganar la partida con 35.4 a las 14.00 horas y un 30% de humedad.

Esta tendencia se repitió en zonas del interior del sur y este de Gran Canaria, a excepción de las medianías de Tirajana, donde las máximas siguieron con registros altos con niveles de humedad por debajo del 30% durante gran parte de la jornada, pero sin sobrepasar los 35,8 grados a las 12.40 horas de Las Tirajanas. Agüimes volvió a marcar la más alta con 36,1 grados a las 15.30 horas. En el caso de la costa norte, y más en concreto de la capital grancanaria, las temperaturas cayeron ligeramente ayer, con máximas que rondaron los 25 grados y con valores de humedad relativa por encima del 78%, repitiendo el patrón de los últimos días. Menos temperatura pero el mismo sofocón.