Urgente Alcaraz arranca con un break frente a Djokovic
Acaba de publicar 'Astrología para el nuevo orden mundial'. J. Jaraba Karabot

José Millán

Astrólogo
«Los próximos cuatro o cinco años van a ser muy duros»

VERMÚ DE DOMINGO ·

Este analista de sistemas y licenciado en Física cree que el capitalismo va a caer por su propio peso y la sociedad va a orientarse más hacia lo humano

Domingo, 14 de enero 2024, 00:14

José Millán no es un astrólogo al uso: analista de sistemas y licenciado en Física, trabajó durante 27 años en la Comisión Europea hasta que, tras jubilarse, pudo dedicarse a la astrología a tiempo completo. Ha publicado 'Astrología para el nuevo orden mundial' (Planeta), libro ... en el que desvela los ciclos planetarios que marcarán el rumbo geopolítico de los próximos años.

Publicidad

Según Millán, el paso de la Era de Tierra a la de Aire provocará un cambio brutal y profundo que hará que los sistemas económicos y políticos actuales sean sustituidos por la convicción de que lo colectivo es mucho más importante que lo individual. «El precio a pagar depende de nosotros: si somos capaces de generar ese cambio psicoespiritual, será duro pero factible; si no somos capaces, el precio será altísimo». Que los astros nos sean propicios.

-¿Qué dice la astrología del domingo?

-Como tal no hay nada extraordinario que suceda en un domingo por ser domingo. Sí que es el día regido por el Sol, y por tanto tiene una connotación astrológica en el sentido de que es el día que te dedicas a ti, a cuidarte, que estás en tu casa en pantunflas o como te da la gana y eres tú mismo.

-¿Y de mí? Soy escorpio.

-Pues mejor no tenerte como enemiga, mejor no engañarte y mejor decirte las cosas como son, porque las vas a intuir por mucho que te las quieran ocultar. Con los escorpios uno tiene que ser muy honesto, porque van al fondo de las cosas y te llevan a un viaje al centro de ti mismo; un viaje muy curador y terapéutico, pero muy duro. No es una cosa frívola relacionarte con un escorpio.

-¡Vaya! No me tenía por intensa.

-Tú sabrás, tú sabrás [risas].

-Es licenciado en Física. ¿La ciencia no es incompatible con la astrología?

-No, no hay ningún conflicto. La física moderna es una física no determinista, es una física cuántica. Hay conceptos de física que desafían a la lógica, y la astrología se ve muy reflejada en la física moderna, en la teoría del caos, en la teoría de los sistemas complejos… Nunca he tenido problemas para conciliar ambas materias, al contrario, ser físico me ha ayudado mucho para asimilar conceptos astrológicos.

Publicidad

-Practica la astrología humanística. ¿Qué es eso?

-Poner al ser humano en el centro de la astrología, responsabilizarle. Dejamos de ser víctimas y de culpar al universo de lo que nos sucede. Sí es cierto que hay una estructura astrológica determinada y una serie de tránsitos que pueden ser duros, incluso dolorosos, pero eso no significa que tú no tengas responsabilidad en cómo gestionarlos.

-En su libro revela las claves astrológicas que marcarán el rumbo geopolítico. ¿Qué pasará entre Rusia y Ucrania?

-El futuro de Rusia es muy incierto: en 2025-2026 se va a producir una conjunción Saturno-Neptuno que está muy ligada a todo lo que ha sido la historia de Rusia; ahí va a haber un colapso del que ya no va a salir. Le preveo un futuro a lo 'Mad Max': caído Putin, es un país que no tiene estructura porque es una dictadura pura y dura, y cuando estos países caen no tienen estructura que los sostenga. Acabará desgarrada en manos de los señores de la guerra, y eso será muy peligroso, y se tendrán que implicar Europa y todo el mundo occidental para evitar que sea un polvorín.

Publicidad

-¿Y con Israel y Palestina?

-Es curioso ver cómo la era cristiana empieza con una matanza de niños, la de Herodes, y termina con otra matanza de niños, la de Gaza. Es el fin de la Era de Piscis, la era del cristianismo. La única prognosis estable es algo que parece increíble, que es una federación de Estados. Hasta hace no tanto en Europa nos estuvimos degollando, pero ahora fíjate. El único futuro es un modelo europeo.

-Afirma que el cambio climático no se puede revertir. ¿No es un tanto catastrofista?

-No, es realismo puro y duro. La catástrofe climática está ahí. Son procesos no lineales, es decir, que se aceleran, y estamos viviendo una aceleración. He trabajado varios años en la Dirección General del Medio Ambiente en la Comisión Europea, entonces sé de lo que hablo. Ahora mismo, los esfuerzos tienen que ir encaminados a ver cómo nos adaptamos a ese cambio más que a revertirlo.

Publicidad

-También habla del fin del capitalismo y del patriarcado.

-El patriarcado es la concentración brutal de recursos en muy pocas manos, y para eso es necesario una estructura piramidal, y esa estructura la creó el capitalismo. Al entrar Plutón en Acuario, el capitalismo va a caer por su propio peso. La entrada en la Era de Aire va a ser el cambio fundamental de esta sociedad, que se va a orientar mucho más hacia lo humano y a políticas sociales. Pero el viejo mundo de la Era de Tierra, del patriarcado y de la acumulación de capital no se va a dejar arrebatar la tostada tan fácilmente. Los próximos cuatro o cinco años van a ser muy duros, muy tensos.

-Esos cambios los provocarán los 'millennials'.

-Vienen con el cuchillo entre los dientes, sí.

-Tampoco se lo hemos dejado fácil.

-Pero es bueno que lo hayan tenido tan duro y se sientan decepcionados porque les prometimos el oro y el moro y se han encontrado con la precariedad y con la falta de perspectivas. Por eso los 'millennials', que alcanzarán el poder durante los próximos 20 años, no vienen dispuestos ni a pactar ni a pequeños cambios cosméticos, sino a cortar por lo sano. Van a operar cambios radicales y muy sangrientos.

Este contenido es exclusivo para registrados

Publicidad