En las últimas horas se han contabilizado 430 nuevos decesos

La cifra de muertos en la pandemia registra hoy un repunte leve por el ya conocido como ‘efecto de fin de semana’ alcanzando los 21.828 fallecidos.

MELCHOR SÁIZ-PARDO / MADRID

No hay un martes bueno en las estadísticas del Ministerio de Sanidad sobre la pandemia que azota España y éste tampoco lo ha sido. No, porque la cifra de muertos en la pandemia registra hoy un repunte leve por el ya conocido como ‘efecto de fin de semana’, o sea la acumulación de notificaciones de casos atrasados que las comunidades autónomas se habían dejado en el tintero por los días festivos.

Así las cosas, en las últimas horas se han contabilizado 430 nuevos fallecidos. Son 31 víctimas más que las notificadas el lunes, lo que aumenta la cifra total de decesos en España a 21.282. A pesar de la crudeza de estos números y del hecho que de que el país vuelve a situarse por encima de la frontera de los cuatro centenares de decesos diarios (16 muertos cada hora), la mortalidad de la Covid-19 sigue desacelerándose hasta mínimos de la serie histórica, con un solo 2% de incremento interdiario frente al 3,2% de hace una semana o el 5% de hace dos.

Más allá de los fallecidos, la buena noticia es que por primera vez ni el efecto de acumulación de fin de semana hace que aumente el número de nuevos contagiados. Son 3.968 los contagiados notificados en las últimas horas, una caída de 298 infectados desde el lunes, lo que supone un crecimiento interdiario de apenas un 1,9%. Se trata del menor ritmo de aumento de la serie histórica y una cifra que confirma que la pandemia se encuentra ya en clara recesión, por debajo de 1 en el famoso R0, el factor que mide los casos de contagios que se derivan de un primer infectado.

En el Ministerio de Sanidad este martes no pueden ocultar su alegría por el hecho de que los infectados notificados caigan a pesar de que los test para localizar la enfermedad se han multiplicado en los últimos días, pasando de las 200.000 pruebas semanales de marzo a las más de 700.000 test actuales.

Pero en el departamento que dirige Salvador Illa no quieren, ni muchos menos, echar las campanas al vuelo. Los casi 4.000 casos notificados en las últimas horas consolidan a España como el segundo país del mundo con más casos notificados, tras Estados Unidos, con un total de 204.178 infectados. De ellos, 31.788 son personal sanitario.

Temas

España