Recreación de las conversaciones mantenidas vía Whatsapp entre Conrado Domínguez y el comisionista Samuel Machín. / C7

CASO MASCARILLAS

«Salí malo del cuartel. No te extrañe que nos estén grabando»

Conrado Domínguez y uno de los comisionistas intercambiaron mensajes en los que el director del SCS le dio información s obre la investigación

FRANCISCO SUÁREZ ÁLAMO FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

« Samuel, estamos muy preocupados y tenemos que tomar una drástica decisión si no se arregló esto ya». Este mensaje se lo envió vía WhatsApp el 13 de octubre de 2021 Conrado Domínguez al comisionista Samuel Machín al ver que no llegaba el segundo cargamento de mascarillas tras el primero fallido de 3M falsas. Todo ello, tras el pago a RR7 United de cuatro millones.

Domínguez, que está investigado por tráfico de influencias y prevaricación, filtró a su contacto que se había abierto una investigación por este caso Mascarillas y que les habían pedido «todos los nombres qu e han participado en la operación de RR7. Creo que van a la Guardia Civil».

Recreación de las conversaciones mantenidas vía Whatsapp entre Conrado Domínguez y el comisionista Samuel Machín. /C7

El 15 de diciembre el gestor del SCS escribió a Machín «la cosa está fea», cuando el comisionista le preguntó. Le adelantó que los iban a citar a declarar «a ti, Rayco y el otro chico» y que había llamado al administrador de RR7 «mil veces». «Es un tema de estafa grande porque, además, la Agencia Tributaria se persona parece por el tema de destrucción que hicieron», dijo acerca de las mascarillas falsificadas. «Y si está Hacienda...», añadió con un emoticono de una persona con la mano en la cara.

Machín le escribió que «ahí no tengo que ver», en referencia al incumplimiento y que Rayco Rubén González no respondiera las llamadas a Domínguez. «Pero fuiste interlocutor y hablamos de mucha pasta y también está la gente de Fronteras por lo visto. Es un rollo sin necesidad. Y como hay un extranjero, Interpol, también», refiriéndose al proveedor Ihsan Mahmhoud. «De película, mi fuente me dice que muy mal».

Recreación de las conversaciones mantenidas vía Whatsapp entre Conrado Domínguez y el comisionista Samuel Machín. /C7

Machín le escribió en esa conversación que aportó al fiscal que «estaré sin problema dónde y cuándo me llamen, pero tengo claro que he sido un estafado», manifestó ya que RR7 no le pagó la comisión pactada, a pesar de que no se completó la operación: «Sí, pero frente al Gobcan son ustedes. Qué necesidad y estando Hacienda por medio, me da pánico porque puede ser una cruz toda la vida. [...] Porque además venía financiado por el Estado, o sea, el estafado final es el Gobierno de España. [...] Pues de verdad, que no entiendo cómo van a tirar su vida con esta cruz». El intermediario ese 15 de diciembre seguía excusando su proceder, a lo que Domínguez le respondió: «Hasta dando la cara se podría reorientar», el fiasco de cuatro millones.

Tomarse un café

Recreación de las conversaciones mantenidas vía Whatsapp entre Conrado Domínguez y el comisionista Samuel Machín. /C7

Machín pidió al director de SCS tomarse un café, pero su interlocutor le dijo que «a ver porque me recomendaron no tener comunicaciones. Pero yo no puedo no hacerlo, por lo menos contigo. Pero el importe del que hablamos es de cárcel. Ya te digo que me llamó la Guardia Civil y salí malo del cuartel. No te extrañe que estén grabándonos. Yo no tengo problema pero te digo lo que me dijeron. [...] Tú siempre has dado la cara, pero la responsabilidad es solidaria. Hacienda va cobrar todo y va a ir contra los tres y lo que tengan. Pero deberías localizar a Rayco y hablar con él porque va a arrastrar a todos, cuando si incluso si da la cara, nosotros no vamos a hacer nada para joder, pero sin cara empieza a actuar Guardia Civil y Policía Nacional», le puso el director del SCS.