Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 25 de junio
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la sede del Ministerio en Madrid. Miguel Berrocal
«La gestión de la inmigración irregular en Canarias ha sido óptima»
Entrevista con Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior

«La gestión de la inmigración irregular en Canarias ha sido óptima»

El ministro se reúne este sábado en Las Palmas de Gran Canaria con sus homólogos de Chipre, Malta, Grecia e Italia para abordar la crisis migratoria

Sara Toj

Madrid

Jueves, 18 de abril 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El ministro del Interior del Gobierno de España, Fernando Grande-Marlaska, se reúne este sábado con sus homólogos de Chipre, Malta, Grecia e Italia en el encuentro MED5 para abordar la crisis migratoria existente en las fronteras de estos países de la Unión Europea. Se llevará a cabo en el hotel Santa Catalina de Las Palmas de Gran Canaria.

El MED5 se marcó como objetivo el año pasado abogar por «medidas decisivas contra la inmigración ilegal», lo que ha culminado con la firma del pacto migratorio europeo. ¿Cómo valora esta medida?

-Entendíamos que era oportuno, durante todo lo que fue la negociación del pacto migratorio, tener una voz única, porque nos enfrentábamos a realidades bastante idénticas. Nos tenemos que sentir satisfechos de su aprobación y del paso definitivo que se dio durante la presidencia española. Es el mejor pacto que se podía conseguir. ¿Es el que hubiésemos deseado cada uno de nosotros? No. Cada uno tiene sus pretensiones y unas formas de entender lo que es el fenómeno migratorio. Pero la política migratoria es una política común de la Unión Europea. No es una política de cada uno de los Estados. Ha habido unos mínimos que han sido respetados.

Este pacto ha recibido críticas. En él se aboga por una 'solidaridad obligatoria flexible', donde los países que no acepten traslados deberán pagar 20.000 euros por cada migrante no acogido. ¿No es una falsa solidaridad?

– Entiendo lo que puedan considerar algunas oenegés y agentes sociales, pero yo les trasladaría que en una negociación es muy difícil tratar que todo lo que tú propones tenga una realidad. Hemos cedido en lo que se podía ceder, pero con absoluto respeto a los derechos fundamentales y más teniendo en consideración a los colectivos más vulnerables, que normalmente son las personas que emigran de forma irregular y que las redes criminales se aprovechan de esta situación. Y claro que esa solidaridad es flexible, pero es la primera vez que en un texto de la Unión Europea hablamos de solidaridad. A mí no me gusta cuando se interpreta que el haber establecido cuotas cuando un Estado no reubica físicamente a migrantes es pagar por no reubicar. Algunos países, vía su situación interna, entendían que no tenían las capacidades de integrar a migrantes, de reubicarlos. Por ello se ha establecido una contribución a los proyectos-programas en materia migratoria de la UE, es decir, no es pago por no reubicar, sino que mi forma de solidaridadse conforma por contribuir a proyectos para luchar contra la migración irregular y proyectos que favorezcan la migración legal, regular y ordenada.

Se dice que este pacto puede suponer un retroceso en los derechos humanos de las personas migrantes...

–Puedo afirmar, porque eso ha sido una preocupación de todos nosotros, que los derechos estarán garantizados de todos los solicitantes de protección internacional, de todos los migrantes, y especialmente de los colectivos más vulnerables como pueden ser los menores, personas con algún tipo de discapacidad... Buena prueba de ello es que los procedimientos en frontera, dentro de protección internacional, están previstos para las nacionales de aquellos países que tengan una tasa de reconocimiento de protección internacional inferior al 20%. Para el resto necesariamente el procedimiento de protección internacional es el ordinario, no el procedimiento en frontera. Y el procedimiento en frontera, para esos nacionales de países que no tienen un reconocimiento en cada uno de los países de la UE superior, sino inferior al 20%,siempre contará con todas las garantías legales, defensa y acceso posteriormente a los recursos en vía judicial.

40.000 migrantes llegaron a las costas canarias en 2023. Hoy (martes, día en el que se hizo la entrevista) han llegado más de 400. ¿Teme que el ritmo de llegadas no pare?

–La cuestión es tener una política migratoria. Desde 2018 estamos trabajando de una forma más relevante con los países de origen y de tránsito en lo que hace referencia a las Islas Canarias por las llegadas. Hemos ampliado el número de efectivos de Guardia Civil y Policía Nacional destinados en equipos conjuntos de investigación tanto en Mauritania, Senegal, como en Gambia. Con ese trabajo se están desarticulando redes criminales y se están evitando sobre el terreno el 40%de las salidas irregulares. De las 40.000 entradas irregulares vía marítima en Canarias se evitaron 27.000 más, fruto de ese 40%de interceptaciones en el territorio. Por eso hablo de que lo importante está en una política migratoria, evitar las salidas, porque es salvar vidas. 27.000 vidas que no fueron puestas en peligro en una de las rutas marítimas más peligrosas que existen en el mundo.

¿Qué hoja de ruta se tiene que seguir?

–Creo que hemos podido comprobar en los últimos tiempos, sobre todo y con llegadas muy importantes en Canarias, que la gestión ha sido realmente óptima, y para que haya una gestión óptima tiene que haber un trabajo previo importante. De inversión, de medios personales, de medios materiales, es decir, de todo ese conjunto para atender esas situaciones. Pero también quiero decir una cosa: la inmigración es un desafío que enfrentamos y una situación que no se para. Por eso hablamos de la dimensión exterior, de la necesidad de invertir de trabajar en conjunto con los países de origen y tránsito. Tenemos un Sahel desestabilizado, una situación económica compleja, social, política, golpes de Estado en Mali, Níger, Burkina Faso. Ahora ha habido elecciones en Senegal, esperemos que dé una estabilización política y social en el país. Mauritania tiene elecciones este verano. Son situaciones económicas difíciles en esa parte. Con lo cual, tenemos que abordarlo de una forma holística.

¿Con qué garantías cuentan para saber que el presupuesto destinado al desarrollo de países como Mauritania se emplea para este fin?

–El control y el trabajo adecuado. Todo ello está conformado con convenios bilaterales entre, en este caso, Mauritania- España, y todas las ayudas de cooperación al desarrollo, luego tienen las comisiones de seguimiento. He de decir que lo que atañe al ámbito de Interior, llevamos desde 2006 y 2007 trabajando de una forma continuada en el tiempo con Mauritania y de una forma satisfactoria, como ocurre con Senegal o Marruecos. Nos rendimos cuentas recíprocamente y se han establecido relaciones de confianza, de lealtad, donde no hay ninguna diferencia.

¿De qué manera cree que va a afectar en estos momentos la inestabilidad en el Sahel y la salida de la UE del territorio?

–Lo estudiaremos y lo estudiamos de forma continua porque tenemos un intercambio de información con los países a diario. Eso nos ayuda a tomar las medidas necesarias. Precisamente, situaciones de no estabilidad en una zona geográfica determinan necesariamente la posibilidad de procesos migratorios, pero para eso estamos preparados, para seguir haciendo frente a las redes criminales en origen, en los países de origen y de tránsito.

Canarias vio con preocupación el cese de las operaciones de Frontex en sus aguas en enero. ¿Cómo va esta situación?

–La situación con Frontex es absolutamente positiva y seguimos trabajando en los dos programas de cooperación y colaboración, tanto uno de Guardia Civil como otro de Policía Nacional. Cada año renovamos los programas de cooperación y tenemos personal de Frontex en las Islas Canarias realizando labores de inteligencia y de información. Lo que tenemos en el ámbito operativo, es decir, barcos por así decirlo de Frontex, estimamos que sería más razonable y más oportuno que estén en los países de origen y tránsito con el fin de cooperar y seguir colaborando en evitar las salidas irregulares y de luchar contra la criminalidad contra la trata de migrantes, porque a la hora de cumplir la normativa internacional de Salvamento nosotros tenemos medios más que suficiente. Nosotros tenemos medios suficientes y necesarios y entendemos que es más razonable y más proporcional que esos más medios marítimos debían ser acuerdos de la Unión Europea con Mauritania, Senegal o Gambia, por ejemplo.

Echando la vista atrás, ¿qué se ha podido aprender del llamado 'muelle de la vergüenza' en Arguineguín?

– Arguineguín fue una situación excepcional y, en ese sentido, determinada por la situación y el momento. Recordemos que en aquellos instantes se diría que era de consecuencias imprevisibles. Era difícil de prever el alcance. En primer lugar, era el año de la pandemia, en 2020, con una repercusión y una importancia a nivel socioeconómico en países como Marruecos, Mauritania o Senegal importantísima. Todo ello conllevó que en un momento dado, pasando los meses más difíciles y sin una expectativa de futuro, aumentara la presión migratoria. Fueron un conjunto de circunstancias, pero, si nos damos cuenta, esa situación muy difícil de atacar duró muy poco tiempo y eso significa que hay músculo, que hay músculo de Estado y de posibilidad de inversión. Hemos ido incrementando las inversiones en todos los medios para evitar que se repitan situaciones como aquella.

Se siguen contabilizando muertes en la Ruta Canaria. El último caso, el de un cayuco que partió desde Mauritania y llegó a Brasil con una veintena de cadáveres y cuya teoría es que se dirigía a las costas canarias.

– Tristemente esas realidades acontecen y eso lo debe de conocer la gente, es muy duro. En 2024, a diferencia de 2006, hay elementos de navegación, instrumentos, que hacen más difícil perder la dirección, por así decirlo, de la navegación y la localización de la isla de destino, pero hay veces que eso acontece si pierden la perspectiva y pasan el umbral de las islas. Es un tema absolutamente triste, pero es importante que también la gente sepa que eso ocurre, que no solamente hay naufragios en ese sentido y pérdida de vidas, sino también están otros hechos absolutamente trágicos, dramáticos y por eso la importancia de luchar contra estas mafias que ponen a estas personas en ese riesgo. Eso es lo que no podemos olvidar, aquellos que se lucran de estas personas poniéndolas en riesgo. La gente que naufraga, que muere en la travesía, y aquella que muere más adelante.

«El Estado y las comunidades llegaremos a un acuerdo en el reparto de los menores»

-Canarias tiene a 5.500 menores migrantes tutelados. Se trabaja en la reforma de la ley de Extranjería para garantizar un reparto obligatorio. ¿Cree que saldrá adelante?

–Espero que seamos conscientes dentro de nuestro propio país de la importancia de la solidaridad entre las distintas comunidades autónomas, y más dentro de la protección a uno de los colectivos más vulnerables como es el de los menores. Estoy convencido de que llegaremos a un acuerdo Estado-comunidades siempre mirando el interés superior del menor.

–Comunidades como Cataluña se quejan de que cuentan con una carga importante y destacan que algunos menores llegan al territorio diciendo que son mayores en vuelos fletados por el Gobierno.

–Puedo negarlo absolutamente, es decir, la protección de los menores y la determinación de los menores es una de las cuestiones previas cuando entran migrantes irregulares. Esas determinaciones conllevan indefectiblemente que los menores queden bajo la tutela de la autoridad competente, que en el caso de los que llegan a Canarias sea la comunidad autónoma. Esas situaciones acontecen el importante desafío con los menores no acompañados, si no, no existiría esa cuestión que debemos de abordar en parámetros de solidaridad.

–Se dan casos de menores que al cumplir la mayoría de edad quedan desamparados.

–Este Gobierno ha hecho una reforma legal sobre los menores no acompañados que llegan cuando cumplen la mayoría de edad. No existe actualmente ese problema, sino que hay ese reconocimiento de la situación y una protección tanto documental como de todo tipo al respecto.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios