Borrar
Directo Suiza sorprende a Alemania tras un error
Imagen de G¡Hugo y su madre. Ya les han concedido una atyuda para una casa adaptada de alquiler. Arcadio Suárez
Canarias «epicentro»

Canarias «epicentro»

...y los gatos tocan el piano ·

Sábado, 18 de febrero 2023, 23:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Las personas con discapacidad, personas mayores que viven «prisioneras» en los hospitales por falta de camas sociosanitarias y ancianas y ancianos con dependencia se convirtieron esta semana, por unos minutos, en protagonistas de la sesión del Pleno del Parlamento canario. Gobierno y oposición interpretaron su papel a la perfección. El Ejecutivo contando todo lo que ha venido haciendo por mejorar la vida de esta gente y todos los proyectos que tiene para el futuro. Quienes ahora no gobiernan se revistieron de una empatía, solidaridad y fervor por la justicia social como jamás expresaron cuando hasta hace muy poco tenían mando en plaza.

El debate en realidad fue un pin-pan-pun aderezado de «y tú más» con guinda de zascas como postre, por lo que no merece una crítica política sino artística: la prosopopeya de uno, la declamación de la otra, el preciosismo del gesto… En eso sí parecen estar todos a una. En eso y en que, con independencia del color político, consideran más importante blindar la industria del espectáculo y el entretenimiento que los derechos sociales. En este caso sí hablan de dinero, de presupuesto mínimo, de blindaje de un 2% de las cuentas autonómicas. Y no es que se vaya a cumplir, ahí está el 5% para Educación que nunca llega. Es la actitud.

Sin dinero no se pueden hacer más centros ocupacionales, no se pueden crear plazas sociosanitarias, no se puede contratar al personal necesario para atender las necesidades de a quien la madrastra naturaleza ha puesto en una desventajosa tesitura vital. Sin perras no se puede construir vivienda pública para las familias más vulnerables. Sin presupuesto no hay casa para los Hugos o para las Martas, una residencia para las Herminias olvidadas en los hospitales, o una educación para que las Texeidas desarrollen sus capacidades. Pero, lamentablemente, convertir a Canarias en «epicentro» de la justicia social no tiene rédito electoral.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios