Imagen de archivo. / c7

Cruz Roja arranca la campaña de playas con la incorporación de drones

En 59 arenales habrá servicio de baño asistido destinado a personas con discapacidad o movilidad reducida

EFE Madrid

Cruz Roja arranca este martes su campaña de playas con la incorporación de drones de última generación y dispositivos de control remoto acuático de salvamento (CRAS) que garantizarán la seguridad de los bañistas en 222 playas este verano.

La incorporación del CRAS proporcionará más seguridad a las personas rescatadas y al personal de salvamento, ya que «llega incluso antes que el propio socorrista, sin fatiga y sin poner al personal de Cruz Roja en peligro», explica en un comunicado Miguel Ángel Sánchez, responsable de Playas de la organización.

En 59 playas habrá servicio de baño asistido, «un plus que asegura que personas con discapacidad o movilidad reducida también puedan disfrutar de una jornada de baño gracias a las ayudas técnicas y la asistencia personal de Cruz Roja«, señala Sánchez.

En ocho de ellas se contará con la colaboración con la Fundación AXA.

A las ayudas técnicas (silla anfibia, muletas y andadores) se sumará a partir del 1 de julio un espacio en el que las personas con discapacidad podrán realizar ejercicios para el desarrollo de la movilidad.

Sánchez destaca la importancia de la labor de prevención y de las más de 350.000 recomendaciones que realizan en las playas, ya que sin ellas «habría el doble de situaciones de riesgos y atenderíamos al doble de personas», señala.

Cruz Roja participa también en la localización de personas extraviadas, un servicio que necesitó más de seiscientas personas durante el 2021.

La organización, que desplegará más de 1.000 profesionales de salvamento, cuenta con socorristas, personal sanitario, conductores, y personal de embarcaciones, entre otros.

Cruz Roja estará presente en 67 municipios costeros y uno de interior, en concreto, las aguas continentales de la Comunidad de Madrid y las playas Virgen de la Nueva, El Muro y El Embarcadero, a las que se pueden sumar otras playas fluviales y lagos antes de la llegada del verano.