Pisos en alquiler en el centro de Madrid. / Ó. Chamorro

Los precios de la vivienda bajarán hasta un 7% en 2021

Un informe de Pisos.com apunta a que este año se han perdido 100.000 compraventas debido a la pandemia y un 20% de los alquileres vacacionales son ahora ordinarios

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

La evolución de la pandemia determinará el desarrollo de todos los sectores, incluido el de la vivienda, que durante el año ha sufrido algunas alteraciones, aunque menos bruscas de lo que se esperaba cuando estalló la crisis. Un informe publicado este miércoles por el portal inmobiliario Pisos.com revela que se cerrará el año con una caída de precios de como mucho el 2%, a pesar de que las primeras previsiones apuntaban a que en 2020 cerraría con una caída en línea con el PIB, de alrededor del 10%.

Según sus nuevos cálculos, las mayores bajadas se trasladarán a 2021 y 2022, ya que la recuperación económica va a ser más lenta de lo previsto. Así, el año que viene se verán devaluaciones de entre el -5% y -7%, que serán ligeramente menores en 2022.

Los precios de la vivienda se han mantenido más o menos estables porque los propietarios están siendo «cautos» a la hora de bajar los precios porque todavía «no hay una necesidad imperiosa de vender», explicó el director de estudios de Pisos.com, Ferrant Font, además de las ayudas a pagos hipotecarios y moratorias del Gobierno. En cambio, en los alquileres asegura que han funcionado «bastante peor» porque la tramitación era «más difícil».

En los precios de los alquileres se está asistiendo a un «cambio de ciclo» en el mercado. Este año se ha paralizado la tendencia al alza en las grandes ciudades, donde los precios han llegado a retroceder un 10%, pero las bajadas en la media nacional no serán superiores al 2%. Font explicó que la pandemia «ha forzado un cambio de ritmo», pero que la evolución de los precios ya mostraban «cierto agotamiento» desde finales del año pasado, sobre todo en grandes ciudades como Barcelona.

En la plataforma el número de anuncios de viviendas en alquiler ha aumentado un 40% desde que estalló la pandemia, no solo porque más particulares quieran arrendar su piso, sino por el «trasvase» por el «efecto covid»: un 20% de los alquileres que antes del coronavirus eran vacacionales, hoy son de larga duración. «La incertidumbre que rodea a los alquileres es muy alta», asegura el director de estudios de la plataforma, que hizo referencia a la normativa de limitación de precios que planea en el horizonte. Esta ley ya está en vigor en Cataluña, donde por ahora no han sentido cambios en los precios, afirmó Font, quien calcula que hace falta «entre medio año y un año» para que se noten las primeras consecuencias de este tipo de legislación, que a su juicio se ha demostrado «totalmente ineficaz».

Caen las compraventas

En cuanto a las compraventas de viviendas, durante 2020 se han perdido el 20% de las operaciones en España, unas 100.000 en total, por la pandemia, que incluso hizo que se paralizasen durante más de dos meses los actos notariales y las visitas a posibles compradores. El año que viene calculan que se perderán alrededor de un 5%, para volver a firmar un total de 425.000 operaciones, es decir, que la compraventa de vivienda se sitúe a niveles de 2016, según los datos de la compañía.

Los jóvenes es un grupo de población que podría empujar este mercado hacia arriba, pero en los últimos años «se les ha expulsado». Font incidió en que hay muchos jóvenes que tienen posibilidad de pagar una cuota hipotecaria mensual, pero no han tenido capacidad de ahorro para hacer frente a la entrada por sus bajos salarios en los últimos diez años debido a la crisis de 2008. Por ello, desde Pisos.com piden a las administraciones públicas que se planten un mecanismo de ayuda de acceso a la vivienda en propiedad para estos grupos de población a través de posibles avales, proponen, para que no se repercuta en el precio final. «Hasta que se reactive la demanda extranjera, son los únicos compradores que pueden impulsar el sector en este momento», señaló Font.