Cómo cancelar la hipoteca en el registro

Si usted ha terminado de pagar su hipoteca debe cancelarla también en el registro. Este es un paso muy importante si desea vender la vivienda

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Lo primero que debe saber es que cuando se firma una escritura de préstamo hipotecario, lo primero que hace el banco es inscribir la hipoteca en el Registro de la Propiedad, sin embargo, una vez finalizado el pago del préstamo, aunque la cuenta con el banco queda saldada, la hipoteca no se cancela automáticamente, sino que continúa inscrita en el Registro.

Para poder cancelar su hipoteca debe seguir estos pasos:

Acudir a la entidad financiera que concedió la hipoteca y solicitar la cancelación, para que le preparen la documentación necesaria para la escritura. Posteriormente, un apoderado de la entidad deberá acudir a la notaría a firmar esa escritura (el usuario, el titular del préstamo, no tiene que ir). Este trámite le saldrá entre 120 y 150 euros.

Deberá recoger la copia autorizada de la escritura de cancelación tendrá que pagar la minuta. Los aranceles del Registro de la Propiedad serán unos 35 euros.

Tendrá que presentar la autoliquidación del impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados. No hay que pagar nada por ello, pero es un trámite que hay que hacer. Después tendrá su escritura de cancelación con el sello de la administración tributaria.

¿Es necesario hacer estos trámites?

En principio, no es obligatorio. Una vez pagado el préstamo, que la hipoteca figure en el registro no tiene ninguna trascendencia, por lo que no es necesario realizar el trámite de cancelarla, o puede hacerlo cuando quiera.

Otra posible opción es esperar, y una vez hayan pasado 20 años desde la finalización del plazo de pago fijado en la escritura, puede cancelarla por caducidad. En ese caso la solicitud de cancelación se podrá presentar a partir del año siguiente al fin del plazo. Y si esperas a ese momento, solo tienes que presentar una solicitud dirigida al Registro de la Propiedad sin que sea necesaria la intervención del notario (puede que le pidan la liquidación del Impuesto Sobre Actos Jurídicos Documentados).

Ahora bien, si quiere vender el inmueble y hacerlo sin cargas, es importante que no figure inscrita la hipoteca sobre la vivienda.

También puede pedirle a su banco que realice esta gestión por usted, aunque esto le costará un 100 euros.