Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 23 de junio
Moleiro celebra la permanencia en Cádiz. UDLP
UD 2023-24: luces y sombras
Resumen de la temporada

UD 2023-24: luces y sombras

De la ilusión al estrés | Las Palmas, luego de pelear por los puestos europeos durante un tramo del campeonato, consigue la permanencia a pesar de acumular 13 partidos sin ganar | Las ocho derrotas seguidas y el adiós de Viera, grandes lunares

Kevin Fontecha

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 20 de mayo 2024, 11:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La temporada díscola de la UD está llegando a su fin y ya solo queda el encuentro de este domingo (15.15 horas) contra el Alavés para echar el cierre. Ha sido un curso de muchas curvas. Una campaña que engrandeció a muchos futbolistas que se estrenaban en la máxima categoría y que volvió a colocar a Las Palmas en órbita. Pimienta dio con la tecla y durante un tramo del campeonato incluso la afición soñó con pelear plaza en zonas europeas. El buen fútbol del conjunto insular llamaba la atención de los entendidos de este deporte y las hinchadas rivales también arrojaban piropos en sus canchas.

Todo se torció con una preocupante racha que hizo saltar las alarmas y, con ocho derrotas de manera consecutiva, el objetivo de la permanencia llegó a complicarse un poco más de lo previsto. Sobre todo cuando, antes de recibir al Betis en la jornada 36, solo se habían conseguido dos de los últimos 33 puntos posibles. Las tablas contra béticos y gaditanos posibilitaron la ansiada permanencia en la élite. La UD sobrevivió a la guerra en Cádiz (0-0).

Cambio de capitán y liderazgo

Evidentemente un año competitivo deja muchos nombres propios. Dos de ellos son presente, futuro y ya pasado en la Unión Deportiva. La marcha de Jonathan Viera dio paso a que Kirian Rodríguez asumiera capitanía y galones. El mediapunta de La Feria, tras un conflicto con García Pimienta, decidió poner fin a su etapa en Las Palmas y el 19 de diciembre, en una rueda de prensa cargada de dardos y serpientes, dijo adiós.

Viera, con el Almería, en el Gran Canaria.
Viera, con el Almería, en el Gran Canaria. Cober

«Hay un problema con el entrenador. Yo el mío lo sé, el de él no lo sé. De ahí se empezó a nublar todo. Yo soy un tío justo. La bola se hizo cada vez más grande, no sé paró y me hice a un lado. Hablé con el presidente. Nunca pensé que llegaría a eso», objetó Viera en Barranco Seco entre lágrimas. Luego, y una vez rescindido su contrato, se marchó al ya descendido Almería, donde poco más tarde coincidiría con otro viejo conocido, Pepe Mel.

La baja de Jonathan exigía que alguien diera un paso al frente y ahí emergió un carismático Kirian, siempre dando la cara en los momentos más complejos y cautivando a todos con sus palabras. Sus números, además, con seis tantos y dos asistencias en los 36 partidos disputados en Primera División, hicieron que el club se moviera para renovar su contrato y amarrarle hasta 2028.

Kirian celebra con la afición.
Kirian celebra con la afición. Europa Press

Ahora, y luego de su historia de superación tras superar el cáncer, el tinerfeño es el futbolista con más jerarquía del plantel amarillo. A sus 28 años el portal experto Transfermarkt coloca su valor de mercado en los 12 millones de euros, cifra que pone todavía en más prestigio su crecimiento en la máxima categoría del fútbol español. Verle triunfar, por su puesto, es orgullo del pueblo canario. Llegó a sonar, y de hecho está, en la prelista de Luis de la Fuente para ir con España, si lo estima oportuno el entrenador nacional, a la Eurocopa.

Un portero superlativo y otros actores protagonistas

Si Las Palmas está salvada ya a falta todavía de una jornada por disputarse es, en gran parte, gracias al buen hacer de Álvaro Valles. El cancerbero sevillano ha hecho su mejor año como profesional y, junto con Kirian, ha brillado como ningún otro jugador en esta UD. Sus paradas antológicas, muchas de ellas casi imposibles, sumaron muchos puntos al combinado grancanario.

Álvaro Valles, en Mendizorroza.
Álvaro Valles, en Mendizorroza. Europa Press

Sin ir muy lejos, contra el Betis, en un punto vital, salvó un mano a mano con Abde que era medio gol del Betis en tiempo de descuento y que podía haber complicado la permanencia en Primera. Contra el Cádiz, en el Nuevo Mirandilla, también exhibió reflejos felinos y saber estar para dejar su arco a cero, consiguiendo así las tablas salvadoras. Delante de él en el campo, otros futbolistas que han dado la cara y competido con destrezas como Coco, Álex Suárez, Mika Mármol o Javi Muñoz. Este último, tras las dudas sembradas cuando se anunció su fichaje -fue el primero en oficializarse-, rompió todo tipo de tabúes sobre incorporaciones de Segunda División.

Moleiro también mezcló momentos pobres con otros en los que levantó a los aficionados de sus asientos. Sandro intentó todo y solo ha logrado un gol. La mitad de los que lleva Juanma Herzog, central de Las Palmas Atlético y que solo ha jugado cuatro partidos en Primera con los mayores. Ni rastro de otros nombres como Lemos, Eric Curbelo, Pejiño, Mfulu, Fabio o Herrera, los grandes olvidados por Pimienta este curso. De Munir y Sory Kaba mejor no hablar más.

Mala racha e incertidumbre en el banquillo

Junto con el adiós de Viera, dos de los grandes lunares esta temporada 2023-24 han sido la mala racha del equipo, con 13 partidos seguidos sin lograr la victoria, y la incertidumbre sobre la continuidad, o no, de García Pimienta en el banquillo de la UD Las Palmas. Esas ocho derrotas de manera consecutiva, que comenzó con la manita (5-0) del Atlético de Madrid, hundió en demasía a un equipo que, por momentos, parecía ya desconectado de la competición. Y, las dudas de Pimienta, de si seguir o migrar, también ensombrecen.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios