Patricia Guijarro, Jorge Vilda, Alexia Putelllas e Irene Paredes. / ep

La selección femenina, con «mimbres para hacer algo bueno» en la Eurocopa

Jorge Vilda y las capitanas del equipo español valoran el salto en recursos humanos, material deportivo e instalaciones que las sitúa al nivel de los hombres en las puertas del gran torneo continental

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

Un día después de que la Federación Española de Fútbol (FEF) anunciase una sustancial mejora de las condiciones económicas y de trabajo de la selección femenina, Jorge Vilda y sus capitanas, Irene Paredes, Alexia Putellas y Patricia Guijarro, hicieron un balance de este salto de calidad y de sus sensaciones en las semanas previas al inicio de la Eurocopa, un torneo que España afronta por primera vez con grandes aspiraciones.

«Sabemos lo importante que es la difusión del fútbol femenino. Llevamos tres días preparado la Eurocopa. Es verdad que han cambiado mucho las cosas desde el Mundial, al que llegamos mejor que nunca y del que sacamos la sensación de que ya podíamos mirar a la cara a cualquier selección. Ganamos nuestro primer partido en un Mundial y se lo pusimos muy difícil a Estados Unidos, que luego fueron campeonas. Un penalti nos sacó de estar en cuartos de final», recordó el seleccionador español sobre la comparativa con el Mundial de Francia de 2019, el último gran torneo para la selección y señalado como un punto de inflexión para el fútbol femenino en España.

Y es que al paso adelante a nivel deportivo que supuso aquel torneo ha seguido su correspondiente desarrollo en el aspecto económico y organizativo, en el que ahora se profundiza con una revisión de los ingresos por patrocinios, derechos de imagen o viajes, para situar al equipo español a la altura de las mejores. «A partir de entonces han llegado muchas noticias muy buenas, en cuanto a lo individual pero sobre todo en lo colectivo. El aumento de nivel de las jugadoras, una Federación volcada con el fútbol femenino, no solo en cuanto a las condiciones y los derechos de imagen, sino en todo lo que tenemos a nuestro alcance en recursos humanos, material deportivo, instalaciones... Es exactamente lo mismo que tiene la selección masculina y al final todo eso tiene su resultado. Junto con la profesionalización de todas las jugadoras el resultado de toda esa suma es el gran nivel que tenemos ahora mismo», añadió el técnico madrileño, en un desayuno informativo organizado por la agencia Europa Press.

Vilda se muestra ambicioso con el reto de la Eurocopa en el horizonte inmediato, pero reclama también paciencia con su equipo, aspirante a todo en Inglaterra pero también con mucha menos experiencia que algunos de sus grandes rivales: «La dificultad para elaborar las convocatorias habla muy bien del nivel del fútbol español, antes no era así. Creo que hay una exigencia excesiva para una selección que todavía no ha ganado nada. Tenemos los mimbres para hacer algo bueno pronto pero hay que tener paciencia».

«Podemos centrarnos en lo importante y al final hay que agradecer el esfuerzo de la Federación. Es un acuerdo histórico y no solo por las cantidades, que queremos que sean mejores, sino por todo lo que conlleva que se iguale el reparto respecto a la masculina y se cree ese precedente. Han sido mucho meses de negociaciones muy duras, al final cada uno tiene sus intereses y lo que queríamos era llegar a un acuerdo que englobase muchas cosas», destacó por su parte Irene Paredes, primera capitana española.

Largas negociaciones

Aunque era el día de las jugadoras y el seleccionador, se reclamó la intervención de Luis Rubiales, presidente de la FEF, presente entre el público asistente al evento. «Las conversaciones se han llevado en un tono amigable, muy cordial. La Federación quería un acuerdo a largo plazo y el tema de los viajes ha estado muy presente, sobre todo a raíz de uno en el que no se hicieron las cosas como se tenían que hacer...», reconoció el mandatario federativo.

«Había un déficit tremendo cuando llegamos a la Federación hace cuatro años, principalmente en cuanto a los derechos de imagen. Creo que es un acuerdo bueno, en un clima cordial aunque haya habido negociaciones duras porque se pedían conceptos difíciles de alcanzar. Por ello hicimos un estudio comparativo de las cinco o seis mejores selecciones de Europa», detalló el presidente de la FEF.

El paso adelante colma de ilusión a un grupo que sigue dando pasos en dirección a la elite del fútbol mundial. «Llegas el primer día y te muestran todas las herramientas que vamos a tener, las mejoras en cuanto a trabajo y staff, y si vienes ya motivada pues ahora mucho más. Vienen dos o tres años muy ilusionantes para la selección y es cuestión de ir trabajando día a día», valoró por su parte Alexia Putellas, la mejor jugadora del mundo hoy por hoy, tal y como demuestra su histórico Balón de Oro.