El escritor José Luis Romero.

«Ojalá no volvamos a la normalidad de antes de la pandemia»

El profesor y escritor José Luis Romero reflexiona sobre la patermindad en su novela 'Volver a conocernos'

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

Criar un hijo en una gran ciudad exige una planificación propia de un ministro y si los padres están separados, la situación se complica algo más. «En esos casos, hay que organizarlo todo: tú lo llevas a las 9, yo lo recojo a las 2, tú a las actividades extraescolares por la tarde...», explica el profesor y escritor José Luis Romero (Córdoba, 1977). Y en ese maremagnum de horarios fijados al minuto, carreras y estrés, los vínculos entre padres e hjos se resiente. Romero ha querido reflexionar sobre ellos en su novela 'Volver a conocernos' (Ediciones B), la historia sobre la relación de un padre y un hijo tras un divorcio que evoca la necesidad de empezar de cero para poder volver a amar y para reencontrarse, desde el corazón, con las personas más cercanas.

Tomarse la vida como un esprint o reconquistar unos vínculos fuertes con los vástagos: esa es la elección de los protagonistas de esta obra, que invita a reflexionar sobre una nueva paternidad, que rompe también las cadenas de la relación tradicional entre padres e hijos, transmitida de generación en generación.

«No es lo mismo ser padre que vivir la paternidad», apunta Romero, un profesor andaluz que vivió 16 años en Madrid y que descubrió que en una urbe la crianza decalidad es una misión casi imposible, dedicando dos horas cada día solo a ir y volver del trabajo, un tiempo robado a su hijo. Por eso, se trasladó junto a su familia a Nebra, una parroquia de la localidad coruñesa de Puerto del Son. Allí ha sido director del colegio local, de unos 60 alumnos, y ahora les da clase como profesor.

La pandemia y sus derivadas (el confinamiento y el teletrabajo, principalmente) han abierto una ventana de oportunidad para aquellos que quieren romper con una vida marcada por la velocidad.

«Ojalá la pandemia no sirva para darnos cuenta de que algo hay que cambiar y sobre todo, ojalá no volvamos a aquella normalidad, en la que lo único importante era ganar dinero, aunque los padres llegasen a casa a las 8 de la tarde y no tuvieran tiempo para estar con sus hijos», señala Romero, que también es prescriptor de libros a través de su perfil de Instagram. «Me gustan la narrativa contemporánea, las historias de gente normal que vive su día a día», explica.