Sebastián Franquis, consejero de Obras Públicas, Transporte y Vivienda de Canarias. / c7

Ayudas al alquiler, alternativa habitacional para los afectados del volcán

Las ayudas estarán disponibles en un periodo de tres a cuatro años y se continuará con la adquisición e instalación de más viviendas

EFE Los Llanos de Aridane (La Palma)

El Gobierno de Canarias abrirá una nueva línea de ayudas al alquiler para las familias afectadas por la erupción volcánica que así lo deseen, por un periodo de tres a cuatro años, además de continuar con la adquisición e instalación de más viviendas en el Valle de Aridane.

Así lo ha anunciado el consejero de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, tras mantener una reunión con el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, y los alcaldes de los municipios afectados -Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte- para buscar más soluciones para resolver el problema habitacional.

«En torno a 300 viviendas, entre modulares y adquiridas serán puestas a disposición de las familias afectadas en los próximos meses», ha declarado Franquis, quien ha añadido: «seguiremos adquiriendo viviendas mientras haya necesidad».

El consejero de vivienda avanzó que el Gobierno de Canarias ha adquirido 85 viviendas modulares «de tipo contenedor» para su instalación en Los Llanos de Aridane, ya que es el municipio con mayor número de familias afectadas.

El presidente del Cabildo, Mariano Hernández Zapata, ha admitido, en declaraciones a los medios de comunicación, que «no estamos siendo rápidos solucionando el problema de la vivienda y yo creo que es evidente».

Según Zapata, en Los Llanos de Aridane son alrededor de 440 familias las que han perdido su única vivienda, a las que se suman 120 en el municipio de El Paso y otras 20 en Tazacorte. «A día de hoy no tenemos respuestas para todos», ha sentenciado.

La solución pasa por continuar con la compra de vivienda, especialmente en el Valle de Aridane, según el presidente de la primera corporación palmera, quien confía en poder cumplir con el arraigo en el medio y largo plazo con las personas afectadas.

Zapata también ha puesto el acento en que las 46 viviendas adquiridas por el Gobierno de Canarias en Tazacorte no hayan sido adjudicadas en su totalidad, «algo que debía ocurrir antes de final de año», ha recordado.

Pese a su insatisfacción, el presidente del Cabildo insular ha reiterado que este proceso de entrega de viviendas está siendo mucho más rápido que en condiciones normales, y que se están resolviendo los expedientes de los servicios sociales en meses cuando suele tardar años.

Tras la reunión mantenida en la Oficina de Atención al Afectado, en la casa Massieu, en Los Llanos de Aridane, el consejero Franquis, el presidente Zapata y los alcaldes de los ayuntamientos afectados han visitado el solar donde se ultima la instalación de cinco viviendas modulares.

Estas casas prefabricadas cuentan con 70 metros cuadrados que están repartidos entre dos habitaciones, cocina, salón y baño, y está previsto que puedan entregarse en un periodo de una a dos semanas.