Vista de la playa de Puerto Rico vacía de hamacas y sombrillas. / C7

Mogán reprocha a Puerto Rico SA que retirara ya las tumbonas cuando Costas le dio dos meses

El pleno aprueba recuperar la inspección tributaria y el ensanchamiento de la calle San Antonio de Padua, en el casco histórico

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Mogán

La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, reprochó este viernes a la hasta ahora concesionaria de la playa de Puerto Rico que retirara desde el minuto uno las hamacas y sombrillas de la cala, a las pocas horas de que se le quitara formalmente a Puerto Rico SA la concesión de la que disfrutaba desde 1972 para la gestión de este emblemático y muy concurrido espacio del litoral moganero. Aseguró la regidora local que pudo confirmar personalmente con la Demarcación de Costas en Canarias que esta institución dependiente del Ministerio de Transición Ecológica le dio dos meses de plazo a Puerto Rico SA para que dejara libre la playa y que esa laxitud también era de aplicación para las hamacas y sombrillas.

Con esa información en la mano, Bueno no ocultaba este viernes su malestar con Puerto Rico SA, que «pudiendo esperar al día 59 para abandonar la playa, la ha dejado sin servicios desde el minuto uno de la firma del acta de reversión». No entiende esa actitud, añade Bueno, por parte de una empresa que ha tenido tanto que ver con el desarrollo del municipio. «No ha puesto de su parte y está causando un daño irreparable a una playa que siempre ha sido de excelencia», se queja la alcaldesa, que se pregunta, con ironía, por qué no se ha dado la misma prisa en demoler los chiringuitos que están sobre la arena.

Bueno aprovechó para pedirle a Costas que agilice el trámite para concederle al Ayuntamiento la gestión de los servicios de temporada de la playa.

Por otra parte, en el pleno que este viernes celebró la corporación se aprobó que el Ayuntamiento recupere las competencias de inspección tributaria que desde 2005 tiene delegadas en el Cabildo y se dio luz verde también al ensanchamiento de la calle San Antonio de Padua, en el casco histórico, mediante la expropiación de dos casas por las que se pagarán 160.000 euros.