Un momento de la retirada de las hamacas en la playa de Puerto Rico, a primera hora de esta tarde. / C7

Costas manda retirar las hamacas y sombrillas de Puerto Rico en plena temporada alta

La institución del Estado firma el acta de reversión de la gestión de la playa, que estaba en manos de Puerto Rico SA desde 1972. La cala pierde también los aseos y el servicio de mantenimiento

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Mogán

La Demarcación de Costas de Canarias, organismo que depende del Ministerio de Transición Ecológica, ha mandado retirar las hamacas y sombrillas de la playa de Puerto Rico, en Mogán, en plena temporada alta. Esta medida es consecuencia de la firma del acta de reversión de la cala, que tuvo lugar esta mañana. En principio, y salvo que una resolución judicial resuelva lo contrario, el Estado pasa a gestionar de forma directa la playa, que hasta ahora y desde 1972 ha estado en manos de Puerto Rico SA. Costas revierte la gestión al considerar que el periodo de concesión del que disfrutaba la empresa expiró en 2018, frente a la tesis que sostiene la compañía, que sitúa esa caducidad en 2022. No en vano, el representante de Puerto Rico SA firmó mostrando su expresa disconformidad.

Al margen del litigio que ya existe y del que ahora se escribe un nuevo capítulo tras el levantamiento del acta de reversión, lo cierto es que una de las principales playas turísticas de Canarias se queda sin servicios de temporada en un momento en el que la playa está recuperando la afluencia de turistas perdida por la pandemia. A primera hora de esta tarde los operarios de Puerto Rico SA han empezado a retirar las hamacas y las sombrillas, con el consiguiente malestar y perjuicio para los usuarios y bañistas. Esta orden de retirada afectará también a los aseos, al servicio de socorrismo, a la oferta de patinetes acuáticos y al mantenimiento en sí de la playa, en el que se incluye su limpieza. Costas sí dio algo más de margen, hasta dos meses, para que Puerto Rico SA saque de la arena los dos chiringuitos que gestiona, las zonas ajardinadas y los parterres.

La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, deja claro que el Ayuntamiento no tiene responsabilidad alguna en el conflicto, pero subraya que la corporación ya pidió a Costas que le conceda la explotación de los servicios de temporada en Puerto Rico desde el momento en que el Estado le denegó a la concesionaria la prórroga que pidió para seguir gestionando esta cala durante 25 años más.