Parque eólico entre La Matilla y El Time, en el municipio de Puerto del Rosario. / Javier Melián / Acfi Press

La suspensión de licencias a los parques eólicos y solares durará entre cuatro meses y dos años

En la guerra por la regulación de los proyectos renovables, el PSOE avisa del «lío jurídico» que provocará la suspensión cautelar de licencias

Catalina García
CATALINA GARCÍA Puerto del Rosario

La suspensión cautelar de licencias a los parques eólicos y solares, en un período que puede extenderse entre cuatro meses y dos años, avivará «un lío jurídico», avisa el PSOE al grupo de gobierno del Cabildo de Fuerteventura. En el último pleno insular, el pacto CC-PP-AMF dio su verde a la elaboración de un plan especial de regulación de los proyectos energéticos renovables y que conlleva esta suspensión de permisos, lo que generará, a entender socialista, otros problemas mucho mayores: «la inseguridad jurídica y ahuyentar inversiones».

El PSOE califica al equipo de gobierno del presidente Sergio Lloret de «negacionistas» del reto contra el cambio climático y el desarrollo de las energías renovables, alienándose así los socialistas con las empresas que quieren montar sus parques solares y eólicos en Fuerteventura. «Están actuando como bomberos pirómanos y donde, para tratar de solucionar un problema como es la ordenación y la planificación de la implantación de las energías renovables, van a provocar un problema aún mayor: la inseguridad jurídica, ahuyentar las inversiones y cargar sobre el presupuesto público los pleitos y las posibles indemnizaciones millonarias por los daños y perjuicios que se puedan derivar de sus decisiones».

Demagogia del PP

La crítica socialista por la regulación de las energías renovables es doble contra el Partido Popular (PP), socio del grupo de gobierno insular, al que acusa de demagogia porque defender dos posturas distintas. «El PP afirma una cosa en Madrid, otra distinta en Tenerife y otra aún más diferente en Fuerteventura». En cuanto a Coalición Canaria, el PP habla de «trilerismo oportunista de CC que dice una cosa o la contraria según sople el viento».

En cambio, el PSOE sostiene que no pendula sobre las energías renovables, sino que, muy al contrario, es claro. «Fuerteventura no puede desperdiciar la oportunidad de gestionar adecuadamente su sol y el viento, dos recursos que pueden ayudarnos a diversificar nuestra economía, generar mucho empleo verde y hacernos muy competitivos para el desarrollo de proyectos sostenibles e innovadores».

Toda esta defensa sin perder de vista «por supuesto» la planificación y la ordenación y de la implantación concentrada y no dispersa de estas energías así como el fomento de otros proyectos sostenibles, en sintonía con los objetivos 2030 de las Naciones Unidas y la Estrategia de la Unión Europea, España y el Gobierno de Canarias.