Conoce a las razas de perros autóctonas en Canarias

Sin lugar a dudas «los perros son el mejor amigo del hombre», cada uno de ellos tiene una particularidad que hace que sean especiales y únicos. En el archipiélago están reconocidas cinco especies de canes

FAYNA ORTEGA Las Palmas de Gran Canaria

Un símbolo de Canarias son los perros, su historia está atada a estos animales. Entre cientos de escrituras y leyendas existen algunas que aseguran que el nombre del archipiélago viene de los canes, presentes en el escudo oficial.

Muchas teorías sobre el origen de estos animales en las Islas Afortunadas (Plinio el Viejo y Estacio Seboso) aseguraban que vivían canes de gran tamaño y que se los llevaban como ofrendas al rey de Mauritania. Pero ¿qué sabemos realmente de ellos antes de la conquista?

Con los pocos datos disponibles, confirmamos que el perro ayudaba a los aborígenes en la vigilancia y en el pastoreo. A través del sacrificio del animal, acompañaban a sus dueños cuando fallecían, prueba de ello son los cráneos de perros hallados junto a varias momias.

¿Sabes cuántas razas de perros existen en Canarias?

  1. 1

    Pastor majorero o bardino (Fuerteventura)

  2. 2

    Podenco canario (En todas las islas)

  3. 3

    Presa o dogo canario (Gran Canaria y Tenerife)

  4. 4

    Pastor garafiano (La Palma)

  5. 5

    Lobo herreño (El Hierro)

Estas razas autóctonas son las que están reconocidas por la Real Sociedad Canina de España (RSCE). Actualmente se sigue trabajando e intentando el reconomiento del Podenco Enano y al ratonero Palmero (La Palma y El Hierro).

Pastor majorero

Desde hace siglos han sido imprescindibles para las apañadas y las labores diarias de cuidado del ganado. Fueron los conquistadores los que trajeron al pastor majorero a Canarias a medida que iban colonizando en siglo XV.

Su fuerte temperamento los convierte en ciertamente peligrosos para aquellas personas  extrañas que se aproximan por sus dominios. Por su capacidad para luchar con frecuencia se le cruzó con los perros de presa que se utilizaban en las peleas de perros en el archipiélago, dando lugar al presa canario.

Es un perro trotador, de talla media, de aspecto primitivo, rústico y de buena planta. Hoy en día es muy apreciado como perro guardián para las fincas, chalets y zonas industriales.

Podenco canario

Existe una incógnita sobre el origen de este animal antes de llegar a las islas. Está considerada una raza antigua, ya que se han encontrado rastros en las tumbas de los faraones, lo que indica que existieron hace 7.000 años.

A día de hoy, el podenco canario es reconocido como una espléndida raza en el campo y muy popular por sus actividades de caza.

Es único y muy sociable con los demás perros, tranquilo y muy cariñoso con la familia. Suele ser muy tímido y extremadamente fiel a su dueño. Le cuesta adaptarse a nuevos entornos o familia y no es recomendable que viva en espacios reducidos.

Tiene mucha energía por lo que necesita correr y disfrutar del aire libre a diario, si tiene falta de ejercicio comenzará a provocar problemas de conducta.

Presa o dogo canario

Símbolo nacional de Gran Canaria y uno de los perros más antiguos de España. Las primeras referencias oficiales de esta raza son de principios del siglo XVI cuando se ordenó eliminar a casi todos los perros bardinos de las islas ya que habían dañado y mermado bastante la ganadería local.

Destacan sus increíbles características físicas y su carácter noble y fiel. ​Tradicionalmente manejaban el ganado.

Es uno de los considerados perros potencialmente peligrosos (ppp) en el Real Decreto 287/2022, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

Aunque los dogos canarios tuvieron su auge en la época de las peleas de perros y a pesar de que se seguían usando para las tareas del campo y guarda de fincas, tras las prohibiciones de lucha con animales, hubo un tiempo en el que este can estuvo a punto de desaparecer. Sin embargo, en los años 70 se inició su recuperación local.

Es un can robusto, guardián, con mucha energía y protector por naturaleza.

Pastor garafiano

También conocido como pastor de Garafía, es una especie de la que poco hemos oído hablar. Podemos decir que es una raza canina autóctona originaria de La Palma, del municipio de Garafía, de ahí su nombre, muy similar al lobo. Fue reconocida oficialmente por la Real Sociedad Canaria de España en 2003.

Desde sus orígenes ha estado ligado al pastoreo, actividad para la que muestra especial aptitud, aunque en la actualidad ha cobrado gran importancia como animal de compañía. Es un perro dócil y protector, no destaca por ser agresivo.

Como indica su nombre es un can pastor. En sus orígenes se dedicaba al pastoreo de cabras y ovejas en la isla, gracias a que su fisonomía era perfecta para moverse a traves de las zonas escarpadas.

En los años 60 estuvo a punto de desaparecer debido al cruce irresponsable con las razas.

Lobo herreño

Especie propia de El Hierro, su nombre oficial es lobito herreño (por su apariencia de lobo) o perro de pastor herreño.

Aunque no se sabe con exactitud su origen, en el siglo XV ya existían en Canarias unos perros parecidos a lobos, denominados «cancha» por los aborígenes. El aspecto de esta raza, presente en El Hierro desde hace al menos dos siglos, se asemeja al  lobo árabe.

Tradicionalmente ha sido un animal dedicado al pastoreo de cabras y ovejas, en la actualidad es usado como perro de compañía.

Tiene una constitución fuerte y es muy desconfiado hacia los extraños, aunque no ataca sin razón. Muestra una gran fidelidad hacia su amo y en general a todos los miembros de la familia.

En la actualidad el número total de ejemplares es pequeño, lo que hace peligrar su supervivencia, sin embargo están trabajando en su recuperación.

Razas en todo el mundo

A pesar que la FCI (Fédération Cynologique Internacionale) renococe a más 350 especies de perros en el mundo, existen muchas federaciones y asociaciones que difieren de estos datos por lo que la cifra puede variar significativamente.

Lo que está demostrado es que el perro pasó de rondar los asentamientos humanos, utilizándolos para el pastoreo, como guardianes y para la caza, a convertirse en la actualidad en un miembro más de la familia.

Tener una mascota significa una gran responsabilidad que no todos pueden sobrellevar, no obstante, es una experiencia maravillosa.