Borrar
Ilustración salud mental. SIBelled
La salud mental en España: ¿qué profesiones acumulan más bajas médicas?

La salud mental en España: ¿qué profesiones acumulan más bajas médicas?

Estos trastornos batieron su récord de incapacidades temporales en 2023 y tuvieron una duración media de 111 días. Las mujeres jóvenes, las más afectadas

Domingo, 3 de marzo 2024, 23:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Más de un tercio de la población tiene algún trastorno mental. Son datos del último Informe del Sistema Nacional de Salud (SNS) de 2022. Una problemática que tiene reflejo en el ámbito laboral que cerró 2023 con un récord histórico de bajas laborales relacionadas con la salud mental como adelantó este periódico. El total de incapacidades temporales por trastornos mentales y de comportamiento, así lo cataloga el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS), de España creció un 14% con respecto a 2022 y todas las comunidades vieron cómo este número aumentó hasta sus niveles máximos.

España acabó el año pasado con 600.814 bajas con una duración media de 111 días, según los datos obtenidos tras una solicitud de información realizada por este periódico amparada en la Ley de Transparencia. Esto supuso que se certificaron 28 incapacidades temporales por cada 1.000 trabajadores ocupados en los doce meses de 2023 (con los datos de la última Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística publicada en enero de 2024).

Las bajas tramitadas por el Instituto Nacional de la Seguridad Social se han duplicado en los últimos siete años al pasar de las 283.913 registradas en 2017 a las 600.814 en 2023. Un aumento que se ha visto impulsado por el número de incapacidades temporales firmadas en Canarias, Melilla y Aragón, las tres regiones dónde más crece el número de bajas laborales relacionadas con trastornos mentales y de comportamiento. «Como sociedad somos más conscientes de la importancia de la salud mental», explica Isabel Aranda, doctora en Psicología organizacional y vocal del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid.

La ansiedad, los trastornos del sueño y la depresión son los problemas de salud mental más frecuentes entre los españoles. El estrés, apunta la Confederación Española de Salud Mental, es una de las principales causas de los problemas de salud mental en el trabajo. Aunque, Aranda asegura que es complicado categorizar estas patologías, porque no se especifica el motivo en las bajas. «Lo que sí sabemos es que pueden llegar a alcanzar el año de duración», indica Aranda.

La duración media de estas incapacidades temporales en 2023 fue de 111 días, más de tres meses y medio. Aunque en algunas ramas profesionales, el tiempo de baja se dispara hasta los 156 días como es el caso de la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca.

Sin embargo, son los profesionales de la medicina, los trabajadores del comercio y los ocupados en actividades administrativas y servicios auxiliares acumulan casi la mitad del total nacional.

«Es imprescindible cuidar la salud mental en el trabajo», destaca la Confederación Española de Salud Mental. «Tenemos que cuidar a los que nos cuidan», alerta María Isabel Moya, vicepresidenta primera del Consejo General de Médicos (CGCOM). «Los datos son muy alarmantes y las cifras de profesionales afectados por estrés, ansiedad y trastornos del sueño han aumentado mucho en los últimos años», destaca.

Récord histórico

600.814 bajas médicas

relacionadas con la salud mental se concedieron en 2023

Según un informe realizado por Mutual Médica, esta organización revela que las bajas médicas por salud mental entre los médicos crecieron un 247% el pasado año. «El aumento de la presión y el estrés puede ser un gran desencadenante de problemas de salud mental», advierte el texto. En todos estos casos, las bajas médicas no están categorizadas como enfermedad profesional, sino como común. «Con el perjuicio que esto supone, porque si no se reconoce el origen profesional de las enfermedades o accidentes supone un perjuicio para la víctima, en términos de prestación económica, que es menor», denuncia Ana García de la Torre, secretaria de Salud Laboral de UGT. «También tiene un impacto en sus compañeros y compañeras, porque no se activa el mecanismo preventivo y el riesgo laboral sigue estando presente, por lo que pueden que enfermen también», añade.

Un cambio que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ya dio en 2010, pero que España aún se resiste a realizar. «Hemos abierto una mesa de diálogo social con el fin de actualizar la normativa en PRL, trabajaremos para mejorar la gestión de los riesgos psicosociales, reclamando una normativa diferenciada de estos», señala la portavoz sindical. «Reclamamos una actualización del Listado de Enfermedades Profesionales Español para que sean incluidos.

Además, se debe revisar y actualizar el cuadro de enfermedades profesionales para incorporar la perspectiva de género».

Con nombre de mujer

Los trastornos relacionados con la salud mental afectan a toda la población, pero su impacto es desigual. Más de la mitad de las bajas médicas pautadas en 2023 tenían nombre de mujer. «Algo que tiene que ver con la segregación horizontal, precariedad laboral, largas jornadas, inseguridad laboral», responde Ana García de la Torre.

Según el informe del Eurobarómetro de SST realizado por la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo, «las mujeres tienden a estar más expuestas a una gran presión de tiempo y sobrecarga de trabajo (48% frente a 44% de los encuestados masculinos), así como a la violencia o los abusos verbales por parte de clientes, pacientes, alumnos, etc. (19% frente a 13% de los encuestados masculinos)».

Newsletter

Mientras que la brecha por género se mantiene invariable con el tiempo, el problema se agudiza en el ámbito generacional. «La Generación Z está más concienciada con estos temas, pero también a medida que cumples años aprendes a relativizar ciertos problemas. Según los datos del INSS, desde enero de 2019, las bajas laborales por salud mental que más se han disparado han sido las de los jóvenes entre 16 y 25 años. El ratio es de 46 por cada 1.000 jóvenes ocupados, mientras que para el resto de edades está en el entorno de 20 y 35 por cada millar de empleados.

La cifra se dispara al rastrear la cifra de mujeres trabajadoras entre los 16 y 25 años, en esta franja se conceden 66 bajas médicas relacionadas con la salud mental por cada mil ocupadas en estos años.

Existen numerosos factores que impactan en la salud mental de los más jóvenes, entre ellos la escasez y precariedad del empleo juvenil, la discriminación, los abusos en la infancia, el bullying, la soledad no deseada, el abuso y adicciones con y sin sustancias. Según el informe «La situación de la salud mental en España», por edad, las ideas o el intento de suicidio (31,8%) y las autolesiones (30,7%) se producen en mayor grado en el grupo de jóvenes de 18 a 24 años.

Lo importante, añade esta psicóloga, es concienciar de que estos problemas de salud son importantes. «Si te duele la rodilla vas al especialista y si está relacionado con la salud mental tienes que hacer lo mismo. Esto no significa estar loco», añade la vocal del Colegio de Psicología de Madrid.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios