Canarias7
Canarias7 / Denver (EE UU)

Un niño de 9 años se suicida víctima del acoso escolar

Fue durante las vacaciones de verano cuando el pequeño Jamel Myles confesaba a su fmailia que era gay. Y la reacción de la madre, Leia Pierce, destiló una considerable mezcla de sensaciones: «Estaba tan asustado cuando me lo contó...», pero al final lo asumió con total naturalidad.

Durante los primeros días del curso, James salió del armario ante sus amigos del colegio. Pero lejos de ser aceptado como en el ámbito familiar, se encontró con un incómodo clima de rechazo y degradación. Su madre tiene claro que la intimidación a la que le sometieron fue un factor decisivo en la muerte de su hijo. «Fue a la escuela y dijo que le iba a decir a sus amigos que era gay porque estaba orgulloso de sí mismo», aseguró.

En paralelo, el Departamento de Policía de Denver está investigando la muerte como un suicidio. Y es que el jueves, cuatro días después del inicio del curso, Pierce encontró a su hijo muerto en su casa de Denver. «Cuatro días es todo lo que aguantó en la escuela», dijo. «Podría imaginarme lo que le dijeron. Mi hijo le confesó a mi hija mayor que los niños de la escuela le dijeron que se matara. Estoy triste porque no viniese a explicármelo a mí», aseguró la madre.

Las Escuelas Públicas de Denver enviaron una carta a las familias informándoles que la Administración está proporcionando trabajadores sociales adicionales y un equipo de crisis para ayudar a los estudiantes a superar la tragedia. El distrito también ofrecerá apoyo a la familia.

La madre del niño fallecido quiere difundir la conciencia sobre los efectos de la intimidación. Pierce espera que ningún padre tenga que pasar por el devastador dolor que siente por el mero hecho que su hijo sea diferente de los demás. «Los niños deberían rendir cuentas por el acoso», dijo.