Canarias7
Francisco Suárez Álamo

CANARIAS EN MADRID

El peso canario en Madrid

La política canaria ha pivotado entre las islas y Madrid, con un protagonismo especial por la presencia de partidos nacionalistas en el Congreso de los diputados. Así, desde la llegada de la democracia hasta hoy son 15 los representantes canarios que han ocupado un escaño –bajo las siglas de AIC, CC y NC-, ya sea con grupo parlamentario propio o como integrantes del grupo mixto. En cada legislatura, esa presencia ha tenido un peso diferente, en función de la matemática y las políticas de alianzas.

El acento canario se ha escuchado siempre en la política nacional pero en estos 35 años han sido muchas las ocasiones en que el eco ha sido escaso. Ha costado que se entienda el coste de la insularidad y la lejanía. Para ello han sido importantes en ocasiones los diputados y ministros.

Y también Canarias ha pesado en materia ejecutiva. Desde las primeras elecciones democráticas de 1977 en España ha habido cuatro ministros canarios en diferentes legislaturas, tres bajo gobiernos del PSOE y uno del PP. El primer isleño en sentarse en el Consejo de Ministros fue Luis Carlos Croissier (Arucas, 1950), que ocupó la cartera de Industria y Energía entre 1986 y 1988.

En 1993 fue Jerónimo Saavedra (Las Palmas de Gran Canaria, 1936) quien entró a formar parte del Ejecutivo, también con Felipe González, primero como ministro de Administraciones Públicas, de 1993 a 1995, y más tarde como titular de Educación y Ciencia, entre 1995 y 1996.


Pasaron ocho años sin presencia canaria en el Consejo de Ministros –no hubo ningún ministro de las islas durante las dos legislaturas en las que gobernó José María Aznar- hasta que de nuevo un presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, contó con Juan Fernando López Aguilar (Las Palmas de Gran Canaria, 1961).

Ya a finales de 2011, cuando el PP volvió al poder, el presidente Mariano Rajoy eligió a José Manuel Soria (Las Palmas de Gran Canaria, 1958) como ministro de Industria, Energía y Turismo. En abril de 2016, tras aparecer en los llamados papeles de Panamá por su vinculación con una empresa creada en un paraíso fiscal y tras sus explicaciones contradictorias, fue forzado a dimitir y abandonó la política activa.

A la vista de ese peso de Canarias en Madrid, el Gobierno regional optó por contar con una sede propia, situada en un enclave estratégica: en la trasera del Congreso de los Diputados. Allí luce cada día la bandera canaria.

REF

Compensar. Es la piedra angular de la economía canaria. Nace como mecanismo de compensación por los sobrecostes que se derivan de la lejanía e insularidad pero su evolución ha estado marcada por un hecho con el que no se contaba: el Tribunal Constitucional dejó claro que el dictamen previo del Parlamento canario es preceptivo pero no vinculante. A partir de ahí, el REF ha estado al albur de las simpatías o antipatías del gobernante de turno en Madrid. Se ha añadido en los últimos años a ello el hecho de que se vinculaba al mecanismo de financiación autonómica. Ahora existe el compromiso político de separarlo pero de nuevo sujeto a las vicisitudes políticas, que están marcadas en este 2017 por del debate de Cataluña.

«Que la gente llame e invite a comer está bien pero esto de si cede o no se cede depende de cada político, porque hay políticos honestos en la derecha y en la izquierda. Yo nunca he sufrido presión por parte de nadie». Jerónimo Saavedra.