Canarias7
David Ojeda

EUROPA

Canarias en Bruselas. Tres décadas de integración.

El 25 de febrero de 1987, bajo el mandato del socialista Jerónimo Saavedra, Canarias se destacó sobre el terreno en Bruselas. Ese día abrió la oficina de Proexca, punta de lanza de la delegación de las islas en el corazón de la Europa parlamentaria; una avanzadilla que tres décadas después ha sido clave en la integración de las islas en el marco europeo, capital para la pervivencia de sus sectores estratégicos especialmente desde el reconocimiento, largamente peleado en la Cámara, como Región Ultraperiférica, que quedó confirmado en 1993 en el Tratado de Maastricht, aunque tardó años en conseguir peso jurídico.

Protocolo 2, OCM del plátano, excepciones arancelarias, ultraperiferia... La relación de Canarias con Europa -primero con lo que era la Comunidad Económica y después la Unión- da para un diccionario propio. No ha sido fácil trasladar esa información, de alto perfil técnico, al lector.

Ese punto quedó especialmente consolidado en octubre de 2007 en el Tratado de Lisboa, un momento esencial para la historia de las islas, y que vino a zanjar una demanda política no siempre bien entendida en Bruselas. Pero tampoco en Madrid, un puente aéreo en el que se produjeron muchas disputas.


Y es que Canarias peleó mucho por conseguir mejorar sus condiciones, y que desde el continente se entendieran sus reivindicaciones. Las islas entraron en la entonces denominada Comunidad Económica Europea en 1986, por la vía del Protocolo 2. Una fórmula jurídica que dejaba fuera del marco de relaciones las políticas fiscales, aduaneras y agrarias. Y hubo que esperar cinco años, hasta que en julio de 1991 entraba en vigor el modelo de adhesión de Canarias al contexto comunitario. En ese momento Canarias logró integrarse de forma plena en la Comunidad parlamentaria y perdió el régimen de puertos francos aunque consiguió una compensación en forma de excenciones fiscales en el REA.


Ese fue el primero de los pasos, lentos y duros, que se tuvieron que ir dando desde los distintos gobiernos que ha habido en Canarias para poder consolidar un estatus que todavía hoy se trata de mejorar con la presencia de diputados radicados en la capital belga, y con la presencia de una oficina canaria funcionando a pleno rendimiento en el corazón de la ciudad parlamentaria.


Desde las islas se trabaja porque la insularidad y la lejanía sea entendida por el núcleo de la política comunitaria. Algo que se ha ido dando en los últimos años, donde se han consolidado muchos derechos en políticas fiscales y agrarias, por poner dos ejemplos.

1994. El REF.
El Régimen Económico y Fiscal que Canarias se mantenía vigente desde 1972. La modificación del 94 trajo un conjunto de medidas económicas –el denominado REF económico- destinado a compensar de forma directa la lejanía y la insularidad. Las medidas actualmente recogidas en la Ley se refieren a los ámbitos siguientes: transporte y telecomunicaciones; energía y agua; promoción comercial o promoción y rehabilitación turística.

«Tenemos que estar muy al tanto de todo lo que se cuece en Bruselas. Por eso es importante contar con una presencia continua en forma de oficina permanente al más alto nivel». Adán Martín (qepd) en 2003.