Canarias7
Efe / Bruselas

Francia no albergará centros para inmigrantes

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, precisó este viernes que no habrá centros para acoger inmigrantes en territorio francés, ya que éstos "estarán en países de primera llegada y Francia no lo es", y recordó que "la ley internacional establece que el país más cercano al rescate debe ceder su puerto".

"El acuerdo que alcanzamos esta madrugada habla de crear de forma voluntaria estos centros y trabajar junto con ACNUR y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM)", recordó Macron a su llegada esta mañana a la segunda jornada de la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE).

El presidente francés destacó la importancia de "ser más solidarios" con los países de primera llegada y garantizar "que Europa se ocupe de las personas que llegan desde el primer día" con un sistema similar al de los centros de acogida de Lesbos (Grecia), "donde se daba un proceso eficaz de acogida y retorno".

Macron calificó de "victoria" el acuerdo alcanzado ayer por el Consejo Europeo, ya que considera que ofrece "un acercamiento completo" a la gestión de la migración, "reforzando la cooperación con países terceros, la solidaridad a través de la responsabilidad y la lucha contra todo tipo de tráfico de personas".

"Hemos demostrado que un acuerdo en un asunto tan esencial como la gestión de la migración es posible, defendiendo una Europa que protege a sus conciudadanos y es autora de su derecho y de su historia", apuntó el mandatario francés, quien subrayó que el acuerdo alcanzado esta madrugada "protegerá a los más débiles".

El presidente de Francia señaló también que "en las próximas semanas" se detallará cuál será el funcionamiento de estos centros y aseguró que algunos Estados miembros "han manifestado su voluntad de avanzar muy rápido en este sentido".

"Es necesaria también una mejora de los mecanismos bilaterales en el marco del reglamento de Dublín", concluyó Macron, quien añadió que pronto se presentarán nuevas directrices orientadas a evitar que los inmigrantes se muevan por la UE para tratar de pedir el asilo en el país donde más les interesa.