Canarias7
José Miguel Pérez

Economía

Gran Canaria y Lanzarote siguen en cifras récords de turistas en 2018

Gran Canaria y Lanzarote han logrado mantener las cifras históricas de llegadas de turistas en lo que va de año pese a la reapertura de Egipto y Turquía. Las otras dos potencias turísticas del archipiélago, Tenerife y Fuerteventura, no han podido evitar la pérdida de visitantes.

Canarias ha recibido en los cinco primeros meses del año a 6.427.216 turistas extranjeros y de la península española, 93.197 menos que en el mismo periodo de 2017, lo que representa un descenso de un 1,5% interanual, según los datos de Promotur, Turismo de Canarias.

Aún no se han hecho públicos los datos de junio, pero las cifras de pasajeros de Aena apuntan a que esta tendencia se mantendrá en el verano, con Gran Canaria consolidándose como la isla que menos seguirá sufriendo el cambio de ciclo.

La isla picuda, la más dependiente del mercado británico, se ha llevado la peor parte: en los cinco primeros meses han llegado casi 80.000 visitantes menos a Tenerife respecto al mismo intervalo del año pasado: 55.000 de estos turistas perdidos son británicos, 35.000 nórdicos, y 11.400 peninsulares Con todo, los casi 2,4 millones de turistas que acumula (-3,3%) le mantienen como la isla con mayor demanda.

Fuerteventura ha contabilizado 846.000 turistas en los cinco primeros meses, casi 44.000 turistas menos. En esta isla, los números negativos han llegado desde prácticamente todos los países emisores, aunque destacan los descensos de 20.000 británicos y de 10.000 italianos.

Pero, ¿cómo han logrado las otras dos grandes islas turísticas del archipiélago evitar el retroceso? En el caso de Gran Canaria (1.852.161 turistas hasta mayo, 8.800 más en términos interanuales), su tabla de salvación ha sido el mercado peninsular, desde donde han llegado 11.300 turistas más que el pasado año. Este avance nacional ha permitido de momento compensar el preocupante retroceso en 28.000 turistas alemanes, y cerrar con un balance global de un 0,5% más de llegadas.

El éxito de Lanzarote (1.173.000 visitantes en cinco meses, 18.000 más) se explica porque ha sido la única isla canaria que ha conseguido aumentar las visitas de británicos: desde Reino Unido han contabilizado 10.200 turistas más, lo que también ha equilibrado la balanza pese al descenso de 6.000 alemanes y más de 3.700 peninsulares.

Desde la patronal y las administraciones públicas locales destacan, con estos datos en la mano, la capacidad general que está demostrando el destino de minimizar un retroceso turístico previsto desde hace meses.

Pero los hoteleros canarios son conscientes de que la lucha por mantener el listón no ha hecho más que empezar. Al descenso del turismo británico se suman las malas expectativas del mercado alemán: los turoperadores están registrando pérdidas de entre el 12 y el 20% en las ventas de viajes a Canarias para este verano, con Gran Canaria, en este caso, como una de las islas más afectadas.