Canarias7
Ronald Ramírez Alemán

Fútbol: UD Las Palmas

Tana insiste en irse, pero el club no cede y quiere hacer caja

Ya han sido varias las veces que el mediapunta le ha trasladado al club su deseo de probar fortuna fuera de la isla, y aunque la UD está dispuesta a escuchar ofertas por él, la realidad es que no ha llegado ninguna propuesta en firme para hacerse con los servicios del canterano. Por ello, a día de hoy, el jugador está más cerca de quedarse que de salir, aunque de aquí al 31 de agosto todo puede pasar.

Porque la solución que proponen jugador y agente ha sido rechazada por la UD. Tana ha solicitado rescindir su contrato pero la entidad amarilla no está dispuesta que el jugador salga a coste cero. Si no hay dinero, la puerta está cerrada y el jugador se quedaría aunque sea en contra de su voluntad. Es cierto que han habido casos similares de jugadores que han querido salir y han logrado la carta de la libertad, como ocurrió con David Simón y Raúl Lizoain, pero la Unión Deportiva valora su caso con diferente perspectiva. Están descontentos por el comportamiento y la actitud del jugador, y el camino que se tomará con Tana será distinto. No habrá facilidades para su marcha.

También cuenta, por supuesto, la calidad del futbolista. El equipo carece de jugadores de ese corte en la plantilla. Imaginación, técnica, visión de juego y gol. El grancanario está completando una muy buena pretemporada y Manolo Jiménez solo tiene elogios para él. Así lo ha evidenciado el técnico en más de una ocasión cuando se le ha preguntado, de manera insistente, por su opinión sobre el mediapunta. «Tana está trabajando fenomenalmente, está demostrando de lo que es capaz. Ojalá que se quede porque es un futbolista importante», dijo. Puntualizó, eso sí, que no quiere «influir en el corazón de ninguna persona».

Se trata, por lo tanto, de un jugador que la UD valora y por el que se espera que continúe ayudando al equipo un curso más o deje dinero en la caja. El futbolista rindió de maravilla hace dos años en Primera con Setién al mando y ya se ha visto de lo que es capaz cuando está enchufado.

A Tana le queda un año más de vinculación con la UD. Amplió y mejoró su contrato hasta 2019 hace dos años, y ahora cuenta con una cláusula de rescisión de 30 millones, pero club el está dispuesto a negociar si algún equipo se interesa por comprar al futbolista. Sería la única solución.