Canarias7
José L. Reina

Crónica web: UD Las Palmas-Albacete

La UD perdona y cede un empate

Con un ritmo desbordante comenzó el partido entre la UD Las Palmas y el Albacete en un soleado Estadio de Gran Canaria. A pesar del dominio inicial de los visitantes, los pupilos de Jiménez tuvieron tres ocasiones claras de gol en los primeros quince minutos del encuentro. Una gran jugada de Fidel por la derecha, acabó en un gran centro que consiguió rematar el siempre presente Rubén Castro, obligando a Tomeu Nadal a despejar a córner el disparo a bocajarro. Tan solo unos minutos después, y de nuevo con Castro como protagonista, la UD Las Palmas pudo marcar el primero tras otro latigazo local, que demuestra que necesita muy poco fútbol para crear peligro. En el minuto 12, y con el Albacete asediado, Juan Cala remató un potente cabezazo que milagrosamente no acabó en gol, aunque el central amarillo pidió penalti por manos del central visitante.

Dominio local y paciencia visitante

A pesar del orden demostrado por el Albacete, la calidad de los jugadores de la UD Las Palmas hace que el peligro esté siempre presente. Rubén Castro, muy activo desde el inicio del encuentro, tuvo el gol en un mano a mano frente a Tomeu, que logró salvarlo con la puntera por centímetros. El Albacete, por su parte, no se achicó frente a las embestidas locales, intentando crear juego en cada jugada, y esperando su oportunidad a la contra cuando no tenía el esférico.

Pérdidas de Tana y lesión de Lemos

Jiménez se vio obligado a efectuar un cambio a la media hora del encuentro por la lesión de Álvaro Lemos, lugar que ocupó Mantovani, que se instaló en el centro de la defensa, trasladando a David García al lateral derecho, posición que conoce a la perfección el capitán. En la banda, y desde muy temprano, calentaba Ruiz de Galarreta, que hoy se quedó en el banquillo por la sorpresa en el once de Tana, que se mostró bastante irregular, perdiendo balones fáciles en el centro del campo y creando algo de nerviosismo en la grada.

Rubén Castro es el rey del área

No necesita mucho Rubén para meterla. Parece que el balón siempre va a sus pies cuando está dentro del área, lugar donde no suele fallar. En el minuto 44, cuando ya los jugadores pensaban en el descanso, un centro aparentemente sin peligro de David García, se convirtió en un rechace del portero visitante, que pidió falta de Rafa Mir al intentar atajar el balón, y que acabó en los pies del delantero de La Isleta, que con un toque sutil, puso el uno a cero en el marcador.

El Albacete asusta y Raúl responde

Salió con fuerza el equipo visitante de los vestuarios. Al igual que al inicio de la primera parte, el Albacete dominó y creó peligro a una UD Las Palmas que prefirió esperar atrás y salir rápidamente a la contra. En el minuto 55, Raúl Fernández tuvo que emplearse a fondo frente a Manaj para evitar las tablas en el luminoso. Un minuto después, Jiménez decidió meter a Ruiz de Galarreta en lugar de un discreto y errático Tana.

Seriedad en defensa y velocidad en ataque

Con Rubén Castro de referencia ofensiva, la vida es mucho más fácil para la UD. En el 66, con un espectacular disparo al larguero, levantó al público del asiento, completamente rendido ante la calidad del 7 amarillo. Jiménez, que veía como su equipo sufría en defensa ante un correoso Albacete, decidió meter en el terreno de juego a Sacko en lugar de un luchador Rafa Mir, intentando buscar velocidad en bandas ante la apertura de espacios.

Empata el Albacete

La insistencia del conjunto visitante tuvo su recompensa en el minuto 80, que tras un buen pase filtrado a la banda izquierda, un centro con mucho peligro acabó entrando en la portería de Raúl tras un despeje en propia puerta de David García. Había avisado ya varias veces el Albacete, que esta vez no perdonó. El gol psicológico dejó noqueados a los locales, que tuvieron la mejor ocasión en las botas de Sacko. Finalmente, empate en el marcador en un bonito partido.