Canarias7
Kevin Fontecha

El ejército de Jiménez defiende corona

La UD Las Palmas repite en el Trofeo Ramón de Carranza y lo hace con la premisa de defender su corona. Queda exactamente una semana para que abra la competición en Segunda División y el encuentro de hoy servirá para calibrar el estado del conjunto isleño. Tras las palizas físicas durante este mes de pretemporada y los amistosos pasados, cargados de probaturas, lo de esta noche ya es serio. Se acabaron las bromas. Lo que plantee Manolo Jiménez ante el Cádiz será lo más parecido a lo que se vea en la primera jornada de liga ante el Reus.

Las Palmas llega para preservar su reinado. Los isleños, que alzaron la Tacita de plata el verano pasado, quieren demostrar que el cartelito de favoritos en Segunda División no es un regalo. Además, Jiménez ya cuenta casi con la totalidad de su plantilla –solo restan cuatro fichajes por–. Será un test de enjundia. Y el prestigio y la historia del torneo obligan a la UD a estar a la altura. Enfrente, el anfitrión. Un Cádiz que no concibe otro objetivo este curso que estar entre los seis primeros en la tabla. Con todo, sobre el verde habrá dos aspirantes al ascenso. Se aventura un duelo atractivo para el espectador, ya con las fuerzas más cargadas y, cómo no, con kilometraje de sobra en los gemelos. Ante el Marítimo se apreciaron pinceladas de la capa de pintura que está dando Jiménez al equipo y esta noche se espera ver la mejor versión de la Unión Deportiva.

La lesión de Sergio Araujo, que estaba siendo el jugador más destacado de la pretemporada amarilla, lastra los planes de Manolo Jiménez, que tendrá que buscar nuevo líder. La baja del argentino trastoca la estrategia del técnico sevillano que, hasta el momento, poco ha podido emplear su fetiche 4-4-2. Aun así, Jiménez continuará con la solidez como bandera e insignia de la nueva UD. El Cádiz será una buena piedra de toque. Los andaluces obligarán a Las Palmas a subir de nivel si quieren plantarse en la final, que se disputaría mañana a la misma hora, ante el Betis de Setién.

El preparador amarillo podría mostrar las cartas con las que tiene pensado comenzar la batalla en Segunda. Eso sí, sin su buque insignia. Quienes tampoco estarán son Tana, descartado por el entrenador, Álex Suárez ni Eric Curbelo. El mediapunta, todavía pensando en un futuro lejos de Gran Canaria. Por otro lado, los centrales del filial podrían ser dos de los futbolistas a los que se ceda a algún equipo de Segunda para que sigan progresando.

Con todo, Jiménez tratará de dosificar esfuerzos pero sin escatimar en kilómetros. Llegados a este punto de pretemporada, ya los futbolistas tienen el suficiente rodaje para aguantar hasta el final del partido y el técnico necesita que así sea para el estreno liguero.

Será un encuentro donde la UD, de ganarlo, podría mandar un primer mensaje a todos los rivales de la categoría de plata del fútbol español. Con el ascenso entre ceja y ceja, Las Palmas tratará de dar un golpe sobre la mesa. Alzar el prestigioso Trofeo Carranza antes de abrir la temporada en la competición doméstica. Casi nada. Eso sí, primero debe vencer al anfitrión y luego al euro Betis de Quique Setién. Hoy se verá cómo compite la nueva UD.