Canarias7
Agencias / Nueva York (Estados Unidos)

La maldición de Carla Suárez

Carla Suárez cayó eliminada del US Open, cuarto y último Grand Slam de la temporada, tras perder en la madrugada de este jueves en los cuartos de final ante la estadounidense Madison Keys en dos sets (6-4, 6-3), en un partido donde no tuvo excesivas opciones y volvió a quedarse a un paso de alcanzar las semifinales en un grande.

De este modo, la jugadora grancanaria, de 30 años, no pudo continuar con su aventura en Nueva York, donde estaba rayando a gran nivel y había dejado fuera a jugadoras como la francesa Caroline Garcia y la rusa Maria Sharapova, por lo que se presentaba optimista a su duelo con una americana que se había impuesto en sus tres anteriores enfrentamientos.

En su séptima aparición en la antepenúltima ronda de un Grand Slam, la segunda en la Gran Manzana, Suárez no pudo conectar su mejor tenis y se quedó en 10 ganadores, por los 22 de Keys, finalista el año pasado en Flushing Meadows y que desde entonces está recuperando su mejor nivel. La de Las Palmas tuvo opciones en el primer set, pero tras perderlo en los compases decisivos, no logró mantener la misma igualdad en el segundo.

La tenista estadounidense no varió el guión previsto y se mostró en todo momento agresivo, aprovechando su mayor fortaleza física para imponerse al mayor tenis académico de la española, que no pudo sacar partido a los 19 errores no forzados que cometió la decimocuarta cabeza de serie del torneo en el primer set, también mostrándose demasiado errática (13).

El primer parcial resultó igualado y ambas lograron mantener sus servicios hasta los momentos claves. Suárez sólo tuvo una opción de rotura, en el quinto juego, por las dos de su rival, que, sin embargo, supo apretar y presionar cuando la canaria sacaba con 5-4 abajo en el parcial. La española salvó una primera bola de break, pero no pudo con un drive en la segunda y se le escapó la manga.

A partir de ahí, Keys se asentó más en la pista y mejoró su juego, elevando el nivel de winners por encima del de los errores no forzados y sin ofrecer ningún resquicio con su poderoso saque. Suárez no lo logró y sólo mantuvo el pulso hasta el sexto juego, momento en el que cedió por segunda vez su servicio, desventaja que ya no pudo recuperar pese a que tuvo una opción de rotura en el último saque del partido.

La americana la salvó ante una Suárez que se mostró molesta por la actitud del público y sacó el billete para las semifinales, donde se medirá a la japonesa Naomi Osaka.

El lado bueno.Carla Suárez lamentó su eliminación de este jueves ante la estadounidense Madison Keys en los cuartos de final del US Open, pero buscó el lado positivo porque su buen hacer en la gira americana marca su «línea a seguir» en lo que resta de temporada. «Estos tres o cuatro torneos de la gira americana marcan la línea a seguir. He tenido muy buenos partidos. Hace tiempo que no me conformo con llegar a cuartos de final y mi objetivo siempre va a seralcanzar las últimas rondas», explicó Suárez.

De todos modos, la canaria reconoció que su derrota ante Keys fue «una pena porque son oportunidades que se van escapando», después de volver a toparse por séptima vez con la barrera de la antepenúltima ronda en un Grand Slam.

«La línea competitiva la tenemos clara y sabemos lo que tenemos que hacer para el resto de la temporada. Nos quedan de tres a cinco torneos y vamos a dar todo para hacer el mejor cierre de curso posible», añadió.

Enfado.Carla Suárez se quejó del ruido en la pista: «Había mucho ruido y se sentía, pero el árbitro me dijo que cuando la pista no esta llena a veces se nota más y ya está. Me quejé dos o tres veces y podría haberlo hecho mil, en todos los puntos que jugué. El ruido era malo también para Madison».