Canarias7
Efe / Ciudad Real

Valverde: «Claro que quiero ganar la Vuelta pero está muy difícil»

«Por querer, claro que quiero (ganar la Vuelta), pero está muy difícil», dijo en meta un Valverde que «con dos victorias» ya está «contento» con lo que está realizando en esta Vuelta 2018.

«Lo que venga ya vendrá», apuntó, en todo caso, feliz porque «para ganar a (Peter) Sagan aquí hay que estar muy fuerte».

«Hasta ahora yo estaba para ganar etapas y tratar de no perder tiempo. Pero realmente será mañana cuando se puede esperar a ver si puedo ganar, si nos centramos en (Nairo) Quintana o yo también estoy por ahí», confesó.

En todo caso el corredor murciano se toma las cosas sin apurarse demasiado y viendo «día a día» como va. «Yo tranquilo. Presión no tengo ninguna», apuntó ante la compañía en el equipo de otro candidato como Quintana.

«Estamos aquí para los dos. Yo me encuentro bien y lo que ya he hecho bien, bien hecho está. No vamos a desaprovechar que estoy bien. Pero quiero ir día a día y si pierdo tiempo mañana luego queda el Mundial», aseguró.

El de Las Lumbreras asumió que la victoria sobre Sagan le da «muchísima motivación» para el Mundial, donde, no obstante, no cree que haya tanto «pelea por la posición como hoy» tras un recorrido tan largo y exigente como el que se espera en Insbruck.

Sobre la etapa, desveló que su director, José Luis Arrieta, le dijo que «era una etapa muy buena» para él y que «cogiera la rueda de Sagan» para buscar la victoria. Y que le respondió que «no iba a disputar la etapa» sino a «intentar no perder tiempo».

Pero se animó «a 500 metros de la meta», salió tras un Sagan que «tenía marcada la etapa y había hecho trabajar a su equipo desde el principio para ganar», y le rebasó en la línea de meta de una llegada que sabía era dura, pero no esperaba que tan dura».

«Ha habido un momento que me he quedado encerrado, pero luego he visto que podría remontar y un poco sorprendido si que estoy, la verdad», se felicitó de como encaró el sprint, en el que no apareció hasta el final para rematar al triple campeón del mundo.

Valverde, por último, consideró que la diferencia entre su rendimiento entre el Tour y la Vuelta, donde casi siempre está bien, es «la cabeza». «El Tour siempre lo preparo pero la Vuelta me encanta porque en ella fue cuando me vi que podía ser un gran corredor», explicó.