Canarias7
Efe / Madrid

El mundo se despide de María Dolores Pradera, "luminosa" artista y persona

"Estaba bien, pero de repente fue cayendo en picado y se puso muy malita, pero hemos tenido la suerte de que nos ha vivido muchísimo", ha explicado la hija de María Dolores Pradera, Helena Fernán-Gómez, a los medios de comunicación en las puertas del tanatorio de la M-30, donde se ha instalado su capilla ardiente desde mediodía.

Hasta allí se han acercado numerosas personalidades de la cultura, de la política y de la prensa, alternándose con miles de mensajes de condolencia en la distancia, como el "adiós emocionado" de los Reyes a una "enamorada de la música iberoamericana y puente entre culturas" o la despedida del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a una "figura muy relevante de la canción española".

Nacida en la capital española el 29 de agosto de 1924, María Dolores Pradera recibió numerosos premios y distinciones a lo largo de una trayectoria artística de casi 70 años, durante la que obtuvo 30 discos de oro y fue galardonada con la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio, la Medalla de Oro de las Bellas Artes, la Encomienda de la Orden de Isabel la Católica y el Premio Nacional de Teatro.

Hasta hace un lustro se mantuvo en activo, cuando grabó el segundo volumen de "Gracias a vosotros" junto a amigos, admiradores y colegas de profesión. De hecho, "casi hasta el último momento no perdió la ilusión de volver a los escenarios", ha dicho muy emocionada la hija de la cantante y del actor Fernando Fernán-Gómez, que ha recordado además que México fue su segundo país.

Según ha precisado, fue en torno a las once de la noche de ayer cuando la artista falleció en su domicilio madrileño por causas naturales y sus restos mortales serán incinerados este miércoles en el cementerio de la Almudena a una hora por determinar. Las cenizas se las repartirán entre los hijos y en unos días se celebrará un funeral en la iglesia de La Milagrosa, donde "donde ella iba de pequeña".

"Quiero que se la recuerde como maravillosa madre, persona y artista. No he podido ni llorar esta mañana de la cantidad de recados que he tenido de todo el mundo", ha comentado Fernán-Gómez, tras recibir muestras de cariño entre otros de Diana Navarro, Soledad Jiménez o Joaquín Sabina, que ha enviado flores, al igual que la Academia de Cine, la Academia de las Artes Escénicas o AISGE.

María Teresa Campos, acompañada del actor Edmundo Arrocet, ha sido el primer rostro célebre que se ha acercado hasta la capilla ardiente, donde se ha declarado "muy triste" por la pérdida de "una gran artista y de una amiga". "Ha sido un lujo para mi vida, pero sobre todo para la música española", ha destacado.

La cantante Rosa León, amiga también de la familia y productora de cuatro de sus discos, ha señalado que "se ha ido parte de la cultura y de la música de nuestro país. No solo era una magnifica cantante, sino también una magnífica persona", una idea muy repetida.

"Tenemos la gran suerte de que haya estado entre nosotros, en nuestra vida, ya no una artista indiscutible, sino además una persona tan absolutamente inteligente, con tanto sentido del humor, con esa delicadeza y esa elegancia; es un dolor muy grande el que sentimos", ha declarado Ana Belén.

En opinión del periodista Iñaki Gabilondo, Pradera era "encantadora, absolutamente fascinante, con una capacidad para el humor y una referencia luminosa".

También la cantante canaria Rosana ha señalado a su llegada al tanatorio, muy afectada y conteniendo las lágrimas, que "humanamente era única y, además, reversible, porque era mágica por dentro y por fuera".

El arte, la voz elegante y la pasión por su trabajo de María Dolores Pradera "han sido, son y serán un ejemplo a seguir para las generaciones contemporáneas", ha asegurado José Miguel Fernández Sastrón, presidente de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), de la que la era socia la fallecida.

En internet se han pronunciado Alejandro Sanz ("Que ese bolero que nos cantó siga sonando por siempre"), Pablo Alborán ("Estoy muy triste. Descansa en paz, maestra"), Luz Casal ("Ejemplo de mujer y cantante, patrimonio de la música popular") o Miguel Bosé ("Me quedo con tu elegancia, tu clase, tu brillante sentido del humor, tu arte único, nuestro Séptimo de Caballería y nuestra amistad. Te quiero").

En espíritu ha estado presente hasta Carlos Cano, fallecido en el año 2000, solo dos años después de realizar con Pradera una gira memorable llamada "Amarraditos". Estar a su lado era "como sacarse un máster en fina ironía", solía celebrar el granadino, tal y como ha recordado hoy la cantante Massiel al acceder a la capilla ardiente.

Allí han coincidido también el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y la alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena, quien ha destacado que "Madrid le debe muchísimo a esta mujer que fue una inmensa dama de la canción y que se ha muerto con las manos llenas: de felicidad que nos ha dado, de arte, de simpatía y de amigos", por lo que el Ayuntamiento estudiará posibles homenajes.