Canarias7
Victoriano Suárez Álamo

A final de mes ‘arranca’ el Bienio Galdosiano en la Casa-Museo

La empresa adjudicataria de las obras de mejora de eficiencia energética y de los sistemas contraincendios «no ha cumplido con los plazos de ejecución» establecidos, según el Cabildo de Gran Canaria, propietario del inmueble.

«Antes de que finalice este mes», apunta Oswaldo Guerra, director general de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo de Gran Canaria, los espacios administrativos, el salón de actos y la sala de exposiciones temporales volverán a acoger unas actividades que se trasladaron a la Biblioteca Insular mientras se desarrollaban unas obras que acabaron convirtiéndose «en un quebradero de cabeza» para el Cabildo.

El 16 de agosto de 2017 se dictó por parte del Servicio de Museos de la corporación insular la resolución de adjudicación del contrato para la ejecución de esta obra, tras la realización de un concurso público, a la empresa Avanza Energía e Infraestructura SL, por un importe total de 266.181 euros.

El contrato con esta empresa establecía un plazo de ejecución de seis meses, tal y como informó el Cabildo en un comunicado de prensa en octubre de 2017.

Este periodo para ejecutar la intervención prevista comenzó a contar «desde la fecha de comprobación del acta de replanteo, que tuvo lugar el 22 de septiembre de 2017, por lo que la fecha de finalización era el 21 de marzo de 2018», apunta Oswaldo Guerra.

Durante las distintas visitas que los responsables de la consejería realizaron a las obras, reconoce el director general insular, detectaron que el desarrollo de las mismas «no era el previsto», debido a cuestiones «imputables únicamente a la empresa contratista».

Así, finalizado el periodo de ejecución, «se inició un procedimiento de resolución de contrato por causa imputable al contratista, procediéndose a su resolución efectiva el pasado 27 de julio», apunta Oswaldo Guerra.

La justificación para una medida tan drástica es muy clara, dice Guerra: «El contratista había ejecutado en los seis meses el 8,23% del proyecto, lo que supone una inversión de 21.917 euros del total presupuestado –266.181 euros–, lo que supone un claro incumplimiento del objeto del contrato».

Ante esta situación, desde la Corporación se optó por buscar «la mejor fórmula para ocultar y solventar» las escasas intervenciones ejecutadas por Avanza Energía e Infraestructura SL para que el amplio programa del Bienio Galdosiano regresara a la Casa-Museo del responsable de Fortunata y Jacinta.

«Mediante un contrato menor y con un presupuesto de 15.000 euros», señala Guerra, otra empresa trabaja desde principios de mes para «restablecer la normalidad a la parte afectada» –el espacio museístico se ha mantenido abierto al público en todo momento–.

«La intervención no es nada complicada, ya que la anterior empresa llevó a cabo catas y poco más. Es una pena todo lo sucedido, porque la obra en cuestión no entrañaba ninguna dificultad, pero la empresa adjudicataria del concurso fue incapaz de ejecutarla en los plazos previstos», reitera Guerra.