El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en su comparecencia de este viernes. / Ep

Sanidad detalla los grupos de vacunación sin especificar el orden de prioridad

Personal docente, trabajadores en espacios cerrados o las embarazadas, son algunas de las categorías en las que se inmunizará a la población

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha ofrecido este viernes nuevos detalles sobre la Estrategia de Vacunación Covid-19 de España. Se empezará a inmunizar a la población en enero, de forma voluntaria, y en tres fases. En la primera, en la que se espera que haya menos vacunas disponibles, las dosis llegarán a 2,5 millones de personas, entre principios de 2021 y marzo. En este grupo se incluye al personal sanitario y socio-sanitario (trabajadores en residencias de mayores, principalmente), y las personas dependientes. «Los técnicos tienen claro cuáles son los grupos que tienen que vacunarse en la etapa 1, pero el resto de grupos se irán conociendo más adelante, en base a los datos que tengamos», señala.

El resto de la población deberá esperar su turno, a partir de marzo, conforme el país vaya recibiendo el 'stock' de las vacunas elaboradas por los siete laboratorios con los que tiene contrato la Unión Europea. La segunda fase se extenderá hasta junio, según se establezcan los sectores prioritarios y durante el verano se espera, ya en la tercera etapa, que se inmunice a una parte sustancial de la población.

Por ahora, los técnicos sanitarios han dividido a la ciudadanía en otros 15 grupos, que irán siendo ubicados «en base a los datos que vayamos teniendo conforme se vaya vacunando a los primeros grupos». Estos son, por ejemplo, el personal docente, los trabajadores esenciales, las embarazadas y lactantes, personas que trabajen en entornos cerrados, la población infantil o los ciudadanos que ya hayan sido infectados por la covid-19. «Uno de los objetivos de este plan de vacunación es establecer prioridades, en base a unos criterios étivos. Ya que la vacuna irá aumentando su disponibiñidad», matiza Illa.

Criterios

Estos criterios se basan en el riesgo de morbilidad y mortalidad, riesgo de exposición, riesgo de impacto socio-económico y el riesgo de transmisión. En cualquier caso, Illa garantiza que «habrá vacunas para todos». A España le corresponde, por cuota, 140 millones de dosis para inmunizar a 80 millones de personas (algunas vacunas requieren de dos aplicaciones). El superávit se destinará a terceros países, como solidaridad.

El minsitro también ha garantizado que las vacunas que lleguen a España «serán seguras» porque, insiste, habrán recibido la autoización de la Agencia Europea del Medicamento.

En cuanto a las dudas logísticas por la distribución de la vacuna de Pfizer, que necesita conservarse a una temperatura de entre 70 y 80 grados bajo cero, el ministro ha explicado que el laboratorio se encargará de resolver este problema.

Illa también ha comentado su ausencia en la inauguración del hospital de pandemias inaugurado por la Comunidad de Madrid el pasado martes y la ha achadado a «problemas de agenda». El titular de Sanidad tenía una reunión con sus homólogos europeos y la asistencia al Consejo de Ministros ese mismo día.