4.300 docentes interinos canarios podrán obtener su plaza por un concurso de méritos

El proceso se convocará este año. En junio habrá oposiciones a maestros y en las de 2023 y 2024 se aplicará el sistema que favorece la estabilización de quienes ya trabajan

Foto de archivo de dos docentes en un aula de secundaria de un instituto de la capital grancanaria. / JUAN CARLOS ALONSO
TERESA ARTILES

La Consejería de Educación prevé que unos 4.300 docentes interinos obtengan su plaza en la enseñanza pública canaria sin necesidad de realizar un examen de oposiciones. La vía, el concurso de méritos que contemplará el sistema transitorio de acceso a la función pública que se aplicará en el ámbito educativo hasta 2024 para reducir la alta tasa de temporalidad. Las plazas se corresponden a la tasa de estabilización de 2016.

Además, las oposiciones de 2023 y 2024 se realizarán con el nuevo modelo que facilitará el acceso a las y los interinos y, en consecuencia, limita las posibilidades de los nuevos aspirantes a docentes y personas recién tituladas. Como mínimo, Canarias prevé ofertar con este sistema otras 1.300 plazas, aunque es posible que se incorporen más, entre 800 y 900, según declaró ayer a este periódico el director general de Personal de la Consejería de Educación, Fidel Trujillo. En las islas alrededor del 40% del profesorado que da clase en la enseñanza pública es temporal.

Lo que sí habrá este año en Canarias con el modelo actual de oposiciones es una convocatoria con al menos 409 plazas para el cuerpo de maestros y maestras, cuyo borrador empezaron a negociar este viernes Educación y los sindicatos docentes en una mesa técnica. La cifra corresponde a la tasa de reposición de 2020 (cubre bajas y jubilaciones), pero Educación pretende aumentar la oferta con la tasa de 2021 hasta llegar a «500, 600 o 700» plazas. «Lo negociaremos con los sindicatos, no pretendemos llegar a las mil plazas, pero tenemos que tener una oferta atractiva y pensar en todas las personas que quieran acceder a la función pública», afirma Trujillo.

Varios sindicatos habían solicitado que las oposiciones de este año se convocaran cuando se aprobara el real decreto que cambia el modelo para favorecer que las y los interinos obtengan su plaza. Sin embargo, la mayoría de las comunidades han decidido no esperar y convocar la OPE de 2022 para maestros con el modelo actual. Varias lo han aprobado ya y en Canarias se prevé hacerlo en febrero tras cerrar la negociación con los sindicatos. Las pruebas arrancarán en torno al 18 de junio, el mismo día en todos los territorios que la convoquen para que no haya trasvase de opositores de unas comunidades a otras. «No podemos esperar a convocarlas y dejar a los opositores esperando», destaca el director general de Personal.

Una de las novedades recogidas en el borrador de la convocatoria para maestros de 2022 es que no será obligatorio presentarse para continuar en las listas de empleo y seguir trabajando, en previsión de la oferta masiva que hasta 2024 se realizará con el sistema de acceso transitorio para cumplir la ley estatal que busca bajar la tasa de temporalidad en la función pública a un 8% en cumplimiento con las directrices de la UE.

El modelo transitorio

El Ministerio de Educación prevé que en abril o mayo se apruebe el real decreto con el modelo transitorio de acceso a una plaza de docente en el sistema público.

Según el borrador de la normativa, el nuevo sistema recoge dos vías de acceso a una plaza de profesorado en la enseñanza no universitaria. Por un lado, se convocará un concurso excepcional de méritos para docentes que ya hayan trabajado, con el objetivo de que los de mayor experiencia laboral puedan acceder a una plaza sin necesidad de hacer ningún examen y donde se valorará, sobre todo, el tiempo trabajado, además de la formación académica y otros méritos.

La otra vía será la convocatoria extraordinaria de oposiciones con el nuevo sistema, a las que podrán presentarse todos los aspirantes, aunque sus requisitos benefician al personal interino. En 2023 serán las de secundaria y en 2024 las del cuerpo de maestros y maestras. Básicamente, el borrador del decreto señala que los exámenes se reducen de tres a dos -se elimina la parte práctica y se mantienen la teórica y la unidad didáctica- y no será necesario aprobar el primero para seguir en el proceso selectivo. Además, la formación académica contará menos que en el modelo actual y la experiencia dará más puntos.

En 2025 se retomará el sistema vigente de oposiciones docentes.

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta de acceso ilimitado y ventajas exclusivas

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta de acceso ilimitado y ventajas exclusivas

La Consejería de Educación prevé que unos 4.300 docentes interinos obtengan su plaza en la enseñanza pública canaria sin necesidad de realizar un examen de oposiciones. La vía, el concurso de méritos que contemplará el sistema transitorio de acceso a la función pública que se aplicará en el ámbito educativo hasta 2024 para reducir la alta tasa de temporalidad. Las plazas se corresponden a la tasa de estabilización de 2016.

Además, las oposiciones de 2023 y 2024 se realizarán con el nuevo modelo que facilitará el acceso a las y los interinos y, en consecuencia, limita las posibilidades de los nuevos aspirantes a docentes y personas recién tituladas. Como mínimo, Canarias prevé ofertar con este sistema otras 1.300 plazas, aunque es posible que se incorporen más, entre 800 y 900, según declaró ayer a este periódico el director general de Personal de la Consejería de Educación, Fidel Trujillo. En las islas alrededor del 40% del profesorado que da clase en la enseñanza pública es temporal.

Lo que sí habrá este año en Canarias con el modelo actual de oposiciones es una convocatoria con al menos 409 plazas para el cuerpo de maestros y maestras, cuyo borrador empezaron a negociar este viernes Educación y los sindicatos docentes en una mesa técnica. La cifra corresponde a la tasa de reposición de 2020 (cubre bajas y jubilaciones), pero Educación pretende aumentar la oferta con la tasa de 2021 hasta llegar a «500, 600 o 700» plazas. «Lo negociaremos con los sindicatos, no pretendemos llegar a las mil plazas, pero tenemos que tener una oferta atractiva y pensar en todas las personas que quieran acceder a la función pública», afirma Trujillo.

Varios sindicatos habían solicitado que las oposiciones de este año se convocaran cuando se aprobara el real decreto que cambia el modelo para favorecer que las y los interinos obtengan su plaza. Sin embargo, la mayoría de las comunidades han decidido no esperar y convocar la OPE de 2022 para maestros con el modelo actual. Varias lo han aprobado ya y en Canarias se prevé hacerlo en febrero tras cerrar la negociación con los sindicatos. Las pruebas arrancarán en torno al 18 de junio, el mismo día en todos los territorios que la convoquen para que no haya trasvase de opositores de unas comunidades a otras. «No podemos esperar a convocarlas y dejar a los opositores esperando», destaca el director general de Personal.

Una de las novedades recogidas en el borrador de la convocatoria para maestros de 2022 es que no será obligatorio presentarse para continuar en las listas de empleo y seguir trabajando, en previsión de la oferta masiva que hasta 2024 se realizará con el sistema de acceso transitorio para cumplir la ley estatal que busca bajar la tasa de temporalidad en la función pública a un 8% en cumplimiento con las directrices de la UE.

El modelo transitorio

El Ministerio de Educación prevé que en abril o mayo se apruebe el real decreto con el modelo transitorio de acceso a una plaza de docente en el sistema público.

Según el borrador de la normativa, el nuevo sistema recoge dos vías de acceso a una plaza de profesorado en la enseñanza no universitaria. Por un lado, se convocará un concurso excepcional de méritos para docentes que ya hayan trabajado, con el objetivo de que los de mayor experiencia laboral puedan acceder a una plaza sin necesidad de hacer ningún examen y donde se valorará, sobre todo, el tiempo trabajado, además de la formación académica y otros méritos.

La otra vía será la convocatoria extraordinaria de oposiciones con el nuevo sistema, a las que podrán presentarse todos los aspirantes, aunque sus requisitos benefician al personal interino. En 2023 serán las de secundaria y en 2024 las del cuerpo de maestros y maestras. Básicamente, el borrador del decreto señala que los exámenes se reducen de tres a dos -se elimina la parte práctica y se mantienen la teórica y la unidad didáctica- y no será necesario aprobar el primero para seguir en el proceso selectivo. Además, la formación académica contará menos que en el modelo actual y la experiencia dará más puntos.

En 2025 se retomará el sistema vigente de oposiciones docentes.

Secciones
Servicios