Solo tres inscritos en un ciclo de FP que casi asegura un trabajo

19/04/2019

El ciclo superior de Obra Civil forma a encargados de obra y se oferta el curso que viene en el Fernando Sagaseta. No tiene casi alumnos pese a que el sector se queja por falta de trabajadores

Con el sector de la construcción en plena fase de despegue y mientras los empresarios no hacen sino quejarse porque no encuentran mano de obra, un instituto público de Jinámar que oferta un ciclo superior para formar a encargados de obra se expone a empezar el curso con las aulas vacías. A 12 días de que se cierre el plazo, solo tiene 3 alumnos inscritos. Y eso que los datos hablan por sí solos: los alumnos saldrán casi con un contrato bajo el brazo. En este mismo centro, el IES Fernando Sagaseta, ya dan un ciclo medio de obra civil y las empresas casi no les dejan ni acabar. «Salen a hacer las prácticas y se quedan dentro», apunta Gerardo Afonso, uno de los profesores.

Este ciclo superior de Organización y Control de Obras de Construcción, dentro de la familia de Edificación y Obra Civil, es de nueva implantación en este instituto y se ofertará por primera vez el curso que viene. En solo dos años sus alumnos saldrán con el certificado que les faculta para ejercer de encargados de una obra. Entre otras materias, se les cualificará para hacer mediciones y presupuesto, planificación, topografía básica, replanteos, colocación de firmes y pavimentos, instalación de canalizaciones y conducciones o movimientos de tierras.

El ciclo de grado medio que ya está operativo en este mismo centro, el de Obras de Interior, Decoración y Rehabilitación, forma instaladores. El de de grado superior, encargados. «Es decir, tienen que saber instalar, pero su misión es controlar y dirigir», aclara Gerardo Afonso, profesor de Construcciones Civiles y Edificaciones. Además, para cursar el superior hay que tener el Bachillerato o haber hecho ya un ciclo formativo.

No hay límite de edad. Cualquier persona que tenga esa formación previa y esté en paro, en apenas dos años tiene casi un empleo seguro. Afonso habla por experiencia. En el de grado medio tampoco andan sobrados de alumnos y casi todos, por no decir todos, salen con el contrato en la mano. ¿Por qué? Porque el instituto firma convenios con empresas para las prácticas, que se ofertan la mitad del curso del segundo año. En el de grado medio a día de hoy solo tienen a 4 alumnos en el primer curso y a 2 en el segundo, y estos dos, asegura Afonso, tienen el trabajo seguro.

Y otro argumento a favor de la elevada empleabilidad de esta oferta formativa: que solo hay otro centro que la dé en Gran Canaria, en la capital. En total, en Canarias solo hay cuatro. En este IES los interesados tienen 20 plazas. Hasta el día 30 de abril pueden apuntarse.

Por desinformación o por una «losa injusta»

Gerardo Afonso no acierta a entender por qué en medio de tanto paro y con las empresas pidiendo trabajadores a gritos, un ciclo así no despierta interés. Se pregunta si tiene que ver con la desinformación, con la falta de difusión, o con la «losa injusta» que cayó sobre el sector tras la crisis: «que si es un trabajo duro, que si está mal pagado...». Asegura que ya no es así. Puede que influya que haya empresas que todavía no exijan la titulación. Lo cierto es que el instituto dispone de una nave y de numerosa maquinaria que podría aprovecharse mucho más.

De todas formas, no es la única oferta formativa del Fernando Sagaseta. Aquí también se dan ciclos medios de Estética y Belleza, y de Peluquería y Cosmética Capilar, otro superior de Estilismo y Dirección de Peluquería, y dos medios más, de Montaje e Instalación de Muebles, y de Calzado y Complemento de Moda.