https://static.canarias7.es/www/menu/img/pantallas-desktop.png

Emma D'Arcy y Matt Smith en 'La Casa del Dragón'. / RC

¿Se puede ver 'La Casa del Dragón' sin haber leído 'Fuego y Sangre'?

El principal triunfo de la serie de HBO es la profundidad de la que dota a los personajes. Les da carácter y sobre todo, motivaciones

MARÍA EUGENIA GARCÍA

La serie 'La Casa del Dragón', de HBO está basada en el libro 'Fuego y Sangre' de George R. R. Martin. Este es el primer volumen de dos -el segundo se llamará 'Sangre y Fuego' y no llegará antes de que se publiquen 'Vientos del Invierno'- que cuenta los 300 años de dominación Targaryen sobre Poniente desde que Aegon I y sus hermanas Visenya y Rhaenys consiguieran conquistar seis de los siete reinos de Poniente.

Como se trata de la adaptación de una obra literaria, la serie permite su visionado sin necesidad de haber leído el libro. Es más, los lectores descubrirán los hechos al mismo tiempo que lo hacen los espectadores no lectores ya que la manera en la que está escrito 'Fuego y Sangre' ofrece bastante margen para que los guionistas den sus propios toques y descubran sucesos clave en la pantalla.

'Fuego y Sangre' es un libro escrito en tercera persona. Su autor ficticio es un archimaestre, Gyldayn, quién recopila en un escrito definitivo las crónicas que escribieron septones, maestres y hasta algún bufón de la Corte y ofrece las diferentes versiones según la fuente. Nos encontramos con que la mayor parte de lo que se narra cuenta con dos o tres versiones y la serie se molesta en escoger una, otra, matizar la opción A o la opción B o incluso, en ocasiones, mostrar una tercera.

Rhea Royce, en el episodio 5 de 'La Casa del Dragón'. / RC

Un ejemplo de esto último es la muerte de Rhea Royce, la mujer de Daemon Targaryen. En los libros, su muerte ocupa una escueta línea que explica que murió porque se cayó del caballo y se golpeó la cabeza con una piedra. A pesar de sobrevivir a una primera caída muere tras levantarse de la cama después de varios días. La serie culpa a Daemon de la muerte de su mujer. Algo bastante probable. En 'Fuego y Sangre' ni siquiera se sitúa al príncipe en el Valle. Daemon es uno de esos personajes a los que se matiza casi a casa segundo en 'La Casa del Dragón' y eso que es uno de los que más atención acapara en 'Fuego y Sangre'.

El principal triunfo de la serie es la profundidad de la que dota a los personajes. Les da carácter y sobre todo, motivaciones. Buen ejemplo es el rey Viserys. Mientras que en los libros se le describe poco más que como un monarca débil amante de la buena vida que derrocha a manos llenas el oro de la corona, la serie muestra todo esto, pero también su obsesión por conseguir un heredero varón y cómo eso afecta a Rhaenyra. También se aprecia como Viserys no quiere gobernar, se siente demasiado presionado y lo único que busca es paz.

El personaje de Otto Hightower es una sombra de fondo durante la narración de la 'Danza de Dragones' que se encuentra en 'Fuego y Sangre' pero 'La Casa del Dragón' muestra a un personaje con infinidad de capas que deja claro que tan solo trabaja por el interés de su casa y despeja todas las dudas de los lectores que puedes llegar a preguntarse si Otto de verdad servía al reino. Alicent, por otra parte, es el personaje del que más se explican las motivaciones de cara a lo que pasará en el futuro.

Principales cambios

Para empezar, nunca se describe una relación de amistad entre Rhaenyra y Alicent mientras que la serie las pinta como las mejores amigas hasta que Alicent miente a la hija de Viserys sobre su matrimonio. Nunca vuelve a ser los mismo, pese a las idas y venidas que se dan entre las dos ya que Rhaenyra no se fía ya de Alicent. La mentira de Rhaenyra sobre su noche loca y la expulsión de Otro como Mano cierran el círculo de traición y desconfianza y justificará así el comportamiento de la reina en el futuro. El espectador, lector o no, empatizará con ella.

Alicent y Rhaenyra, en 'La Casa del Dragón'. / RC

Buenos ejemplos de versiones diferentes nos los brindan Criston Cole, Daemon y Rhaenyra. En 'Fuego y Sangre' nunca se confirma de manera definitiva la relación sexual de Rhaenyra con Criston. Existen dos versiones opuestas sobre el final de la 'amistad' entre el guardia y la princesa. La primera de ellas, es la del septón Eustace. Dice que Criston pidió a la princesa que huyera con él a las ciudades libres y convertirse en su esposo y mercenario. La segunda, del bufón Chapiñón dice que Rhaenyra se presentó desnuda delante del caballero y se le ofreció. Según Champiñón Criston Cole rechazó a Rhaenyra. En la serie se nos cuenta que es el septón el que acierta- aunque el lugar no coincida- y va más allá. 'La Casa del Dragón' deja claro -y asumimos que la de la serie es lo auténtico- que Criston estaba enamorado de Rhaenyra y le atormenta haber conculcado sus votos como guardia real.

En cuanto a Daemon la serie dibuja de manera magistral cómo el tío de Rhaenyra hace todo lo que puede para acercarse a ella y acceder al trono. Sin embargo, la ambición no lo es todo y acaba enamorándose de su sobrina. Eso sí, mientras en la serie llega de los Peldaños de Piedra y se lanza a corromper a Rhaenyra en 'Fuego y Sangre' se cuenta que Daemon se pasó seis meses volando con su sobrina, contándole anécdotas y pasando el tiempo con ella. Esta es una de las ocasiones en la que la cronología no coincide, pero no es la única.

Sí. Las mayores diferencias entre serie y libro son la cronología y las edades de los personajes. El torneo de Desembarco con el que comienza la serie es una fusión de otros dos de los que se dan detalles en 'Fuego y Sangre'. Y sí, en los dos, Criston Cole es capaz de descabalgar y vencer a Daemon, por ejemplo. Si se toma como referencia el torneo en el que Criston nombró reina del amor y la belleza a Rhaenyra la princesita tenía siete años en ese momento y todavía le falta para llegar a la adolescencia. En este mismo sentido, Alicent en los libros es casi diez años mayor que Rhaenyra. Por otra parte, Viserys es un hombre de 29 años cuando fallece su esposa Aemma y Laena Velaryon es una adolescente, no una niña. Laenor Velaryon también es mayor, dos años mayor que Rhaenyra. Estos son algunos ejemplos relacionados con la edad de los personajes.

George R. R. se encuentra implicado en el proyecto y eso permite a los showrunner lujos tales como descubrir una profecía que no aparece ni en 'Fuego y Sangre' ni en 'Canción de Hielo y Fuego' (o la serie 'Juego de Tronos'). Así podemos ver cómo la daga que portaba Meñique esconde una inscripción, la del sueño de Aegon y por qué decidió conquistar los Siete Reinos. O cómo se deja entrever una conspiración entre los maestres de la Ciudadela y la Casa Hightower. Pero esa, es otra historia.