Desde mi sofá

El macromuelle

25/06/2018

Pruebe a llevar a alguien por primera vez. Si esa persona tiene un mínimo de sensibilidad medioambiental y de cordura, no tardará mucho en hacerle la siguiente pregunta: «¿A quién se le ocurrió destrozar este bellísimo lugar con este mamotreto?».

No me refiero a la playa de Las Teresitas, porque, a pesar de contar con su mamotreto particular gracias a las buenas mañas de ATI, ni es bella ni se la mostraría a un foráneo al que le tuviera aprecio.

Me refiero a la playa del puerto de las Nieves de Agaete, que ahora el Gobierno de Canarias quiere destrozar aún más con su proyecto de macromuelle, que multiplicará el disparate que ya supuso la construcción del que opera desde hace años en este enclave.

La táctica empleada para vender este proyecto es la habitual. Humo para esconder la realidad, que no es otra que la pura especulación y un falso desarrollo industrial y económico.

Los supuestos beneficios que reportará el macromuelle, según el Ejecutivo que preside Fernando Clavijo, son los de siempre: creación de no sé cuantos puestos de trabajo, un boom económico para la comarca Norte de la isla, la llegada de miles de turistas a bordo de cruceros, etcétera, etcétera.

La realidad es otra. El macromuelle sepultará Agaete y todo su encanto, que es mucho, se esfumará para siempre. Se convertirá en un parque de atracciones, una concepción muy alejada de lo que siempre ha sido y aún sigue siendo hoy, a duras penas.

A esto hay que sumarle otros aspectos relevantes y evidentes. Sus frías y cristalinas aguas se convertirán en un estercolero, tal y como sucede con la playa de Las Alcaravaneras, debido al gran tránsito de embarcaciones del Puerto de la Luz y a las actuaciones de algunos marinos desaprensivos que, de vez en cuando, limpian allí las entrañas de sus navíos cuando cae la noche. Darse un baño en Agaete se convertiría en un deporte de riesgo. Lo mismo que saborear en uno de sus múltiples restaurantes el sabroso pescado de la zona.

Obligar a que la población renuncie a esto es un atentado.