Borrar
Las nuevas rutas de inmigración hacia España
Inmigración

Las nuevas rutas de inmigración hacia España

La crisis senegalesa, el acuerdo y conflicto con Marruecos y el Sáhara provocaron que el éxodo africano se incline ahora por llegar a Canarias

Domingo, 14 de abril 2024, 23:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Llegar a Europa, trabajar, mandar dinero a sus familias y mejorar sus condiciones de vida. Es parte del sueño que persiguen los más de 16.000 migrantes que han llegado a España en el primer trimestre de 2024, que en la mayor parte de los casos huyen de la pobreza o de conflictos bélicos. Sin embargo, no es una aspiración fácil. Y cada vez se trata de un camino más difícil de recorrer. Antes de iniciar este viaje, entran en juego las diferentes mafias que se aprovechan de la vulnerabilidad a la que están sometidas esta gente. A costa de un elevado precio, a veces incluso mortal, se encargan de transportarles de una lado a otro, por las rutas que les llevarán a su anhelado destino.

Hasta hace menos de un año (octubre de 2023), la mayoría de los que se atrevían a cruzar el continente africano, llegaban a la península a través del Mediterráneo. Almería ha sido desde siempre una de las ciudades que más personas ha acogido. Sin embargo, esta tendencia ha perdido fuerza en los últimos meses. Actualmente, la mayor parte de las personas que llegan a las costas españolas lo hacen navegando por el Atlántico, para llegar a las islas Canarias. ¿Los motivos? La firma de acuerdos entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y Marruecos, el cambio de posición respecto al Sáhara y la crisis e inestabilidad política en Senegal, según explica la directora de programas de CEAR, Mónica López.

Número de migrantes llegados a España durante los tres primeros meses de 2023 y 2024

2023

2024

Por vía marítima

Por vía marítima

4.287

15.351

2.178

a Canarias

1.841

a Península y Baleares

32 a Melilla

16 a Ceuta

21 a Melilla

199 a Ceuta

Por vía terrestre

220

13.115

a Canarias (principalmente

El Hierro, Gran Canaria y Tenerife)

2.235

a Península y Baleares

1 a Melilla

798 a Ceuta

7 a Melilla

Por vía terrestre

805

Fuente: Ministerio de Migración

Número de migrantes llegados a España durante los tres primeros meses de 2023 y 2024

2023

2024

Por vía marítima

Por vía marítima

4.287

15.351

2.178

a Canarias

1.841

a Península y Baleares

32 a Melilla

16 a Ceuta

21 a Melilla

199 a Ceuta

Por vía terrestre

220

13.115

a Canarias (principalmente

El Hierro, Gran Canaria y Tenerife)

2.235

a Península y Baleares

1 a Melilla

798 a Ceuta

7 a Melilla

Por vía terrestre

805

Fuente: Ministerio de Migración

Número de migrantes llegados a España

Durante los tres primeros meses de 2024

Por vía marítima

Por vía terrestre

15.351

805

13.115

a Canarias (principalmente El Hierro, Gran Canaria y Tenerife)

2.235

a Península y Baleares

1 a Melilla

798 a Ceuta

7 a Melilla

Durante los tres primeros meses de 2023

Por vía marítima

Por vía terrestre

4.287

220

21 a Melilla

1.841

a Península y Baleares

2.178

a Canarias

199 a Ceuta

32 a Melilla

16 a Ceuta

Fuente: Ministerio de Migración

Número de migrantes llegados a España durante los tres primeros meses de 2023 y 2024

2023

2024

Por vía marítima

Por vía marítima

4.287

15.351

2.178

a Canarias

1.841

a Península y Baleares

32 a Melilla

16 a Ceuta

21 a Melilla

199 a Ceuta

Por vía terrestre

220

13.115

a Canarias (principalmente

El Hierro, Gran Canaria y Tenerife)

2.235

a Península y Baleares

1 a Melilla

798 a Ceuta

7 a Melilla

Por vía terrestre

805

Fuente: Ministerio de Migración

Según los informes publicados por el Ministerio del Interior, en el primer trimestre del año, han llegado a España un total de 16.156 personas procedentes de diferentes países del continente africano, aunque en su mayoría son de nacionalidad maliense, senegalesa, mauritana, marroquí y argelina. Supone un incremento del 502% respecto a lo registrado en 2023 durante los mismos meses. No obstante, la mayor parte de los migrantes, tal y como ocurrió hace un año, han alcanzado la costa a través del mar, aunque esta vez el número de llegados es superior en las islas Canarias (13.115 frente a 2.178), lo que supone un 502% mas.

También ha crecido, aunque con cifras muy inferiores, el número de personas que han cruzado la frontera española por vía terrestre. Según el balance presentado por el ramo que encabeza Fernando Grande-Marlaska, 805 migrantes han logrado acceder a Ceuta (798) y Melilla (21) de esta manera. Supone un incremento del 365,9% respecto a lo contabilizado en 2023, cuando lograron acceder a las ciudades autónomas más de dos centenares de expatriados.

La mayor parte de las embarcaciones que han conseguido alcanzar las costas españolas salían desde Senegal o Mauritania, principalmente, y llegaban a Canarias (13.115). No obstante, no han atracado en todas las islas por igual. El Hierro es el destino por deferencia de la mayor parte de los migrantes que parten desde África occidental, aunque, una vez atendidos por los servicios sanitarios, suelen ser derivados a Tenerife debido a que es un territorio que cuenta con más dotaciones para atender este tipo de emergencias sociales. Gran Canaria es la segunda provincia de la comunidad que más extranjeros ha recibido en lo que va de año, según apuntan fuentes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

No todos los viajeros alcanzan el éxito

Los más de 16.000 viajeros que se encuentran acogidos en España, en los diferentes centros para migrantes, no son los únicos que han partido de las costas africanas. Cada año, decenas de personas pierden la vida tratando de encontrar una mejor. Según datos publicados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), desde 2018 son casi 4.000 extranjeros los que han muerto o desaparecido tratando de llegar a Canarias, Baleares o a la propia península, aunque el número podría ser aún mayor, puesto que hay naufragios de los que no ha habido noticias.

Cada vez son más las personas que fallecen en el Mediterráneo o en el Atlántico, aunque el año más mortífero fue 2021, cuando todavía existían las restricciones internacionales de movimiento por la pandemia. En aquel momento, fueron 84 embarcaciones las que no llegaron a tierra y 1.173 migrantes los que murieron ahogados.

La cifra en 2024 es muy inferior, aunque hay que tener en cuenta que solo se están contabilizando los tres primeros meses del año. En total, son 87 personas las que han fallecido realizando estas largas y duras travesías.

87 Personas desaparecidas en 2024 (hasta el 3 de abril)

De todas ellas, 61 en condiciones ambientales extremas o por falta de albergue, comida y agua, y 26 por ahogamiento.

2023, el año que todo cambió

Mónica López explica que «las rutas de inmigración son muy cambiantes». La política, las guerras, la pobreza, el cambio climático… Son muchos los factores que influyen a la hora de decidir salir de un país para llegar a otro y el cómo lograrlo. «A lo largo del primer semestre de 2023, las llegadas a España estuvieron bastante paradas y la ruta fundamental era desde Nador, por el Mediterráneo, hacia Almería o desde el Sáhara, pero mucho menos, a Canarias», expone la directora de programas de CEAR. Sin embargo, pasado estos meses y, sobre todo, de manera más marcada a partir de octubre, la travesía se transforma. López señala que las salidas ocurren mayoritariamente «desde Senegal hacia las islas Canarias».

Pero no solo es la ruta la que cambia. También el perfil de los migrantes. Pasan de ser hombres marroquíes y argelinos a senegaleses, gambianos, malienses. Y aunque en lo que va de 2024 suelen ser hombres solos o menores no acompañados los que se suben a las embarcaciones, a finales de 2023, apunta López, se aventuraron también «muchas familias con niños». La mayor parte de ellas, senegalesas. «Nos llamó la atención, en octubre y noviembre, el gran número de progenitores que estaban saliendo con menores a cargo», indica la directora de programas de CEAR. Y es que este tipo de personas «no suelen ser tan numerosas» en estos peligrosos viajes. ¿El motivo? Mónica López considera que tiene que ver con la nacionalidad, por la crisis que ha tenido que afrontar el país hasta hace no mucho tiempo. No tenían ningún gobierno. Además, el hecho de poder partir desde su propio territorio también «hace más sencillo» que estos grupos se decidan a migrar, puesto que no se ven obligados, como en otros casos, a cruzar, por ejemplo, el desierto del Sáhara.

Pero Senegal-Canarias no es la única ruta existente en estos momentos hacia España. También hay centenares de migrantes que parten desde el Sáhara (Dajla o Aaiún) hacia esta comunidad. Aunque las personas que parten desde Marruecos suelen dirigirse hacia la península, principalmente Almería, hay quienes deciden llegar a Gran Canaria, por ejemplo, desde Tan-Tan o, incluso, desde Agadir. Gambia, Mauritania y Guinea-Bissau son otros tres territorios desde donde muchas embarcaciones buscan llegar a estas islas.

En lo que respecta al Mediterráneo, tanto Mónica López como el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones coinciden en que la mayoría de los migrantes que parten desde Marruecos, Nador principalmente, aunque también Tánger, buscan llegar a la península. A Cádiz y Almería en su mayoría. Por otro lado, desde Orán, ciudad situada en Argelia, suelen dirigirse hacia las islas Baleares. Mallorca es la ciudad que más personas extranjeras ha recibido en lo que va de año.

Hay incluso casos, aunque ya son minorías, que desde el Cuerno de África (Eritrea, Somalia y Etiopía) o Sudán deciden cruzar el continente, pasando por Níger, que en las últimas décadas se ha convertido en un punto clave para la inmigración, y dirigirse a España. No obstante, la mayor parte de las personas que tienen este origen utilizan otro tipo de vías, también por el Mediterráneo, para llegar, por ejemplo a Grecia o a Italia.

¿Y en Canarias qué pasa?

La llegada de tantos migrantes solo a las islas Canarias ha llevado a un colapso del sistema. Por este motivo, desde el Ejecutivo que encabeza Fernando Clavijo Batlle, han pedido tanto al Gobierno central como a otras comunidades colaboración para acoger a estas personas. Este hecho, y la manera en la que Moncloa trató el asunto suscitó grandes críticas y polémicas. Sin embargo, cinco meses después del auge del problema, las aguas parecen más calmadas. «Se ha apaciguado un poco», explica López, aunque señala que «no todos los municipios ni todas las comunidades tienen tantas reticencias a acogerles». Y es que, bajo el punto de vista de la directora de programas de CEAR, es una oportunidad para 'repoblar' algunas regiones que cada vez tienen menos habitantes.

«Hay una gran diferencia entre la colaboración que las comunidades autónomas tuvieron con los refugiados ucranianos y la que se ha tenido con la última crisis de llegadas a Canarias»

Mónica López

Directora de programas de CEAR

Aunque desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones aseguran que no se puede determinar el número de migrantes que acoge cada región, López cree que «en la medida que los gobiernos regionales ven que los centros están funcionando bien, los miedos se van reduciendo». No obstante, con cierto tono de frustración, critica que estos ejecutivos no han mostrado «la misma colaboración con los refugiados ucranianos que con la última crisis de llegadas a Canarias».

Y es que en las islas se está produciendo otro gran problema, no solo por la enorme cantidad de migrantes que han llegado en los últimos tres meses. Cada vez están desembarcando más menores no acompañados en Canarias, un asunto que «es competencia de las comunidades autónomas». López comenta también que el Archipiélago no tiene capacidad de «soportar en sus circuitos de acogida menores esta presión». Por ello, actualmente está solicitando la «solidaridad» de otras regiones para «intentar dar respuesta a los niños que están llegando».

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios