Rostros sin rastro, la segunda tragedia de la valla

La determinación de Marruecos de esconder la masacre con entierros secretos y deportaciones al desierto ha desatado una riada de desaparecidos y la desazón en centenares de familias en Sudán

MELCHOR SÁIZ-PARDO | SARA I. BELLED

Se conocen sus nombres y sus rostros, pero no su rastro. Son los protagonistas de la que ya se conoce como la segunda tragedia de la valla de Melilla. Aquel viernes 24 de junio, el 'Black Friday', como lo denominan los propios inmigrantes, y sus familiares, no solo dejó entre 23 y 37 muertos en el puesto fronterizo de Barrio Chino de Nador, según manejan diferentes fuentes. Además, a miles de kilómetros de Melilla, en Sudán y en Sudán del Sur, países de origen de la inmensa mayoría de subsharianos, el sangriento salto ha sumido a centenares de familias en la congoja de no saber qué ha sido de sus hijos y hermanos.

¿Dónde están ellos?

Adam Khamis Ahmed Dafaallah

Mazen Dafaallah Kalou

Mohamed Yaghyoub Abd Rassaoul

Jalal Abdechakour

¿Dónde están ellos?

Mazen Dafaallah Kalou

Adam Khamis Ahmed Dafaallah

Mohamed Yaghyoub Abd Rassaoul

¿Dónde están ellos?

Mazen Dafaallah Kalou

Adam Khamis Ahmed Dafaallah

Mohamed Yaghyoub Abd Rassaoul

¿Dónde están ellos?

Adam Khamis Ahmed Dafaallah

Mazen Dafaallah Kalou

Mohamed Yaghyoub Abd Rassaoul

Jalal Abdechakour

La determinación de las autoridades de Rabat de echar tierra cuanto antes sobre la tragedia, su absoluto secretismo acerca de lo ocurrido y su rechazo a cualquier investigación está generando un segundo drama humano de magnitud indescriptible. La lista de desaparecidos tras las avalanchas y enfrentamientos de Barrio Chino crece día a día y las noticias sobre lo ocurrido a las puertas de Melilla se van a expandiendo por todos los rincones de Sudán y Sudán del Sur mientras los familiares de los cerca de 2.500 inmigrantes que participaron en la intentona para entrar en la ciudad autónoma siguen sin noticias de los suyos.

¿Y ellos?

Jalal Abdechakour

Mohamed Abdellah Abderrahmane

Miskafi Abkar Yahya

¿Y ellos?

Jalal Abdechakour

Mohamed Abdellah Abderrahmane

Miskafi Abkar Yahya

¿Y ellos?

Mohamed Abdellah Abderrahmane

Miskafi Abkar Yahya

¿Y ellos?

Mohamed Abdellah Abderrahmane

Miskafi Abkar Yahya

La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) de Nador se ha convertido en los últimos días en una suerte de oficina de búsqueda de desaparecidos ante el absoluto desinterés de las autoridades del país vecino. Los escasos recursos de la AMDH, básicamente su Twitter y su Facebook, se han erigido en las únicas herramientas donde los familiares puedan pedir ayuda para saber si los suyos, con suerte, están entre los supervivientes, los detenidos o los deportados a las puertas del Sáhara. El único listado oficial y fiable es el de los 133 subsaharianos que lograron entrar en Melilla y que ahora se encuentran en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

¿Y ellos?

Ahmed Babiker Mohamed

Bishara Ibrahim Idris

Mohanad Maamoun Aissa

¿Y ellos?

Ahmed Babiker Mohamed

Bishara Ibrahim Idris

Mohanad Maamoun Aissa

¿Y ellos?

Ahmed Babiker Mohamed

Bishara Ibrahim Idris

Mohanad Maamoun Aissa

¿Y ellos?

Ahmed Babiker Mohamed

Bishara Ibrahim Idris

Mohanad Maamoun Aissa

Las últimas noticias sobre Ahmed Babiker Mohamed apuntan a que resultó gravemente herido en el salto y que fue llevado al Hospital Hassani de Nador. Sin embargo, no hay rastro suyo dos semanas después de la tragedia.

Bishara Ibrahim Idris, uno de los desaparecidos en el 'Black Friday', dejó hace meses Sudán, con solo 16 años para intentar buscarse un futuro.

De Mohanad Maamoun Aissa, un estudiante sudanés de 20 años, sí que se sabe que murió en el intento de buscar un mundo mejor. Su hermano ha relatado que vio cómo Mohanad fallecía después de tres horas de agonía tras ser golpeado en la cabeza por las fuerzas marroquíes. Su cuerpo aún no ha sido recuperado.

¿Y él?

Hanine Abdellatif

¿Y él?

Hanine Abdellatif

¿Y él?

Hanine Abdellatif

¿Y él?

Hanine Abdellatif

Todos los testigos afirman que Hanine Abdellatif habría muerto como resultado de las graves heridas que sufrió ese día. Una ambulancia de Protección Civil se lo llevó de la valla y desde entonces nadie ha vuelto a saber de él.

De los 2.500 migrantes

que protagonizaron el salto, en los dos días siguientes

al menos 900 fueron deportados a localidades

del centro del país, como Juribga o Kelaat Sragna

El juzgado de primera instancia de la localidad marroquí de Nador ha imputado a 33 de los 61

subsaharianos detenidos durante el asalto y otros

28 serán juzgados a partir

del 13 de julio

Hay un número

indeterminado de migrantes que no consiguieron saltar y

se habrían repartido por el norte del país

Marruecos ha reportado

23 fallecidos,

pero las asociaciones humanitarias aseguran

que son al menos

37 muertos

Son 133 los migrantes que consiguieron entrar en la ciudad autónoma

De los 2.500 migrantes

que protagonizaron el salto, en los dos días siguientes

al menos 900 fueron deportados a localidades

del centro del país, como Juribga o Kelaat Sragna

El juzgado de primera instancia de la localidad marroquí de Nador ha imputado a 33 de los 61 subsaharianos detenidos durante el asalto y otros

28 serán juzgados a partir

del 13 de julio

Hay un número

indeterminado de migrantes que no consiguieron saltar y se habrían repartido por el norte del país

Marruecos ha reportado

23 fallecidos,

pero las asociaciones humanitarias aseguran

que son al menos

37 muertos

Son 133 los migrantes que consiguieron entrar en la ciudad autónoma

De los 2.500 migrantes

que protagonizaron el salto, en los dos días siguientes al menos 900 fueron deportados a localidades del centro

del país como Juribga o Kelaat Sragna

El juzgado de primera instancia de la localidad marroquí de Nador ha imputado a 33 de los 61 subsaharianos detenidos durante el asalto y otros

28 serán juzgados a

partir del 13 de julio

Hay un número indeterminado de

migrantes que no consiguieron saltar y se habrían repartido por el norte del país

Marruecos ha reportado

23 fallecidos,

pero las asociaciones humanitarias aseguran

que son al menos

37 muertos

Son 133 los migrantes que consiguieron entrar en la ciudad autónoma

De los 2.500 migrantes

que protagonizaron el salto, en los dos días siguientes al menos 900 fueron deportados a localidades del centro del país como Juribga o

Kelaat Sragna

El juzgado de primera instancia de la localidad marroquí de Nador ha imputado a 33 de los 61 subsaharianos detenidos durante el asalto y otros

28 serán juzgados

a partir del 13 de julio

Hay un número indeterminado de

migrantes que no consiguieron saltar y se habrían repartido por el norte del país

Marruecos ha reportado

23 fallecidos,

pero las asociaciones humanitarias aseguran

que son al menos

37 muertos

Son 133 los migrantes que consiguieron entrar en la ciudad autónoma

La incertidumbre y las lagunas que rodean a los protagonistas del sangriento salto de hace dos semanas, coinciden las fuentes consultadas, se han desencadenado por las maniobras de Marruecos para ocultar la magnitud real de la tragedia. Las autoridades de Nador han enterrado ya, sin autopsia y sin identificación, a no menos de una veintena de cadáveres en el cementerio de Sidi Salem. Ni una pista de sus identidades.

Ya el 26 de junio, dos días después del salto, operarios del cementerio de Sidi Salem, en las afueras de la localidad marroquí de Nador, preparaban varias fosas donde las autoridades planeaban enterrar a los migrantes muertos. EFE/Mohamed Siali

Ya el 26 de junio, dos días después del salto, operarios del cementerio de Sidi Salem, en las afueras de la localidad marroquí de Nador, preparaban varias fosas donde las autoridades planeaban enterrar a los migrantes muertos. EFE/Mohamed Siali

Ya el 26 de junio, dos días después del salto, operarios del cementerio de Sidi Salem, en las afueras de la localidad marroquí de Nador, preparaban varias fosas donde las autoridades planeaban enterrar a los migrantes muertos. EFE/Mohamed Siali

Ya el 26 de junio, dos días después del salto, operarios del cementerio de Sidi Salem, en las afueras de la localidad marroquí de Nador, preparaban varias fosas donde las autoridades planeaban enterrar a los migrantes muertos. EFE/Mohamed Siali

Para rebajar la tensión migratoria en el entorno de Melilla, el Gobierno de Rabat deportó entre el 25 y 26 de junio a 900 de los 2.500 subsaharianos que participaron en el salto a localidades del centro del país como Juribga, Kelaat Sragna u otras poblaciones cercanas a Marrakech. Marruecos no ha facilitado listado alguno de las personas alejadas a esos lugares remotos, muchas de las cuales no llevan móviles ni dinero porque los perdieron durante las avalanchas y en los robos previos al salto por parte de las fuerzas marroquíes en el Gurugú, según han denunciado los inmigrantes del CETI.

Han aparecido en los últimos días algunos inmigrantes heridos en la valla en hospitales del sur del país, como Marrakech. También la AMHD ha reportado casos de inmigrantes que fueron deportados con heridas muy graves y que han fallecido en centros sanitarios cercanos al Sáhara, como Meyassar Abdelkrim, enterrado por sus amigos en las últimas horas en Rabat ante la indiferencia de las autoridades locales.

Vídeo.

Tal dispersión hace imposible saber el número real de fallecidos ni heridos, ni su estado. La única información oficial de Marruecos que incluye identidades sobre los sucesos del 'Black Friday' es el listado de los 61 detenidos e imputados por el asalto.

Pero las imágenes de decenas de cuerpos inertes mostradas en las grabaciones publicadas por las ONG apuntan a un tragedia humana muchísimo mayor de la reconocida por Marruecos o de la que tienen documentadas las asociaciones de solidaridad con los inmigrantes.

Por ahora, todos los desaparecidos que busca la AMDH son de Sudán del Sur y Sudán, pero entre los participantes en el asalto hubo también grupos más reducidos de chadianos y cameruneses, entre otros.

Las rutas de los migrantes

Para la mayor parte de los migrantes irregulares, el viaje transcurre a lo largo de una serie de rutas que los llevan desde sus países de origen, pasando por países de tránsito hasta las zonas fronterizas con los países de destino, donde se producen los intentos de cruce.

TURQUÍA

ESPAÑA

IRÁN

IRAK

MARRUECOS

ALGERIA

ARABIA SAUDÍ

LIBIA

EGIPTO

MAURITANIA

NÍGER

MALI

CHAD

SUDÁN

NIGERIA

SUDÁN

DEL SUR

Fuente: Instituto Español de Estudios Estratégicos

La ausencia de infraestructuras y las dificultades del terreno hace que las rutas, aunque transcurren por zonas despobladas, confluyen en grandes nexos urbanos

Las rutas de los migrantes

Para la mayor parte de los migrantes irregulares, el viaje transcurre a lo largo de una serie de rutas que los llevan desde sus países de origen, pasando por países de tránsito hasta las zonas fronterizas con los países de destino, donde se producen los intentos de cruce.

TURQUÍA

ESPAÑA

IRÁN

IRAK

MARRUECOS

ALGERIA

ARABIA SAUDÍ

LIBIA

EGIPTO

MAURITANIA

NÍGER

MALI

CHAD

SUDÁN

NIGERIA

SUDÁN

DEL SUR

Fuente: Instituto Español de Estudios Estratégicos

La ausencia de infraestructuras y las dificultades del terreno

hace que las rutas, aunque transcurren por zonas despobladas, confluyen en grandes nexos urbanos

Las rutas de los migrantes

Para la mayor parte de los migrantes irregulares, el viaje transcurre por de una serie de rutas que los llevan desde sus países de origen, pasando por países de tránsito hasta las zonas fronterizas con los países de destino, donde se producen los intentos de cruce.

ESPAÑA

MARRUECOS

SUDÁN

SUDÁN

DEL SUR

Fuente: IEEE

La ausencia de infraestructuras y las dificultades del terreno

hace que las rutas, aunque transcurren por zonas despobladas, confluyen en grandes nexos urbanos

Las rutas de los migrantes

Para la mayor parte de los migrantes irregulares, el viaje transcurre por de una serie de rutas que los llevan desde sus países de origen, pasando por países de tránsito hasta las zonas fronterizas con los países de destino, donde se producen los intentos de cruce.

ESPAÑA

MARRUECOS

SUDÁN

SUDÁN

DEL SUR

Fuente: IEEE

La ausencia de infraestructuras y las dificultades del terreno

hace que las rutas, aunque transcurren por zonas despobladas, confluyen en grandes nexos urbanos

Todos ellos, según han relatado los supervivientes del CETI, antes del violento asalto llevaban semanas viviendo en Nador, en los campamentos del cercano monte Gurugú y en las poblaciones de alrededor como Jafeb, Hidou, Aït Chichar, Farjana, Segangane o Zelman.

De hecho, muchos de los selfis y fotos que ahora ilustran sus carteles de búsqueda están hechos en esas poblaciones y fueron enviados a sus familias como muestra orgullosa de que estaban ya a las puertas de Europa.

La espera en el monte Gurugú

Algunas de las localidades en las que esperan los migrantes

Jafeb

Melilla

ESPAÑA

Farjana

Aït Chichar

Zona del salto del 24 de junio

MONTE GURUGÚ

Provincia de Nador

Nador

MARRUECOS

Sagangane

La espera en el monte Gurugú

Algunas de las localidades en las que esperan los migrantes

Jafeb

Melilla

ESPAÑA

Farjana

Aït Chichar

Zona del salto del 24 de junio

MONTE GURUGÚ

Provincia de Nador

MARRUECOS

Nador

Sagangane

La espera en el monte Gurugú

Provincia de Nador

MARRUECOS

Algunas de las localidades en las que esperan los migrantes

Jafeb

Melilla

ESPAÑA

Farjana

Aït Chichar

Zona del salto del 24 de junio

MONTE GURUGÚ

Nador

Sagangane

La espera en el monte Gurugú

Provincia de Nador

MARRUECOS

Algunas de las localidades en las que esperan los migrantes

Jafeb

Melilla

ESPAÑA

Farjana

Aït Chichar

Zona del salto del 24 de junio

MONTE GURUGÚ

Nador

Sagangane

Todos y cada uno de los entrevistados por este periódico niegan haber seguido instrucciones de grupos organizados o de mafias, tal y como sostiene el Gobierno español. Afirman que decidieron entre ellos el momento del salto y la táctica ante la presión de las fuerzas marroquíes y sus continuas redadas en el Gurugú y otras localidades.

También niegan haber atravesado media África en manos de esas supuestas mafias de las que habla Interior. Es cierto, reconocen algunos, que hay viajes organizados, pero son minoritarios por lo caros que resultan. La inmensa mayoría de los involucrados en el salto del 'Black Friday', afirman, llegaron a la valla de Melilla por sus propios medios, recorriendo más de 5.000 kilómetros por las dos Sudán, Chad, Níger, Argelia y Marruecos.

Una vecina del Barrio Chino, en la provincia de Nador, fotografió a cientos de migrantes en pleno salto a la valla. EFE/Stringer

Algunos de ellos consiguieron saltar por encima del tejado del paso fronterizo y se dirigieron al Centro de Estancia Temporal

de inmigrantes (CETI). EFE/Paqui Sánchez

Una vecina del Barrio Chino, en la provincia de Nador y fronterizo con Melilla, fotografió a cientos de migrantes en pleno salto a la valla. EFE/Stringer

Algunos de ellos consiguieron saltar por encima del tejado del paso fronterizo y se dirigieron al Centro de Estancia Temporal de inmigrantes (CETI). EFE/Paqui Sánchez

Una vecina del Barrio Chino, en la provincia de Nador y fronterizo con Melilla, fotografió a cientos de migrantes en pleno salto a la valla. EFE/Stringer

Algunos de ellos consiguieron saltar por encima del tejado del paso fronterizo y se dirigieron al Centro de Estancia Temporal de inmigrantes (CETI). EFE/Paqui Sánchez

Una vecina del Barrio Chino, en la provincia de Nador y fronterizo con Melilla, fotografió a cientos de migrantes en pleno salto a la valla. EFE/Stringer

Algunos de ellos consiguieron saltar por encima del tejado del paso fronterizo y se dirigieron al Centro de Estancia Temporal de inmigrantes (CETI). EFE/Paqui Sánchez

El perfil de los desaparecidos, supervivientes y deportados es muy parecido. Hay más sudaneses que sudaneses del sur. Es difícil encontrar a un inmigrante que tenga más de 25 años y casi todos proceden de clases bajas o medias urbanas, pero con algún recurso, de ciudades como Yuba, Rumbek, Wau, y Malakal (en Sudán del Sur) y Jartum, Omdurman, Port Sudam y Kassala, (en Sudán).

La tragedia de la valla de Melilla, dos semanas después, no ha acabado. No solo no se sabe dónde están decenas de las personas que participaron en ese asalto. También se sigue desconociendo la magnitud real de los qué pasó el 24 de junio entre las 6.40 horas de la mañana, cuando una inmensa riada de inmigrantes comenzó a agruparse para ir a Barrio Chino, y las 10 horas cuando decenas de cuerpos yacían inertes a las puertas de Melilla.

La AMDH ha hecho un llamamiento desesperado en las últimas horas a los miles de subsaharianos que estuvieron en el 'Black Friday' para intentar hacer un listado de muertos y desaparecidos ante la negativa de Marruecos a mover un dedo para seguir el rastro de esos inmigrantes con rostros e historias. También en el CETI se están organizando para intentar elaborar una lista de la suerte que corrieron sus amigos ese 'Viernes Negro' a las puertas de Europa.