Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 16 de julio
Arroz de La Arrocería, en Perchel Beach Club.
Ruta por los arroces que no debes dejar de probar en Gran Canaria
De ruta

Ruta por los arroces que no debes dejar de probar en Gran Canaria

Con el verano a la vuelta de la esquina, este plato coge más relevancia si cabe en nuestra gastronomía

Vanesa Delgado y José Luis Reina

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 8 de mayo 2023, 12:44

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Paellas, melosos, secos, caldosos, negros y un sinfín de opciones que hacen las delicias de tantos paladares que se rinden a un buen arroz. De carne, pescado o marisco, por supuesto, acaso de verduras para los que quieran algo más suave, en esta elaboración cada maestrillo tiene su librillo, aunque es fundamental que el punto sea el adecuado, que el arroz sea de calidad y no le sobre ni le falte sal. A partir de ahí, será el elaborador el que ofrezca y el comensal el que demande, según gustos y preferencias. Y en Gran Canaria, para fortuna de todos, las opciones son muy interesantes.

En la capital grancanaria, por ejemplo, la oferta es generosa. Desde el emblemático El Arrosar, en el entorno de Las Canteras y fundado por Rafael Pulido en 1988, cuenta con más de catorce referencias en arroces y fideuá, convirtiéndolo en todo un símbolo gastronómico de la ciudad, con la garantía del buen producto siempre presente. También en el entorno de la playa, encontramos otros dos lugares que poca presentación necesitan: El Camino al Jamonal, en La Puntilla, y La Lonja, en la calle Galileo. No son pocas las personas que peregrinan al Jamonal a por su dosis de arroz meloso de churrasco de res al horno, por ejemplo, de excelente materia prima y ejecución, este «arroz al cuadrado» es puro placer.

Arroces de El Arrosar, La Lonja y Mestizo.
Imagen principal - Arroces de El Arrosar, La Lonja y Mestizo.
Imagen secundaria 1 - Arroces de El Arrosar, La Lonja y Mestizo.
Imagen secundaria 2 - Arroces de El Arrosar, La Lonja y Mestizo.

Por su parte, La Lonja lleva más de una década haciendo disfrutar a su clientela con mariscos y arroces de nivel con una ajustadísima relación calidad-precio. Es imperdonable no pedir alguno de sus caldosos, con el de bogavante y el de marisco como emblemas y con el de langosta como un fuera de carta excepcional. Una pequeña tasca que es garantía.

Arroz del Camino al Jamonal.

Donde tampoco lo hacen nada mal, desde luego, es en otro de los grandes clásicos de la capital: Gambrinus. De generosa carta y con una bodega más que solvente, este restaurante es sinónimo de calidad, servicio de sala y buena ejecución en cocina. Por algo llevará tantos años en primera línea de acción, sin bajar el ritmo y sin dejar de llenar la terraza y la sala. Ahí, los caldosos con marisco y pescado y el caldoso con bogavante no fallan.

Ya en la zona de Triana, el Mestizo Arroz & Brasas ha conseguido hacerse un hueco en su poco tiempo de vida, acaparando buenas opiniones en una de sus especialidades. Con más de diez variedades, en Mestizo el comensal puede disfrutar desde un meloso de carabineros hasta una paella de bogavante y zamburiñas, pasando por un arroz de cochinillo y sobrasada mallorquina o uno negro de langostinos y chipirones.

Seguimos en la capital y nos vamos hasta el Karbon Kale. No hace ni un año que este local abrió sus puertas y, desde entonces, no ha hecho más que sorprender al comensal. Su privilegiada ubicación, en Las Palmeras Golf, logran que mientras se disfruta de su cocina ejecutada desde las más auténticas brasas, la vista sobre el campo de golf, su cómodo acceso con aparcamiento y, sin salir de la ciudad, hacen que se haya convertido en un auténtico lugar de encuentro para familias, grupos de amigos, almuerzos o cenas de empresas y románticas cenas para dos.

Arroz de Rías Bajas.

Toda su cocina a la brasa revoluciona el sabor y la potencia del producto, pero sus arroces, merecen especial mención. Especial mención merece su arroz con chuletón. Por supuesto que cocinado a la brasa. Sencillamente espectacular.

En El Majuga, la sorprendente creatividad del chef Braulio Rodríguez, hace que con cualquier plato que sale de su cocina, el comensal emprenda un viaje deleitable. Si además se trata de sus arroces, la parada es obligatoria. Vieiras, choquito y pato confitado o meloso de queso, setas e hígado de pato, entre otros. Arroces sublimes con ingredientes sorprendentes que se convertirán en un punto y aparte para el comensal.

En Rías Bajas, tratándose de un clásico como éste que, además, arranca una nueva temporada con todo el esplendor de siempre, como ya hemos contado en este periódico recientemente, sus arroces, fieles a la tradición, los bordan como pocos. Pescado o marisco de calidad incuestionable, caldosos o secos, según paladares y a disfrutar de un plato emblemático de la cocina española, en su versión más auténtica.

Arroces de El Caldero, El Senador y Majuga.
Imagen principal - Arroces de El Caldero, El Senador y Majuga.
Imagen secundaria 1 - Arroces de El Caldero, El Senador y Majuga.
Imagen secundaria 2 - Arroces de El Caldero, El Senador y Majuga.

La última parada en la capital nos lleva a Barracuda. Nos encanta este local y no solo por su ambiente y su encantadora sala o sus vistas sobre el muelle deportivo de Las Palmas de Gran Canaria, sino porque, además, hemos descubierto sus arroces de autor a la brasa (arroces de Molino Roca) llenos de productos de mar y de la tierra, como ellos mismos nos cuentan. No se deberían perder ninguno de su carta, pero, mención especial, el arroz meloso de pulpo.

Ya poniendo rumbo al sur de Gran Canaria, La Arrocería, en Perchel Beach Club, es el lugar para disfrutar tanto de un día completo, frente al mar y con opciones divertidas y relajantes para toda la familia, como simplemente ir a probar un gran arroz, ejecutado desde la más tradicional cocina mediterránea, sin perder de vista en los ingredientes principales, los productos locales respetando su temporada. Su arroz negro con alioli de azafrán, merece más de una visita.

Arroz de Karbon Kale.

Seguimos en el sur para ir a otro de los clásicos: El Senador. Un habitual en nuestras listas, pero en esta, precisamente, no podían faltar sus arroces, sobre todo en los que en materia de caldosos se trata. Cocción perfecta, ejecutado en un caldo extraordinario en potencia y sabor. Si además le sumamos la playa de Maspalomas como enclave, sumará sin duda la agradable experiencia exponencialmente, para el gusto y la vista.

No muy lejos, desde que originariamente se encontraba este local en Mogán y hasta hoy, en Meloneras, muchos son los peregrinos que se acercan hasta El Caldero para disfrutar de sus siempre exquisitos arroces. Todos perfectamente ejecutados, desplegando todo el intenso sabor de sus ingredientes y con variedades para complacer un universo entero de gustos.

Arroz de La Barracuda.

Por último, y si prefiere disfrutar de una buena selección de arroces sin salir de casa, lo mejor es avisar a dos de los mejores arroceros de Gran Canaria, los hermanos De Ramón. Su empresa 'Dilo con arroz' se encarga de elaborarlos a domicilio y se adaptan perfectamente al número de comensales. El resultado, además, es espléndido.

Los hermanos De Ramón.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios