Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 20 de abril
Las claves de las elecciones en datos: radiografía de un país al borde del bloqueo

Las claves de las elecciones en datos: radiografía de un país al borde del bloqueo

El PP no extrapola los resultados del 28-M, el PSC resucita, Vox cae en escaños pero no tanto en votos y Díaz solo suma en las grandes ciudades

Martes, 25 de julio 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las elecciones generales celebradas el domingo pintaron de azul el mapa de España por autonomías con la excepción de Cataluña, Navarra, País Vasco y Extremadura. Con más de ocho millones de votos y el 33,05% de los sufragios el PP fue la fuerza más votada, seguido del PSOE con un 31,7%, Vox con un 12,4% y Sumar con un 12,3%. El partido liderado por Alberto Núñez Feijóo no solo ha logrado mejorar sus resultados en más de tres millones, sino que también ha experimentado un incremento 47 diputados frente a la anterior legislatura. Sin embargo, la suma con Vox no es suficiente para alcanzar la cifra mágica de 176 escaños que otorga la mayoría para formar gobierno.

En cifras absolutas, el equilibrio entre los bloques de izquierda y derecha no ha variado demasiado al de las generales de 2019. Sin embargo, el voto por territorios ha cambiado. ¿En qué provincias ha resistido el PSOE? ¿Cómo se ha repartido el apoyo al PP? ¿Influye la tasa de población inmigrante en el voto de Vox? ¿Y la población femenina en el de Sumar? Repasamos en diez gráficos las conclusiones más significativas que han dejado los comicios según los datos cruzados de varios organismos.

  1. 1

    La ola azul que se quedó en 'olita'

Pese al impulso de las elecciones autonómicas y municipales de mayo, el espacio en el centro que dejó Ciudadanos, la debilidad de Vox por el 'voto útil' y la movilización del electorado de derechas para derogar el 'sanchismo', el PP no ha crecido por igual en todos los territorios. Sí lo ha hecho, con fuerza, en Cantabria, donde crece un 16,2% respecto al 10-N a costa, en parte, de los votantes huérfanos que dejó el Partido Regionalista de Cantabria (que no se presentó a las generales tras la debacle de mayo) seguido de Málaga y Cádiz (16,8%), Huelva (16,7%) y Madrid (15,6%). También se refuerza en la tierra natal de Núñez Feijóo, donde los populares han mejorado sus resultados en 12 puntos porcentuales frente a las últimas generales.

Como primera fuerza por provincias, los populares se han impuesto con mayor contundencia que los socialistas. Los primeros lo han conseguido con un 39,9% de los apoyos, de media. En Lugo, Ourense y Melilla lo han conseguido con casi la mitad de los sufragios y en el otro extremo, Valencia, con un 33,7%.

Por el contrario, el PSOE ha necesitado, de media, el 32,9% de los votos para imponerse en las diez provincias donde ha ganado. En Cáceres y Badajoz ha necesitado casi el 39% de los apoyos.

  1. 2

    El PSC retoma el testigo de Chacón

Quince años después de su última victoria en unas generales, el PSC ha vuelto a ser la fuerza más votada con 19 escaños. No lo hacía desde 2008, cuando Carme Chacón (que falleció de un infarto en 2017) alcanzó los 25 diputados. Cataluña aporta 48 representantes al Congreso (32 por Barcelona, seis por Girona, seis por Tarragona y cuatro por Lleida) al Congreso. En esta comunidad el PSC ha sido el partido más votado con 19 diputados y un 34,49% de los votos y ha mejorado un 14% su resultado respecto a las anteriores generales.

En concreto, la provincia donde más sube el partido socialista respecto al 10-N ha sido Lleida. Esta subida se ha producido a costa de ERC, que ha dejado de ser primera fuerza en Girona, Lleida y Tarragona. La formación de Oriol Junqueras se ha despeñado hasta el tercer puesto (pierde seis de trece escaños) y le ha superado en votos Sumar.

  1. 3

    Vox y la variable inmigrante

Aunque el partido de ultraderecha ha perdido un tercio de sus escaños, al pasar de 52 a 33, este es el resultado del sistema electoral y no tanto de sus votantes ya que solo ha perdido el 20% de sus apoyos. O lo que es lo mismo, los partidarios de Abascal continúan siendo uno de cada ocho españoles.

Vox fue más competitivo en provincias pequeñas, de cuatro o menos diputados. En votos, Vox ha retrocedido donde era más fuerte: Murcia, Huelva, Cádiz, Almería y Málaga. Por el contrario, sube en las cuatro provincias catalanas, las tres vascas y Teruel.

Sí hay una correlación en el aumento de votos del partido de Abascal respecto a 2019 y la población inmigrante. En concreto en tres de las cuatro provincias catalanas -con una población inmigrante del 17% en Tarragona, del 18,5% en Lleida y del 20,3% en Girona- Vox sube en votos en torno a un 20%, de media, pero no consigue ningún escaño.

En el lado contrario, sí obtiene representación en Almería, Alicante y Baleares, provincias con una población inmigrante que supera el 19%, pese a haber experimentado una caída de votos. Como curiosidad, Santa Cruz de Tenerife es el único municipio de España donde Vox no se presentó a las elecciones.

  1. 4

    Sumar: a más mujeres, mayor representación

Sumar también se ha visto perjudicado por la Ley d'hondt. La formación liderada por Yolanda Díaz ha visto cómo más de 590.000 papeletas han quedado en papel mojado para obtener un representante por la circunscripción por la que se presentaban. Esto representa el 20% de los sufragios que ha recibido la coalición.

La clave ha estado en aquellos territorios donde el porcentaje de mujeres sobre la población es mayor. Es allí donde este partido obtiene mayor representación. Los feudos de Sumar han estado en las grandes ciudades, donde se alza como tercera fuerza en Madrid, Valencia o Sevilla; segunda en Barcelona y cuarta en Zaragoza a solo 218 votos de Vox. Como excepción, la coalición de izquierdas ha dado la sorpresa en dos municipios de la comunidad de Madrid, Bustarviejo y Torremocha de Jarama.

  1. 5

    Más cerca del 10-N que del 28-M

La voluntad de las urnas arroja, de momento, un resultado de bloqueo político. Los españoles, en su conjunto, han votado de manera muy parecida a como lo hicieron hace cuatro años y el PP no ha conseguido extrapolar a los asientos de la Cámara baja los resultados que obtuvo en las autonómicas del 28-M.

Los populares se han impuesto con firmeza en Huelva, Segovia, Albacete o Jaén. Sin embargo, las características del sistema electoral vuelve a hacer de las suyas y los partidos nacionalistas e independentistas, que obtienen más de 20 escaños en País Vasco y Cataluña, pueden sumar al bloque de izquierdas que encabeza Pedro Sánchez pero no al de derechas, liderado por Feijóo.

  1. 6

    Un ojo en el voto CERA

Por primera vez desde 2011 el voto exterior en España no es rogado y se prevé que sea mayor que en 2019. A partir del viernes se procederá al recuento del voto CERA, y según los datos oficiales del escrutinio, en Girona el partido de Feijóo se ha quedado a 363 votos de arrebatarle el último escaño a Junts per Catalunya, mientras que en Cantabria, el PP se ha dejado por el camino 428 papeletas que han ido a parar a Vox. Incluso en Madrid, los populares podrían quitarle un diputado al PSOE si consiguiese 1.738 votos más que los socialistas.

  1. 7

    La España vaciada, sin asientos

Al margen de Cantabria, donde el Partido Regionalista Cántabro (PRC) decidió no presentarse a las generales tras la debacle de las autonómicas y su espacio ha sido ocupado por PP y PSOE -que han logrado dos escaños cada uno, mientras que el quinto ha ido a parar a Vox- los partidos que tienen por bandera la lucha contra la despoblación no logran representación en ninguna de las diez provincias donde se presentaban.

Es el caso de Teruel, donde Teruel Existe se ha quedado sin banquillo en el Congreso. La formación bajo la marca Aragón-Teruel Existe, ha logrado 11.133 votos, es decir, 14,95% del total de los votos emitidos en la provincia.

Por primera vez en unas generales han concurrido otras plataformas de la Federación de la España Vaciada. Todas se han quedado sin representación al no aglutinar los apoyos necesarios en ninguna de las nueve provincias donde habían concurrido: Salamanca, Palencia, León, Valladolid, Burgos, Asturias, Soria, Zaragoza y Huesca.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios