Loiodice, en el momento de caer ante Chavarría./cober

Loiodice, en el momento de caer ante Chavarría. / cober

La UD, entre la falta de gol y el VAR

El equipo tuvo buenas ocasiones, aunque Valles intervino de manera salvadora. El árbitro anuló un penalti pitado tras consultar el monitor

PEDRO GARCÍA Las Palmas de Gran Canaria

La UD Las Palmas fue mejor que el Real Zaragoza, pero arrancó la Liga con un empate sin goles. La palanca del gol no se activó. El equipo tiene maneras, pero como es lógico necesita algunos ajustes. El entrenador barcelonés despejó las incógnitas que se habían generado sobre la primera alineación de la temporada. En la defensa, Álex Suárez jugó como lateral derecho, siendo la pareja de centrales la formada por Eric Curbelo y Sidnei, que debutaba con la camiseta amarilla en partido oficial al igual que Álvaro Jiménez y Marc Cardona, dos de los últimos fichajes. Vitolo no jugó. Estuvo en el banco de suplentes, pero no se arriesgó con él.

El patrón de juego del equipo maño incomodó a los amarillos, con más posesión de pelota en la primera parte, pero sin encontrar la conexión entre Jonathan Viera y los jugadores más avanzados. Al cuarto de hora llegó el primer tiro a puerta de Marc Cardona, que detuvo bien Álvarez. El examarillo Narváez le sacó la primera amarilla de la noche a Sidnei, El delantero colombiano creaba peligro con sus carreras aprovechando que la zaga canaria jugaba adelantada.

El fútbol que tiene Viera en la cabeza es imprevisible. Un sutil chut colocado del capitán amarillo lo desvió a córner el meta zaragocista (min.26). Las Palmas dominaba y era merecedor del primer gol porque su fútbol empezaba a superar al equipo dirigido por Juan Carlos Carcedo.

Al intermedio se fueron los dos equipos sin estrenar el marcador. Eso sí, Las Palmas mandó sobre el césped del Gran Canaria, pero en el remate debía mejorar para comenzar la temporada con una victoria.

Penalti anulado por el VAR

El árbitro consulta el VAR. / COBER

En la segunda parte, Pimienta no tardó en hacer modificaciones. La primera, poner a Saúl Coco en la defensa en detrimento del amonestado Sidnei. El Zaragoza jugaba a la contra y había que protegerse las espaldas.

Bajo palos salvó Las Palmas el primer disparo del Zaragoza en toda la noche (min. 60). El lateral Gámez aprovechó el espacio por su banda y sorprendió a la zaga amarilla. Se estrechaban los espacios y el juego creativo dependía de Jonahtan Viera, muy vigilado siempre por el visitante Jaume. El partido se convirtió en un ida y vuelta peligroso, con desajustes. Marc Cardona provocó la estirada de Cristian Álvarez y dos ataques después fue Álvaro Valles el que envió a córner un gran remate de Narváez. La pelota se fue a la otra área y Viera hizo trabajar otra vez al guardameta del Zaragoza, que despejó con apuros. Ahora cualquiera podía marcar. Era el momento para que la afición interviniera en el partido con su apoyo.

En el minuto 75 un derribo de Chavarría sobre Loiodice fue sancionado con penalti. Cuando Viera ya tenía el balón colocado para lanzar, el árbitro andaluz Milla Alvendiz rectificó a instancias del VAR y anuló la jugada. Las Palmas con más intención que acierto lo intentó de todas las maneras. En el alargue, la gran parada de Álvarez al zapatazo de Curbelo evitó el triunfo amarillo

Vídeo.

.