Jorge Vilda, durante su conferencia de prensa en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. / Foto: efe | Vídeo: EP

Conflicto

Las capitanas Jenni Hermoso e Irene Paredes, también fuera de la selección

Jorge Vilda no convoca a las 15 rebeldes, a la lesionada Alexia Putellas, ni a dos futbolistas de enorme relevancia que no renuncian a España pero están en su contra

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZ Madrid

Además de las 15 jugadoras internacionales que han rechazado ser convocadas para la selección española y, como estaba anunciado, no fueron llamadas este viernes por Jorge Vilda, también se han quedado fuera dos de las capitanas, Jenni Hermoso e Irene Paredes, que aunque no han renunciado al equipo nacional sí apoyan las reivindicaciones de sus compañeras. El seleccionador ha decidido prescindir de las 15 rebeldes, de la lesionada Alexia Putellas, que también se posicionó públicamente en contra de Vilda, y de dos futbolistas de enorme relevancia en la selección que, aunque no firmaron los polémicos correos enviados a la Federación Española de Fútbol (FEF), reclaman ímplicitamente la marcha del técnico madrileño, que no se ha planteado dimitir.

El terremoto que ha sacudido el fútbol femenino ha alcanzado también de pleno a Jenni Hermoso e Irene Paredes después de que la máxima goleadora histórica de la selección esté de acuerdo con las disidentes, «aunque no con las formas», y de que la primera capitana de España fuera una de las cabezas visibles del llamado motín de Las Rozas. La ausencia del grupo de díscolas en la convocatoria para los próximos amistosos contra Suecia y Estados Unidos estaba cantada, pero hasta este viernes era una incógnita la reacción de Vilda ante Hermoso y Paredes. «Las 23 que han venido son las que se lo merecen», zanjó el seleccionador cuando se le preguntó por la delantera del Pachuca y la defensa del Barça.

A menos de diez meses para el Mundial 2023, ninguna de las 18 señaladas cuenta ya para el seleccionador, que ha debido elaborar una convocatoria revolucionaria que significa un paso atrás para España como consecuencia de la revuelta de una mayoría de futbolistas contra Vilda, que no desean representar a España «mientras no se revierta la situación». Las jugadoras estiman que la continuidad del técnico «está afectando de forma importante» a su «estado emocional» y, por tanto, a su «salud mental». «En las concentraciones tiene que haber un orden y una disciplina, pero las jugadoras tienen sus días y tardes libres y hay profesionales en la FEF para que sean ayudadas y entendidas», respondió Vilda para defenderse de las futbolistas que le acusan de ejercer un excesivo control sobre ellas.

«Ridículo mundial»

Para el técnico de la selección, respaldado de momento totalmente por la FEF, ya no hay marcha atrás en el conflicto que Vilda califica como «un ridículo a nivel mundial». Ni aunque las futbolistas pidieran perdón. «No me planteo hipótesis. La solución para mí son las 23 convocadas», aseguró quien después de garantizar que respondería a todas las preguntas se negó a contestar muchas de las que se le formularon sobre las ausentes. «Yo tengo que convocar a jugadoras que estén al 100% comprometidas con esta selección», insistió quien sin embargo considera que «las jugadoras (rebeldes) tienen que reflexionar y dar un paso adelante». «A mí ninguna me ha dicho personalmente que quiere mi dimisión», desveló.

«Se ha lanzado la piedra y se ha escondido la mano, y hay que ser valientes», reclamó Vilda, después de que las jugadoras díscolas no hayan aclarado públicamente las verdaderas razones de su guerra con el seleccionador. «Por la falta de claridad en el mensaje, se han deslizado ciertas dudas y se ha abierto a que haya algo extradeportivo. Todo lo que se ha montado no tiene sentido. Reto a cualquiera de las jugadoras a las que he entrenado en mi carrera, a que si hay algo que no haya sido un trato exquisito, que salga y diga que no habido respeto o alguna tacha en mi comportamiento», espetó. También reclamó «máximo respeto» para las 23 convocadas, para que las internacionales que quieren defender a España «no sufran presiones para que no vengan a la selección».

Diez del Madrid y solo una del Barça, tras caerse Paralluelo y Sheila García

EEn la convocatoria más polémica de la historia del fútbol femenino figuran hasta diez jugadoras del Real Madrid, que recomendó a sus internacionales desmarcarse del enfrentamiento contra Vilda y la FEF, y solo una del Barcelona. A última hora de la tarde de este viernes se cayó de la lista a causa de unas molestias musculares la delantera azulgrana Salma Paralluelo, además de la jugadora del Atlético Sheila García, también por lesión. Andrea Sánchez Falcón, futbolista del América mexicano, sustituyó a Salma Paralluelo y la defensa madridista Lucía Rodríguez a Sheila García.

Media hora antes de que el seleccionador hiciese pública su lista, el Barça anunció que Salma Paralluelo sufría unas «molestias en el muslo derecho», pero Vilda puso en duda el estado físico de la joven jugadora y optó por convocar a la atacante azulgrana que ya se perdió la Eurocopa por lesión. «Si se confirma esa lesión irá por todos los conductos oficiales de la selección. Si los doctores creen que es oportuno, regresará a su club», anunció el seleccionador en alusión a una de las grandes promesas del fútbol español, que finalmente debió ceder su plaza. Hasta ocho futbolistas del Barcelona rechazan a Vilda, ya que a las seis jugadoras que firmaron la carta de renuncia trasladada a la FEF se han sumado Putellas y Paredes, por lo que será el Real Madrid el club más representado el día 7 en Córdoba contra Suecia y el 11 en Pamplona frente a Estados Unidos. Con respecto a las 23 internacionales que acudieron a la Eurocopa de Inglaterra en la que España cayó en cuartos de final ante la anfitriona, solo repiten siete futbolistas en la convocatoria facilitada ayer.

Las 23 convocadas:

Porteras: Misa Rodríguez (Real Madrid), Mariasun Quiñones (Athletic) y Enith Salon (Valencia).

Defensas: Lucía Rodríguez (Real Madrid), Oihane Hernández (Athletic), Ivana Andrés (Real Madrid), Ana Tejada (Real Sociedad), Rocío Gálvez (Real Madrid), María Méndez (Levante), Olga Carmona (Real Madrid) y Nuria Rábano (Barcelona).

Centrocampistas: Teresa Abelleira (Real Madrid), Anna Torrodà (Valencia), Maitane López (Atlético), Maite Oroz (Real Madrid), Irene Guerrero (Atlético) y Claudia Zornoza (Real Madrid).

Delanteras: Marta Cardona (Atlético), Ane Azcona (Athletic), Esther González (Real Madrid), Alba Redondo (Levante), Athenea del Castillo (Real Madrid) y Andrea Falcón (América de México).