Detalle de la tortuga que fue recuperada en la línea 12 de Guaguas Municipales. / C7

La tortuga que viajó en la 12

Una mujer recupera el animal que se dejó olvidado en la guagua y al que los conductores mantuvieron con agua y chopped

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

En Guaguas Municipales fue registrada con el número 5-1355. Este apunte ha pasado ya a la historia de la compañía municipal de transporte: se trata del primer animal que llega a su departamento de objetos perdidos de la empresa pública. Tal honor correspondió a una tortuga, que ha sido ya devuelta a su dueña.

La tortuga fue olvidada en la línea 12. Su propietaria se despistó y se quedó atrás. El quelonio hizo el resto del viaje hasta que el conductor lo dejó en la estación de la plaza de Manuel Becerra.

Allí pasó la noche. Los trabajadores de Guaguas Municipales le dieron agua y cachitos de chopped, pero el animal no presentaba mucho apetito.

Entrega el viernes

Este viernes, a primera hora, entraba en Guaguas Municipales una llamada de teléfono que preguntaba por la tortuga. Era la de su dueña, que la recogió finalmente y se la llevó a su casa.

«Nos dijo que la iba a llevar a que la vieran porque se trata de un macho que no quiere comer desde que se murió su compañera», detallaron fuentes de la empresa, «es el primer animal que acaba en la oficina de objetos perdidos de Guaguas Municipales».

La compañía se informó para saber qué tenía que hacer con el animal ya que si se hubiera tratado de una especie protegida o invasora, hubiera sido entregada a las autoridades.

Doce objetos al día

Hasta la sala de objetos perdidos de Guaguas suelen llegar infinidad de objetos, algunos tan curiosos como dentaduras postizas y otros más previsibles, como carteras y títulos de viaje.

Desde las oficinas del Sebadal también se informa de que la estacionalidad se nota mucho: en verano suelen dejarse olvidadas neveras de playa y sombrillas; mientras que en invierno predomina el material escolar

Aunque la oficina no tiene un registro contable de la cantidad de objetos que se recogen cada día de las guaguas que prestan servicio en la ciudad, se calcula que cada día se deposita una media de doce.

Quince días para reclamarlos

Los objetos que son guardados a la espera de que sean reclamados por sus propietarios se mantienen quince días en las dependencias de la compañía municipal de transporte.

Luego, en función del tipo que sea, se procede de una u otra manera. Así, la ropa y lo que pueda ser reutilizable normalmente se dona a Cáritas; los productos alimenticios se tiran; y los dispositivos electrónicos se entregan a la Policía.