Imagen de la palmera caída este lunes en Franchy Roca. / c7

La palmera de Franchy Roca se cayó debido a un golpe de calor

El Ayuntamiento asegura que la última revisión del ejemplar que se precipitó este lunes fue el 10 de julio. Una semana antes cayó otra en Bravo Murillo

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

La palmera que este lunes festivo cayó en la calle Franchy Roca de Las Palmas de Gran Canaria sufrió una «oscilación térmica» o «golpe de calor», según informan fuentes del Ayuntamiento capitalino, que señalan como causa «las altas temperaturas sufridas en los últimos días en la isla, según la Dirección General de Seguridad y Emergencias» del Gobierno de Canarias.

Las mismas fuentes municipales apuntan que estas elevadas temperaturas registradas son un factor que «endurece y deshidrata las fibras del tronco» o estípite de la palmera y «las convierte en menos flexibles, aumentando así el riesgo de caída».

Asimismo, se apunta que «el Ayuntamiento había realizado todas las labores e inspecciones correspondientes, según las buenas prácticas culturales de jardinería», y que las «últimas podas y revisiones» del ejemplar que se precipitó afectando a tres vehículos que se encontraban estacionados en la céntrica calle capitalina, se realizaron «el 10 de febrero de 2021 y el 10 de julio de 2021».

Hay que recordar que justo una semana antes, el 9 de agosto, se registró un incidente similar en la calle Bravo Murillo, delante del Hotel Parque, que obligó a cerrar un carril de la transitada vía para proceder a su retirada.

En esa ocasión, confirman desde el Consistorio, la caída estuvo motivada «por un hongo», en concreto «la Thielaviopsis paradoxa en la base del estípite». Las fuentes municipales señalan que «no hay forma de detectarlo de manera precoz» y que «se suele descubrir cuando está ya muy avanzado». En cualquier caso, indican, que «se llevó en su momento una muestra al laboratorio Agroalimentario y Fitopatológico del Cabildo para confirmarlo».

El tercer incidente que se produce en menos de un mes en la ciudad

Cabe recordar que a los ejemplares caídos este lunes 16 en Franchy Roca y justo una semana antes en Bravo Murillo se suma el que se precipitó el 22 de julio en la zona del Intercambiador de Santa Catalina. En esa ocasión el ejemplar retirado fue una palmera del género Phoenix spp. que se había partido por el estípite a 1,5 metros bajo su cabeza, a causa de los fuertes vientos registrados ese día en la capital grancanaria, que fueron de 69 Km/h según la Aemet. La valoración realizada por los servicios municipales constató que en el lugar de la rotura no se encontró ninguna oquedad ni podredumbre y que el tejido vascular estaba en perfecto estado. La última revisión y poda de esa palmera se realizó el 15 de abril de 2021.