Canarias7
D. O. / Las Palmas de Gran Canaria

Carlos Alonso retrocede y el PSOE crece en Tenerife

La fotografía que deja el sondeo de Técnicos en Socioanálisis en el Cabildo de Tenerife ofrece un paso atrás de Carlos Alonso y Coalición Canaria. El líder nacionalista podría dejarse en el camino hasta dos consejeros, y estará de nuevo obligado a buscar alianzas con otros partidos si se quiere perpetuar al frente de la corporación.

La caída de Alonso contrasta con el aumento del partido Socialista que crecería en 10.000 votos. Así las cosas, la foto final podría acabar en un empate a ocho diputados, con lo que si firmaran de nuevo una alianza estrategia sumarían una mayoría absoluta.

En concreto, la investigación electoral de TSA señala que Coalición se dejaría casi cuatro puntos porcentuales. Pasaría del 29,2% al 25,8%, o lo que en votos sería caer de 108.621 a 101.348. Un descenso que podría robarle uno o dos diputados en relación a los diez que sumó hace tres años.

Eso contrasta con el auge del PSOE, siguiendo la tendencia al alza que los progresistas han ido obteniendo en los últimos meses. El Partido Socialista pasará de 78.036 a 88.385, un punto y medio porcentual. Ese leve ascenso serviría a los progresistas para mantener los siete consejeros que tienen en la actualidad o, incluso, ganar uno más.

El pacto entre Coalición Canaria y el Partido Socialista se mantiene después de las fricciones que ambos partidos vivieron, con la interrupción en diciembre de 2016 del acuerdo en el Gobierno de Canarias. Alonso y Aurelio Abreu continuaron gobernando juntos en la isla.

En Tenerife, no obstante, se repetirá lo que ha ido sucediendo en todas las islas y municipios, y es que el Partido Popular perdería espacio en el salón de plenos. Un hueco político que tomaría para sí Ciudadanos.

El PP pasará de siete consejeros a cinco con una bajada de dos puntos porcentuales. Los conservadores caen hasta los 67.565 votos. Eso vuelve a representar buenas noticias para la formación naranja, que duplicarán los votos que consiguieron en 2015 hasta obtener 40.460 votos. Esto haría que su presencia en el salón de plenos del Cabildo de Tenerife ascendiera del consejero que consiguió hace tres años y logrará tener tres representantes en la principal administración de la isla.